Select Page

La difícil situación que vive la economía mundial ha causado que muchas personas busquen nuevas alternativas para generar más ingresos, o darle una vuelta de tuerca a su actividad profesional, muchas veces incluso, renunciando a su actual puesto para dedicarse a la emocionante y retadora tarea de la puesta en marcha de una empresa propia. El problema, naturalmente, es que aparte de ser un proceso largo y complejo, necesitamos una cantidad de inversión que variará dependiendo del tipo de compañía que deseemos comprar, pero en todo caso, lo más probable es que supere la cantidad de dinero que tenemos en nuestra cuenta bancaria.

Sin embargo, existen otras opciones. Si eres un profesional de experiencia, puede que no necesites más que unos cuantos recursos tales como una página web o perfiles en redes freelancers para comenzar a crear tu propia empresa, cuya principal oferta sean tus conocimientos y asesoría, es decir, una empresa de servicios profesionales.  Si deseas iniciar la puesta en marcha de una empresa de estas características, presta atención a los siguientes consejos e ideas:

Tipo de servicios y su funcionamiento:  lo primero que debes pensar es cuál será el servicio que deseas ofrecer y el funcionamiento del mismo. Debes tener en cuenta con cuáles recursos puedes contar con completa disponibilidad; si tienes un vehículo y sabes cocinar, quizás te interese un servicio de delivery o mensajería. ¿Estás en capacidad de tener un espacio físico, o solamente podrás tener una página web? Valora todas las opciones concienzudamente. No cometas el error de querer abarcar una gama demasiado amplia o con poca relación; si eres redactor y además sabes otros idiomas, es lógico que en la puesta en marcha de una empresa propia ofrezcas servicios de redacción y traducción, pero es mal visto que quieras ofrecer tus habilidades de copywriting al mismo tiempo que vendes ropa. Mientras más específico y especializado parezcas, te será más sencillo encontrar los clientes que de verdad requieres.

Tu idea de negocio: para que tu empresa tenga éxito debe diferenciarse.  No basta con ser muy bueno o brindar un servicio altamente demandado: debes ofrecer algo que solamente puedas ofrecer tu; en un mismo ramo de mercado, hay infinidad de formas de brindar un servicio, por lo que debes ir un paso más allá.

Ideas interesantes para la puesta en marcha de una empresa:

  • Servicios a domicilio: existen varias formas de crear una empresa de servicio a domicilio. Una de ellas es funcionar a modo de plataforma de contacto. Por ejemplo, podrías ofrecer servicios de limpieza del hogar, y luego de ser contactado, tercerizar la labor a otros trabajadores y cobrar un porcentaje de las ganancias. Estas personas no serían tus empleados fijos, por lo que en principio, no necesitarías de una grandísima suma de dinero para comenzar.  Otra alternativa, más tradicional, es simplemente llevar el producto o servicio que ofrezcas hasta la puerta de la casa de tu cliente, sea comida rápida o incluso servicios de mayordomo. Las empresas de servicio a domicilio están en pleno auge y seguirán apareciendo muchas más en el transcurso de este año.
  • Asesorías: si te consideras un experto en tu rama profesional, la puesta en marcha de una empresa de asesorías es sin duda alguna una de las opciones más interesantes para ti.  En muchos casos ni siquiera necesitarás empleados, pues tú mismo te encargarías de atender tus clientes. Inclusive, es un trabajo que podrías hacer de forma online. Las contras: la competencia es amplia, por lo que deberías especializarte y diferenciarte muchísimo.
  • Formación especializada: un giro a la posibilidad es no solo limitarte a aconsejar a otras personas en tu área de experticia, sino de hecho enseñarles. La formación es uno de los grandes activos para las compañías para mejorar la capacidad profesional de sus empleados, y en áreas como los idiomas y la tecnología,  pudieras incluso formar directivos y empleados de altos rangos.
  • Gestión de morosos: la puesta en marcha de una empresa de servicios de morosos es una gran oportunidad, puesto que muchas empresas están perdiendo inmensas sumas de dinero por la cantidad de clientes morosos que poseen, y para aligerar la resolución de este problema, tercerizan la gestión de los mismos a otros profesionales que solo tengan que encargarse de esto, permitiendo que la empresa se enfoque en sus actividades comerciales y productivas. Aprovechando esta oportunidad, muchas empresas de gestión de morosos están surgiendo y prosperando.

La puesta en marcha de una empresa es un proceso que puede adaptarse a las nuevas tendencias del mercado, y al uso de tecnologías que nos permiten acercarnos a nuestros clientes sin necesidad de contar con espacios físicos y empleados, y por ende, con grandes sumas de dineros. Las ideas mencionadas anteriormente están siendo aplicadas por muchos profesionales que han buscado la manera de independizarse, con un significativo porcentaje de éxito.

 

Técnico superior en sistemas integrados de gestión