Durante los últimos años, los avances en la ciencia y la tecnología nos han permitido estudiar, detectar y conocer los diferentes tipos de alergias alimentarias, lo que ha sido de gran beneficio para todos. En este artículo te explicaremos cuáles son las causas, los síntomas y el tratamiento a seguir cuando se tiene una reacción al ingerir algún alimento.

¿Qué es la alergia alimentaria?

Lo primero que es necesario explicar es qué es la alergia alimentaria. Se trata de una reacción alérgica, la cual consiste en que nuestro organismo detecta como nociva una sustancia. Con regularidad se trata de algún tipo de proteína, a la cual denominamos como alergeno, a pesar de que no lo es. 

No obstante, se le denomina de este modo en el paciente, puesto que al tener contacto con este alimento. Su cuerpo tiene una respuesta inmunológica exagerada, afectando de esta manera algunas partes de su anatomía.  

No hay una edad exacta para que tu cuerpo empiece a detectar algún tipo de alimento como nocivo. Sin embargo, existe un patrón entre las edades y los tipos de alergias alimentarias que pueden llegar a desarrollar. En ese sentido, los niños menores de 5 años suelen ser más propensos a desarrollar alergia a la leche, el huevo o el pescado.  

A partir de esa edad, es más frecuente las alergias a los alimentos vegetales, como las legumbres, frutas, frutos secos u hortalizas. Esto debido a que cuentan con proteínas alérgicas comunes como los pólenes, los cuales suelen ser una causa frecuente de alergia a partir de los 15 años. 

Es fundamental tener en cuenta que, no todos los tipos de alergias alimentarias causarán la misma reacción en el cuerpo. Es por esto que según la gravedad de las reacciones del paciente y del tipo de alergeno, se requerirá de atención en la sala de emergencias.

 

Si amas la salud y te quieres convertir en todo un profesional. Emprende en ello adquiriendo una certificación en alergias alimentarias

 

Tipos de alergias alimentarias  

Existe una amplia variedad de tipos de alergias alimentarias. Es por ello que a continuación te los mencionaremos todos y posteriormente desarrollaremos algunos de los más usuales. 

  • Gluten
  • Pescados, crustáceos y moluscos.
  • Huevos 
  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
  • Soja y productos a base de soja.
  • Leche 
  • Apio y productos derivados.
  • Mostaza y productos derivados.
  • Granos de sésamo 
  • Dióxido de azufre y sulfitos
  • Altramuces (lupino) 

Cada uno de los tipos de alergias alimentarias puede afectar en el cuerpo de un modo diferente. No obstante, algunos de los síntomas más frecuentes son los siguientes: 

  1. Picor en la boca o paladar
  2. Ronchas y habones por la piel
  3. Vómitos y diarrea
  4. Dificultad para respirar

Leche

Tal y como mencionamos al inicio. La leche es uno de los alimentos que más frecuentemente producen alergias, principalmente en niños menores de 5 años. Deberás tener en cuenta que este tipo de reacciones se desarrollan exclusivamente a la leche de vaca, la lactosa materna no es parte de estas alergias, puesto que la reacción alérgica que desarrolla el niño es a la proteína del suero. 

Al tener que eliminar la leche de vaca de la nutrición del pequeño. Es probable que aparezcan deficiencias de calcio, vitamina A, fósforo, proteínas, ácido pantoténico, vitamina D, riboflavina y calorías. Por lo que será fundamental buscar un sustituto para proporcionar el calcio necesario. 

Pescados, crustáceos y moluscos

La alergia a los pescados es regular que surja durante los dos primeros años de vida. Mientras que cuando se trata de los crustáceos y moluscos es más frecuente que la alergia aparezca durante la adultez. La razón de esto es debido a que la alergia a los pescados suele mostrarse cuando el alimento es introducido por primera vez en la dieta del niño. 

Por su parte, si no se desarrolló alergia al pescado, aun así es posible desarrollar reacción a los crustáceos y moluscos. Como lo son: las gambas, la langosta, el bogavante, el cangrejo, las ostras, el mejillón y los calamares. Un dato a tener en cuenta es que los pacientes alérgicos a los ácaros suelen ser más propensos a ser alérgicos a los mariscos, puesto que tienen proteínas similares.  

