Seleccionar página

En tu trabajo de todos los días, si eres estudiante de negocios, o en tu vida personal a menudo escuchas hablar sobre estrategia de marketing explicadas como el acto de “tener redes sociales”, “tener una marca en línea” o “anunciar mucho”.

Estas explicaciones suelen ser el resultado de una mala interpretación por parte del común de las personas, si bien pueden ser parte de un plan, simplifican enormemente los conceptos más profundos y complejos detrás de una estrategia de marketing verdaderamente efectiva.

Para explicar y ayudar a otros a comprender el marketing, hoy compartiremos sus diferencias, relacionándolas con la publicidad y el branding, para que puedas aplicar personalmente cada uno de estos conceptos. Así es como se verían estas tres ideas, si el objeto de estudio fueras tú mismo.

Estrategia de marketing: Cómo te ves

El marketing es la imagen que intentas presentar a los demás. Comienza con la forma en que te vistes, los colores y patrones que eliges y cómo te arreglas. Todos tenemos una estrategia para esto, sí, nos referimos a todos, incluido aquel primo lejano que invierte su día leyendo tebeos y que rara vez se ducha y usa la misma camiseta del Señor de los Anillos que le regalaste cuando iba a la universidad.

Incluso no tener una estrategia para su apariencia personal es una estrategia en sí misma.

Eliges tu imagen para retratarte como profesional de negocios, rocker, punk, nerd, etc., y al hacerlo estás diciendo a los demás, a través del lenguaje de tu apariencia, cuál es tu carácter, atributos adorables y, al final, el valor que ofreces a los demás.

No es divertido admitir que las apariencias son tan importantes como lo son, pero seamos honestos, las primeras impresiones son impulsadas por la apariencia. Las impresiones pueden evolucionar y moldearse más tarde, pero, como todos sabemos, requieren tiempo y esfuerzo para cambiar, por lo que hacemos todo lo posible para ponerlo al frente.

Para una empresa, una estrategia de marketing considera cómo desea que los demás perciban su empresa. Debe transmitir la visión y los valores del negocio y expresarlos de una manera que el público reconocerá y asociará con su empresa.

La forma en que “vista” su empresa determinará la eficacia con que los consumidores aceptarán su mensaje e imagen.

La publicidad es la forma de actuar en público

Si una estrategia de marketing habla sobre cómo te ves a tí mismo, la publicidad describe tus acciones.

Cómo te comportas, dónde pasas el rato y lo que dices son tan importantes como tu aspecto. Todo esto debe ser considerado dentro de tu estrategia de marketing para asegurar que tu imagen y acciones puedan ser vistas como consistentes.

Por ejemplo, imagina que usas una camiseta del Barça y te tauaste en el brazo “Amo a Cristiano”, pero durante el mundial de fútbol, animas a Inglaterra y celebras sus victorias. Confundirás (y probablemente enfurecerás) a todos tus amigos y probablemente te exilien de los futuros juegos del domingo.

Tu estrategia vinculada a la publicidad comercial debe ser la misma. Si lo ejecutas en los lugares incorrectos, con el mensaje y el tono incorrectos, en el momento equivocado o para la audiencia equivocada, finalmente confundirás a los consumidores y podrían rechazarte.

Branding: Cómo te ven los demás

Mientras que el marketing es la forma en que desea que los demás lo vean, la marca es la forma en que realmente lo hacen.

Tu estrategia de marketing debe evaluar y considerar tu marca personal. Si tienes una marca fuerte, puedes dedicar más tiempo a desarrollarla. Sin embargo, si tienes problemas de reputación, debes concentrarte en reconstruir o cambiar las percepciones.

Como ejemplo, si tu red profesional cree que eres todo un fraude o un simple vago, entonces requerirá algo más que vestirte profesionalmente y dominar su perfil de LinkedIn para cambiar esta percepción.

Del mismo modo, desde el punto de vista comercial, comprender cómo perciben los consumidores a tu empresa es crucial para la forma en que decidas ejecutar una estrategia de marketing y publicidad.

Ahora, entiendo que claramente tres conceptos complejos sobre estrategia de marketing pudieron haber sido severamente simplificados, que es exactamente lo que criticamos al principio. Sin embargo, encontrarás que aplicar estos conceptos a nosotros mismos crea una forma efectiva y simple de explicar cómo cada concepto puede y debe aplicarse a tu negocio.

¿Qué otros métodos o analogías usas para simplificar y explicar las diferencias entre los conceptos de marketing?

 

Máster en Marketing Estratégico