La comunicación es el proceso que por excelencia nos permite interactuar con otras personas, sin importar el contexto, esta es fundamental para tener buenas relaciones con otros. Es así como en el entorno laboral tiene un papel muy importante, porque en este ámbito debemos compartir con terceros para ejecutar nuestras tareas. No podemos pretender trabajar como lobos solitarios, porque en la unión está la fuerza para sacar adelante la empresa. De allí la importancia de usar el tono y las palabras adecuadas para mantener un ambiente armónico y respetuoso. De tal forma que la comunicación asertiva y empática es la solución a esta situación. Porque así conseguiremos llevarnos bien con todo el equipo y lograr los objetivos.

 

¿Qué es la comunicación asertiva y empática?

La comunicación como hemos mencionado, es el proceso mediante el cual dos o más personas pueden intercambiar ideas u opiniones. Sin embargo, la misma también necesita otros elementos para que el mensaje pueda ser recibido y comprendido por el destinatario. Es así cómo se involucran la asertividad y la empatía, como elementos fundamentales para establecer una relación más cercana entre el emisor y el receptor.

Ahora bien, la asertividad trata de expresar nuestras ideas con mucha decisión y certeza sin imponernos o generar algún malestar en otros. En este sentido, esta habilidad consigue que la persona hable con fluidez, pero sin dejar de ser elocuente, amable y manteniendo el respeto hacia los demás. Por consiguiente, las conversaciones difícilmente se tornan en discusiones porque la persona mantendrá el equilibrio al comunicarse.

Por otra parte, la empatía es la habilidad que tenemos para comprender nuestras emociones y las de terceros. De esta manera, cuando deseamos conversar con otros, tendremos en cuenta no solo sus opiniones sino también sus sentimientos, para moderar nuestro tono y seleccionar mejor nuestras palabras. Una habilidad perfecta para expresar nuestras emociones, sin dejar que las mismas se apoderen de nuestras acciones.

Podemos concluir que es la comunicación asertiva y empática como la habilidad que tiene una persona para expresarse, transmitir sus ideas u opiniones de forma clara, respetuosa, valorando las opiniones y los sentimientos de los demás al hacerlo.

Realiza nuestro curso: La empatía en el nuevo escenario digital y disfruta de los beneficios de la comunicación eficaz en el entorno laboral.

 

 ¿Por qué ser asertivo?

Como hemos mencionado la asertividad, es la habilidad que desarrollamos cuando nos expresamos sin imponernos ni faltar el respeto. Aún así en términos de comunicación, es cuando lo implementamos para comprender incluso a nuestro interlocutor. No es sólo expresarse, sino valorar el punto de vista ajeno, para tener una visión más amplia y completa de la situación. Por tal motivo, la asertividad es crucial para que la buena comunicación se realice donde exista el respeto, la comprensión y la retroalimentación.

Asimismo, para ser asertivo debemos tomar en cuenta diferentes aspectos, y dependiendo de ellos se puede clasificar en tres tipos:

    1. Básica: donde nos preocupamos por comunicarnos de forma transparente y hablando con la verdad. Procurando ser claro y conciso.
    2. Empática: en este caso valoramos los sentimientos y emociones del otro.
    3. Escalada: es cuando deseamos expresarnos, pero tenemos en cuenta en cómo hacerlo, porque la otra parte no está de acuerdo. En tal sentido, podemos censurarnos o seleccionar las palabras adecuadas para evitar un conflicto.

Como podemos ver en los tipos de comunicación asertiva y empática, esta es parte de la clasificación. Sin embargo, debido a sus amplios resultados en el entorno laboral este tipo es el que mayor interés ha causado.

Qué es la comunicación asertiva y empática

Beneficios de la comunicación asertiva y empática

Si te interesa que es la comunicación asertiva y empática, debes saber que aplicarla te permitirá disfrutar de sus beneficios. A continuación te mencionamos los más destacables:

  • Se mantiene y fomenta el respeto.
  • Mejora la resolución de problemas.
  • Mayor comprensión entre el emisor y el receptor.
  • Capacidad de ser transparentes y fieles a nuestras ideas y opiniones.
  • Atención al interlocutor y a los matices emocionales de su discurso.
  • Mayor autocontrol de nuestras emociones y acciones.
  • Evitar ser prejuicioso al conversar con los demás.

Importancia de la comunicación empática y asertiva en el entorno laboral

Como hemos mencionado anteriormente, la comunicación es necesaria en casi todos los aspectos de nuestra vida, porque solo así garantizamos una verdadera interacción con los demás. Sin embargo, en nuestro ambiente laboral es necesario comprender qué es la comunicación asertiva y empática para aplicarla efectivamente. Por lo tanto, en el momento de conversar con nuestros compañeros o al exponer nuestras ideas y sugerencias, debemos hacer uso de estas habilidades. Solo así conseguiremos evitar inconvenientes y discusiones, ya por ser mal entendidos o por falta de comunicación entre los involucrados.

Además cuando somos asertivos y empáticos, conseguimos en todo momento mantener una conversación de escucha activa. Porque no solo es importante lo que nosotros tenemos que decir, sino también lo que el otro opina o piensa de ello. En consecuencia se consigue una retroalimentación efectiva, en donde ambas partes podrán expresarse y combinar al mismo tiempo sus ideas en beneficio mutuo. Siendo un claro ejemplo de la importancia de la empatía y asertividad.