En plena era digital la seguridad se ha convertido en un tema altamente frecuente e importante entre cibernautas, empresas y proveedores. Donde las marcas principalmente se han visto obligadas a acudir a expertos y asesores que les ayuden a mejorar la ciberseguridad de sus plataformas y sistemas para garantizar un buen servicio a sus clientes. No obstante, cuando un incidente ya involucra denuncias y procedimientos legales hace falta la visión de un perito judicial informático que brinde una información mucho más explícita de la situación para llegar a la verdad. Si no sabes quién es y a qué se dedica en este post te lo explicaremos.

 

¿Qué hace un perito judicial informático?

En términos generales se refiere a los profesionales que recaudaban evidencias informáticas necesarias para presentarlas ante un juzgado. El mismo se encarga de realizar una investigación utilizando diferentes herramientas tecnológicas, para encontrar la información y los detalles más relevenates y poco accesibles sobre algunos hechos. Dichas técnicas, también denominadas como procedimiento forenses, se ejecutan a nivel informático y posteriormente se realiza un análisis e informe donde se exponen las conclusiones de dicha investigación.

Es así como podemos decir que esta asesoría por lo general no puede ser solicitada para cumplir con tareas concretas de una empresa. Ya que estos análisis se realizan para contribuir a pruebas y estudios forenses destinados a un juicio. Por lo tanto su labor se concierte a encontrar las pruebas concluyentes de un delito o la ausencia del mismo.

¿Quieres aplicar las medidas de ciberseguridad correctamente en tu empresa?. Desarrolla todo tu potencial con el Máster en Dirección de Ciberseguridad

 

¿Cuáles son las tareas principales de un perito judicial informático?

Como hemos mencionado anteriormente esta figura se encarga de realizar una investigación profunda de toda la información relacionada a los hechos. Generalmente el procedimiento se lleva a cabo de la siguiente manera:

  1. Análisis de la información: en este paso deberá examinar la información, los documentos y soportes necesarios en el juicio. Principalmente para brindarles un informe detallado y con un enfoque preciso de la situación, utilizando un lenguaje sencillo y comprensible para que el cliente pueda comprender mejor la situación.
  2. Revisión de datos: una vez que el perito ha sido confirmado para analizar la información el mismo procede a analizar los datos, archivos y documentos. Tales como: discos duros, memorias portátiles, dispositivos móviles, ordenadores, entre otros. De esta forma, podrá comprobar la veracidad de la información, además de sus procedencias y observaciones, tales como: copias de seguridad, manipulación, eliminación de datos y más actos que sean de importancia para el caso.
  3. Presentar el informe pericial: este debe contener los detalles que el perito judicial informático ha realizado y las conclusiones de dicha acción. Esto se hace con el objetivo de brindar una información revisada por un profesional en el área, para celebrar un juicio justo. Dado que existen ocasiones donde el jurado e incluso el mismo juez no tiene las mismas destrezas y conocimientos en informática.

perito judicial informático

¿Qué datos son susceptibles a ser analizados por un perito informático?

Una persona que realiza esta labor tan importante debe a su vez realizar una revisión exhaustiva en diferentes datos, aplicaciones, plataformas y más. Dado que muchas veces es en estos lugares donde reposan las pruebas suficientes para demostrar la culpabilidad o inocencia de la parte contraria.

A continuación te mencionamos los datos que un perito judicial informático suele revisar en esta labor:

  • Conversaciones de WhatsApp
  • Publicaciones de redes sociales.
  • Imágenes digitales.
  • Contenido audiovisual (audios y vídeos).
  • Peritaje de sistemas informáticos previos.
  • Clonado forense de discos duros.
  • Tasación informática.
  • Ficheros de correos electrónicos.

Cabe destacar que estos datos para ser sometidos a revisión deben tener el previo consentimiento de los involucrados o  bajo una orden judicial que le brinde al perito realizar los actos a continuación. De lo contrario, el mismo estaría violando los derechos a la privacidad de los involucrados. 

¿Vale la pena contratar a este profesional?

Antes de responder esta pregunta primero debemos ponernos en contexto, ya que en la actualidad muchas empresas se han digitalizado en gran medida. En una era post pandemia muchas marcas han decidido apostar solo por la contratación de personal a distancia, si bien no son una mayoría, incluso aquellas que tienen un equipo presencial en sus oficinas utilizan la tecnología para llevar a cabo sus tareas. 

Es así como en la actualidad muchos de los actos y delitos en las empresas ocurren en el ciberespacio, ya sea por ataques de terceros como malwares, ransomware, phishing, entre otros. También hay otros escenarios donde la empresa y sus empleados se ven involucrados en situaciones poco favorables, lo que da origen un procedimiento judicial en el cual es necesaria la ayuda de un experto que brinde claridad al suceso.

Es aquí donde el perito judicial informático interviene para examinar todos los datos y brindar una información veraz, basada en la evidencia. Por lo tanto, su labor contribuye para definir un veredicto mucho más fidedigno y acorde a las pruebas presentadas.

¿Te ha gustado este artículo?. El siguiente te gustará aun más: Expertos en ciberseguridad: AEI detalla la importancia de su rol