Las reacciones alérgicas a los pescados pueden llegar a ser graves, generando en ocasiones asfixia, comprometiendo la vida del paciente. Algunas de las reacciones más frecuentes en las alergias a los pescados son el escómbrido y la ciguatera. 

Huevos y productos a base de huevos 

En lo que respecta a estos tipos de alergias alimentarias, es necesario destacar que suelen ser causadas por las proteínas del huevo. Suelen afectar la piel del paciente, así como el sistema gastrointestinal con cólicos, náuseas, vómitos; además del sistema respiratorio con asma, tos, silbido al respirar, falta de aire o presión en el pecho.  

Es necesario que los alérgicos al huevo generen la costumbre de leer de modo exhaustivo el etiquetado nutricional de los productos de pastelería, pan, pastas, embutidos, patés, fiambres, caramelos, helados, consomés, gelatinas, quesos, entre otros.

Cacahuates o productos a base de cacahuates

En comparación con otros tipos de alergias alimentarias, incluso una cantidad sumamente baja de proteínas de cacahuete o de frutos secos de cáscara son capaces de desencadenar una reacción en el cuerpo del paciente. Algunos de los síntomas pueden ser silbido al respirar, resuello, dificultades respiratorias. Así como tos, ronquera, estornudos, opresión de garganta. 

Además de diarrea, vómitos, dolor de estómago. También puede afectar los ojos al hincharlos, ponerlos llorosos, que piquen, con urticaria e incluso inflamarlos. Puede afectar también la presión arterial, generar mareos, desmayos y ansiedad.

Como consecuencia, al ser uno de los tipos de alergias alimentarias más agresivas. Cuenta con la particularidad de provocar con mayor frecuencia anafilaxia severa, potencialmente peligrosa en adolescentes y adultos jóvenes con antecedentes asmáticos.

Soja y productos a base de soja  

La soja es uno de los alimentos más comunes que causan alergias alimentarias, suele presentarse con frecuencia en los niños y al crecer suele desaparecer. Los síntomas de esta alergia alimentaria son leves, con regularidad se trata de vómitos y diarreas a las horas de consumir el alimento.  

Gluten

En lo que respecta a estos tipos de alergias alimentarias, es necesario tener en cuenta que se trata de un conjunto de proteínas, las cuales se encuentran combinadas con almidón, en la harina de algunos cereales, fundamentalmente en el trigo. Sin embargo, también la avena, la cebada o el centeno son parte de esta alergia alimentaria. 

  • Enfermedad Celíaca
  • Alergia al gluten
  • Sensibilidad al gluten no Existen tres tipos de enfermedades asociadas al gluten: celíaca

La enfermedad celíaca, generada por el gluten y prolaminas, produce una atrofia en las vellosidades del intestino que conlleva a una mala absorción de los nutrientes. Generando irritación, inapetencia, dolor abdominal, distensión, entre otros.

Cuando la proteína del gluten es ingerida puede generar una reacción alérgica, provocando desde urticarias, vómitos o diarreas, hasta mareos y perdidas de conciencia. 

Por último, la sensibilidad al gluten no celíaca, es la definición que se le ha dado a los casos en los que el paciente se le ha descartado la enfermedad celíaca, como la alergia al gluten. Siendo parte de este cuadro aquellas personas que tras haber eliminado el gluten de su dieta han notado una mejora en su salud, al dejar de sufrir síntomas intestinales o extraintestinales.  

¿Cómo se trata la alergia alimentaria?

Es un hecho que el tratamiento será derivado según los tipos de alergias alimentarias que sufra el paciente. Aun así, existen algunas medidas generales que se deben tomar, la primera y la más eficaz es evitar el contacto con el alergeno. En segundo lugar, existe la medicación, la cual es muy eficaz en el tratamiento de los síntomas, como lo es el antihistamínico.

Estos medicamentos se encuentran disponibles en diversas presentaciones, como colirios, gotas nasales, inhalados por boca o nariz. Es importante destacar que, los resultados del tratamiento dependerán en gran medida del tipo de alergia alimentaria que padece, así como de su cuidado y estilo de vida. 

 

Si te gusta aprender de nutrición, este post es para ti: Estudiar nutrición a distancia ¿Es una buena idea?