Seleccionar página

Para la puesta en marcha de una empresa, especialmente si es una pequeña o mediana, el crecimiento es el objetivo máximo. Si estás planeando tomar el toro por los cuernos en este 2017, quizás tu pensamiento inicial sea “necesito un departamento de marketing”, o “necesito invertir en publicidad”, pero estas ideas pueden conllevar muchas variables, y sería difícil escoger las alternativas correctas para cada aspecto de dar a conocer tu marca.

Todos los años, surgen nuevas tendencias en el mundo de los negocios que hacen que las empresas se adapten a ellas para mantener su lugar en el mercado, y potenciar su crecimiento. Para la puesta en marcha de una empresa, es importante identificar cuáles de estas tendencias tienen mayor capacidad de éxito si las aplicamos a nuestro plan de negocio, y al mismo tiempo, cuáles necesitan de un presupuesto que pudiéramos no tener.

Puesta en marcha de una empresa: Tendencias que debes valorar

  • Escoge siempre conocer a tu audiencia y producto: nuevas estrategias como el growth hacking, se definen con una mezcla entre el marketing tradicional, el marketing director y el desarrollo del producto y plan de negocio, todo en uno. Es una tendencia muy a tener en cuenta, pues está diseñada especialmente para la puesta en marcha de una empresa que no tiene un presupuesto para contratar firmas de marketing o relaciones públicas, y por ende, debe hacer todo ese trabajo en casa. Esta generación de nuevas compañías, han hecho todo el marketing por sí mismas, y no cuentan con el lujo de poder pensar en los mismo términos que el marketing tradicional con sus abultados presupuestos. Por ello, su éxito se han fundamentado no en tener habilidades en marketing convencional, sino en conocer a sus productos y audiencias mejor que cualquier otro. Antes que todo, enfócate en adquirir clientes, compradores o usuarios.  Eso es lo que una empresa necesita para conseguir inversores. Y utiliza todo el dinero que pudieras invertir en anuncios en televisión, en desarrollar un mejor producto. Lo mejor que se puede hacer en estos tiempos, es hacer que tu producto sea adictivo, y además, tenga potencial de hacerse viral en internet.
  • Más millenials en tu fuerza laboral: la generación millenial es cada vez más relevante para la puesta en marcha de una empresa. Son ahora mismo, la generación dominante en el mundo de los negocios, y donde antes había recelos en cuanto a contratarles, en 2017 las empresas más grandes del mundo los recibirán con los brazos abiertos. Como en todo, esto tiene sus ventajas y desventajas: la generación millenial es la más consumista que ha existido, pero para venderles productos necesitas hablar su mismo idioma, por lo que contar con empleados millenials en puestos claves es indispensable.
  • Da la bienvenida al mundo móvil: antes se decía que tu producto o imagen digital debería ser “mobile friendly”, pero ahora las cosas han cambiado. El mundo móvil no es ya algo más a tener en cuenta, debe ser prioridad en la puesta en marcha de una empresa. Si quieres ganar nuevos clientes, y con el tiempo, retenerlos, tienes que pensar más allá y diseñar estrategias que tomen en cuenta a los usuarios de estos dispositivos: ofrecer pagos vía móvil, aplicaciones para mejorar el acceso a tus servicios, y contenido que se vea optimizado en sus pantallas.
  • Evoluciona tu producto: sin importar cuán ganadora sea tu idea de producto, y cuánto éxito alcance, es importante que tu visión sobre él sea hacerle evolucionar cada cierto tiempo. Toma por ejemplo a Facebook: ahora es un producto totalmente distinto al que era cuando inició operaciones la década pasada. Todo emprendedor interesado en la puesta en marcha de una empresa debe aprender la lección. La idea en el caso de Facebook es la misma: ofrecer una plataforma gratuita de conectividad entre usuarios, pero son las características que ha ido añadiendo año tras año, además de la visión profundizadora de la idea, la que ha convertido a Facebook en el gigante que es hoy.
  • Diseño de producto y marketing deben ir de la mano: la división entre un departamento que crea el producto, y el departamento que lo promueve es dañina en estos tiempos. Cada decisión respecto al producto debe tener implicaciones de mercadeo. El área de marketing debe ser capaz de brindar conocimientos, datos y experticia real para ayudar a los directivos y creativos a tomar decisiones.

La puesta en marcha de una empresa es la fase vital en donde se establecen los valores e ideas que guiarán su crecimiento. Desde la tecnología, hasta la misma fuerza laboral, todo está propenso a cambiar en 2017, pero pautas como las mencionadas anteriormente pueden ayudar a tu compañía a surfear la cresta de la ola, manteniendo los objetivos claros y, más importante aún, a los clientes y compradores satisfechos.