Toda empresa antes de empezar sus actividades o darse a conocer, pasó por una fase que todas comparten, crear su propia marca. Además, a esto nos referimos no solo a elegir el nombre, sino el logotipo, e incluso describir su misión, visión. Un paso elemental para registrar su empresa y ser reconocidos como tal. En la actualidad, se le ha dado un gran valor a este proceso. Porque es una duda común en los nuevos emprendedores el saber ¿Cómo crear una marca exitosa?. Aún más en un mercado tan competitivo. Porque esto va mucho más allá de crear un eslogan pegadizo. Es crear una imagen que llegue de forma positiva al público destinatario. Por esta razón debes darte a conocer y desarrollar una imagen corporativa para obtener la confiabilidad de los clientes.

 

¿Cómo crear una marca y qué debes tomar en cuenta?

Puede que estés leyendo este artículo porque estás en el proceso de emprender tu proyecto o negocio y tengas muchas ideas en tu mente pero no sabes por dónde empezar. O tal vez, tengas dudas de lo haz hecho y quieres saber si vas por buen camino. Es por ello que a continuación te mencionaremos cómo crear una marca:

#1. Determina los objetivos:

¿Cuál es la necesidad que va a satisfacer esta empresa? ¿Cuál es el objetivo principal de tu negocio? ¿Cuál es su misión y visión?. Estas preguntas son algunas de las que te ayudarán a que puedas ampliar tu visión y alcance de tu meta. Además de crear una identidad sólida en la cual puedas trabajar la imagen corporativa.

También debes evaluar el alcance de tu negocio. Si será sólo a nivel sectorial o si puedes llegar a un público más allá de tus fronteras. Incluso los medios que podrías utilizar para conseguirlo.

Lo más importante en este punto es establecer el objetivo principal de tu empresa y lo que necesita para lograrlo. Porque como crear una marca va mucho más allá que solo la imagen externa al público. La base de esto es el propósito que tenga la misma.

¿Sabes qué es esencial para emprender tu propia marca? Una estrategia sólida para mejorar tu posicionamiento en los medios digitales. Aprende esto y más al convertirte en un Especialista en marketing estratégico.

 

#2. Estudia a tu público meta:

¿Qué lo diferencia del mercado? ¿Qué imagen quieres transmitir? ¿A qué público está dirigido?. Siempre se debe tomar en cuenta a nuestro público, porque es este quien va a adquirir nuestro producto o servicio. Además, ellos serán quienes nos indicarán sus expectativas del servicio y la efectividad del mismo. Por tal motivo podemos analizar quién es nuestro público meta, determinar sus gustos y preferencias, para así saber cómo acercarnos a ellos a través de los medios digitales.

Intenta imaginarte a tu mejor comprador: ¿Quién es? ¿Cómo se llama? ¿Cuáles son sus preferencias?. ¿Cuál sería su relación con la marca? ¿Cuál sería el mejor medio para acceder a él?. Para dominar el cómo crear una marca puedes hacer este ejercicio.

#3. Crea la identidad de la marca:

A la hora de elegir el nombre de tu producto, nunca debes intentar abarcar demasiado. Es decir, pensar un nombre que resulte atractivo, cuente nuestra estrategia, se vea impactante. Y que apunte a varios nichos y hable sobre nuestro rubro u orientación, puede parecer un elemento completo para mostrar a nuestros potenciales clientes. Pero, algunas veces, caemos en el error de apuntar a tantos frentes, que perdemos el norte, terminamos confundiendo y mostrando nada.

Pensemos en marcas como Apple o Amazon. Simples y perduran en tu mente, sin que haga falta mediar otra palabra para saber de qué estamos hablando.

Y si crees que no tienes buenas ideas ¿Qué puedes hacer?.

Una solución muy sencilla es utilizar herramientas como Wordoid o NameStation para ir probando ideas de nombres y, ¿Por qué no?, inspirarse en la competencia.

Crear una marca no es lo mismo que crear un producto.

Cómo crear una marca

5 Consejos para aumentar la visibilidad de tu marca

Atentos a lo que pasa en Internet, pareciera que un buen uso de sus herramientas harán que nuestra empresa se ubique en los primeros puestos, en muy poco tiempo. Es verdad que la inmediatez con que se mueven las cosas en internet apabulla, en ocasiones. Pero no es lo mismo convertirte en una marca popular, que en una prestigiosa. El prestigio y la confianza, son cosas que llevan tiempo y mucho trabajo, nuestro consejo, constancia y perseverancia.

#1. Atentos a lo que pasa en Internet:

El buen uso de sus herramientas harán que nuestra empresa se ubique en los primeros puestos, en muy poco tiempo. Es verdad que la inmediatez con que se mueven las cosas en internet apabulla, en ocasiones. Pero no es lo mismo convertirte en una marca popular, que en una prestigiosa. El prestigio y la confianza, son cosas que llevan tiempo y mucho trabajo, nuestro consejo, constancia y perseverancia.

#2. Mantén la fidelidad y transparencia:

Un buen producto no se consigue sólo produciendo millones y haciendo que este llegue al mundo. Es fundamental tener en cuenta su calidad o tener cuidado en no prometer metas que no podamos cumplir, en cuanto a los beneficios que provea nuestro nombre.

#3. Atención a la experiencia del usuario:

Achicar la brecha entre nuestros clientes y la marca, será sinónimo de venta exitosa. Quien compra nuestro producto quiere sentir que está en contacto con ella. Por eso, debemos estar conscientes de brindar al cliente el modo de conseguir respuestas en el mismo instante que las requiera.

#4. Humaniza tu marca:

Cuando se trata de personas, confianza, creatividad, solidez, son características que solemos apreciar en ellas. Debes hacer lo mismo con tu marca. Dale un toque de humanidad y deja que tu público sepa qué esperar de ellas. También puedes dotarla de adjetivos que la hagan sentir cómoda con tu producto. De esta manera, te ganarás a tus compradores mostrando que eres, por ejemplo, fiable.

Asímismo, el respeto por tus clientes, puede ser tu carta triunfal. No intentes llegar a toda hora y en todo lugar a ellos. Las empresas de éxito han conseguido posicionarse, eligiendo meticulosamente donde aparecer y cuando.

#5. Innova y mejora constantemente:

Ten en cuenta el momento en que vivimos en este mundo globalizado. Piensa de qué modo este niño, que es tu marca, puede ser concebido, alimentado y recreado, a medida que los mercados cambian. Una actitud dinámica y exitosa es difícil de alcanzar. Pero para nada imposibles. Persevera, innova, vuelve a crear sobre lo andado y los frutos que veas pueden ser cuantiosos.

En conclusión, la innovación es lo que hace maravilloso al marketing. Te obliga constantemente a desafiar tu intelecto e imaginación, en la búsqueda de aquello que está por venir, preparándose constantemente para el cambio.

¿Has utilizado alguno de estos consejos en tu proyecto? ¿Quieres saber cómo crear una marca personal? ¿Cómo te ha resultado?. Compártelo en los comentarios, estaremos gustosos de saber estrategias que se hayan puesto en práctica.