Hoy en día el término “coach” ha conseguido consolidarse como una de las profesionales que la sociedad ha reconocido que necesitan. Ya que no solo estamos hablando de la forma de mejorar las relaciones en una empresa o comunidad. Sino aumentar las competencias de las personas con la ayuda de una guía experta. Cabe destacar que dependiendo del área esta se puede aplicar de ciertas formas, y eso es lo que te explicaremos en este post. Los tipos de coaching más populares de la empresa.

 

¿Cuáles son los tipos de coaching más populares?

Como hemos mencionado anteriormente los tipos de coaching que existen se pueden diferenciar según el objetivo o función a realizar. Es por ello que si te interesa esta área profesional pero dudas de cuál camino tomar. Aquí te explicaremos sus tipos para que disipes tus dudas de la mejor forma:

Según el contenido:

El coaching también tiene diferentes formas de llevarse a cabo. Ya que la misma se enfoca en la persona y las tareas a desarrollar con la misma. Es así como esta clasificación se puede dividir de la siguiente manera:

¿Quieres ayudar a otros a desarrollar su mejor potencial?. Conviértete en un coach con el Máster profesional en coaching personal ejecutivo y empresarial

 

#1. Personal:

En ese caso el coach se encargará de trabajar en base a los objetivos, desarrollo o crecimiento de la persona. Utilizando diferentes técnicas que le permitan optimizar sus tareas diarias. Y conseguir que esta logre sus metas propuestas y así alcanzar la autorrealización. O al menos una satisfacción y reconocimiento de las cualidades individuales y fortalecer así sus talentos.

#2. Empresarial:

En ese caso se busca mejorar el liderazgo, delegación de tareas, gestión del tiempo o las competencias individuales deseables para el cargo a ejecutar. Cabe destacar que en este caso la misma depende principalmente del puesto de trabajo de la persona y nivel de responsabilidad. Ya que los altos ejecutivos suelen recibir orientaciones para evaluar el rendimiento del equipo y las comunicaciones interpersonales.

#3. Deportivo:

En ese caso su labor se enfoca a incentivar a los deportistas a mantener su confianza y motivación para desarrollar sus actividades exitosamente. Asimismo, se suele apoyar en los entrenadores para conseguir mejores resultados. Valorando los logros y afianzando el trabajo en equipo cuando sea necesario.

tipos de coaching

Según el método:

Ahora se toma en cuenta las acciones y estrategias del coach para ayudar a las personas. Es así como estos tipos de coaching se dividen de la siguiente forma:

#1. Ontológico:

En ese caso se brindan herramientas a las personas para ayudarlas a mejorar sus habilidades comunicativas. Por lo tanto la misma está enfocada en mejorar el lenguaje y la asertividad. Cabe destacar que esta área es muy importante ya que la comunicación es esencial. Aún más en los medios digitales donde muchos hoy en día suelen hablar ante miles de personas con gran regularidad. No obstante, esta funciona en cualquier persona sin importar sus motivaciones por aprender o mejorar. Dado que la comunicación es la piedra angular de todas las relaciones interpersonales.

#2. Sistemático:

Ofrece una visión más amplia y tomar en cuenta de que la persona es parte de un sistema. Es así como se toman en cuenta sus acciones y el impacto de las mismas en las personas a su alrededor. Así como también en sus consecuencias y reacciones en su entorno.

#3. Coaching con inteligencia emocional:

Este tipo le brinda a la persona la oportunidad de aprender nuevas herramientas para controlar sus emociones y reacciones. Todo gracias al uso de la inteligencia emocional, el autoconocimiento y la autoestima. Porque se busca que la persona se sienta bien consigo misma, mantenga su confianza y reconozca sus cualidades y valores.

#3. Coaching con programación neurolingüística:

Cabe destacar que el PNL es una potente herramienta que crea un impacto realmente positivo para impulsar el crecimiento personal. Porque la misma se basa en mejorar las conductas y acciones de las personas. Ya sea a través de reflexiones o ejercicios que logren que la persona reconozca quien es realmente. Además de superar o aliviar eventos traumáticos que no les permitan avanzar de forma personal, emocional o profesionalmente.

#4. Cognitivo:

Se trata de mejorar la memoria, el aprendizaje y el pensamiento lógico a través de técnicas y actividades que faciliten estas actividades. Cabe destacar que en este caso las personas deben llevar un acompañamiento. Ya que los cambios se suelen ver a largo o medio plazo según los avances de la persona. La receptividad, al igual que en los tipos de coaching anteriores, es esencial para ver el logro de los objetivos propuestos.

¿Quieres aprender más sobre este tema?. Continúa la lectura aquí: Coaching y liderazgo personal para optimar tu empresa