Tener una buena imagen ante los medios es altamente importante para todos los interesados para mantener una buena carrera política. Gracias a las redes sociales y a los medios de comunicación, el nivel de comunicación e interacción entre los candidatos y los electores es mayor. Es por ello que dichas acciones deben ser llevadas de manera estratégica y para eso está el marketing político. Si te interesa conocer ¿De qué trata y cuáles son sus etapas? este post es para ti.

 

¿Qué es el marketing político?

También conocido como mercadotecnia política, es establecer una relación más cercana e interactiva entre el candidato y los electores. Para conseguirlo la misma utiliza diferentes estrategias para afianzar la confiabilidad, en donde mejorar o crear una buena imagen del candidato ante el público.

Cabe destacar que el propósito del marketing político es conseguir que sus electores no sólo interactúen a través de los medios sociales. En realidad su objetivo principal es invitar a los electores a ejercer su voto, involucrándose en las actividades políticas en la comunidad.

Es importante destacar que la misma debido al tipo de influencia que ejerce debe ser realizada con consciencia y objetivos claros. Creando buenas relaciones con toda la comunidad.

¿Cuáles son las etapas de un buen plan de marketing político?

Para aplicar eficazmente esta estrategia, es necesario cumplir con una serie de etapas. Así es como se creará un método eficaz y adecuado tanto para el candidato como para su público objetivo, siguiendo las siguientes etapas del marketing político:

#1. Estudiar al mercado:

Es importante tener todos los datos tanto sociales como demográficos, además del alcance electoral de sus candidatos. En este paso es importante estudiar y analizar la situación real de la comunidad y a los votantes en concreto. Incluso se puede tomar como referencia los resultados de campañas anteriores, sus propuestas y efectividad para compararla con la actual.

#2. Realizar la oferta política:

En esta etapa es la que a partir de los datos anteriores, ya con un público segmentado, es necesario utilizar las herramientas disponibles para realizar las propuestas políticas. A través de los medios de comunicación, redes sociales, diarios y plataformas con un mensaje y dirección muy claros. En consecuencia de los datos anteriores esta oferta pública se basará en las necesidades de los ciudadanos.

#3. Posicionamiento:

Aquí se establece cual es la posición del candidato en comparación con la competencia y con los agentes públicos y privados del mercado electoral. Para establecer las acciones pertinentes para aumentar los resultados y conseguir que el plan funcione. El objetivo es afianzar lazos y conseguir más alcance y visibilidad de la meta establecida.

marketing político

#4. Aplicar la Matriz DOFA:

Ahora que la estrategia ha sido determinada, es el momento de evaluar su efectividad a parte de una matriz DOFA. Este paso es muy importante porque el objetivo es averiguar los fallos para mejorarlos, de manera de aminorar los riesgos. De esta forma, se corrigen a tiempo y se establecen las soluciones y/o acciones a tomar.

#5. Crear funciones y objetivos:

Una vez que las acciones a nivel político y comunicacional están definidas se debe proceder a delegar las actividades a cada responsable en el equipo. Asimismo, tomar en cuenta el análisis DOFA realizado, para saber cómo accionar ante imprevistos y situaciones en concreto. Además, también se pueden crear métodos y propuestas para facilitar la acción y mejorar la efectividad de la misma. Todo en función del alcance de los objetivos.

Ejemplos del marketing político: estrategias que han tenido éxito

Debido a los resultados que estas estrategias han conseguido te mencionamos dos casos que han marcado una diferencia:

#1. Obama: una imagen sólida y el uso de Big Data

Su carrera ha sido utilizando el marketing en todo momento. Como conseguir una imagen que ha servido de inspiración a Will.I.Am para crear una canción. Por otra parte, en el 2008 su equipo utilizó el Big Data para definir la cantidad de candidatos indecisos y crear una campaña especializada para los mismos.

#2. Donald Trump: interacción en RRSS y el tono de comunicación

El ex-presidente ha tenido un equipo que ha creado desde el inicio una imagen clara del candidato. De esta forma, su tono de comunicación siempre en sus discursos, entrevistas y comentarios ha sido agresiva y clara. Por otra parte, también ha utilizado una estrategia definida en sus redes sociales. En consecuencia, el mismo fue mencionado en miles de comentarios, además de la estrategia en el uso de temáticas específicas en su cuenta oficial.