Los pasatiempos y hobbies van mucho más allá de solo despejar la mente y olvidarnos de nuestras preocupaciones de vez en cuando. Ya que en muchas ocasiones hacerlos nos produce una sensación de tranquilidad y alegría. Por lo tanto, se vuelve una actividad significativa para nosotros, aquella que simplemente nos mueve porque deseamos sentirnos bien. A eso es, a lo que llamamos motivación intrínseca, la que no necesita una gran razón para movernos.

 

La motivación intrínseca y ejemplos en nuestra cotidianidad

Hacer una actividad, va mucho más allá de solo tener que hacerlo. Por lo general, solemos buscar razones para justificar cada uno de nuestros actos y asociarlos a una causa. No obstante, cuando hablamos de este tipo de motivación, el escenario cambia. Ya que esta es la que expone el deseo de hacer algo, sin tener alguna motivación externa, es decir, una causa o situación que nos lleve a hacerlo.

Para comprender mejor este concepto, podemos asociarlos a diferentes situaciones, tales como:

  • Hacer alguna otra actividad que no esté relacionada con nuestro trabajo, como dibujar o pintar. Una acción que nos sirve para relajarnos o distraernos. Esta es una motivación intrínseca, porque no existen factores externos que nos lleven a hacerla concretamente.
  • Practicar un deporte, danza o cualquier expresión artística donde la persona puede perseguir su vocación.
  • Por otra parte, también se asocia este término a aquellas acciones que no conllevan un beneficio propio. También puede motivarnos aquellos actos de voluntariado o donde podamos ayudar a otros sin pedir nada a cambio. Ya que lo hacemos por sentirnos bien con lo que estamos haciendo aunque no recibamos un beneficio.
¿Quieres mejorar tu inteligencia emocional para utilizarlo en tu entorno laboral?. Apúntate a nuestro curso: Cómo detectar mis emociones para gestionarlas

 

La teoría de Maslow

La motivación es un tema que ha servido como discusión e investigación a varios psicólogos, entre los que destaca Abraham Maslow. Asimismo, la teoría de Maslow ha tomado gran relevancia debido a sus argumentos. Porque expone que el ser humano tiene un fuerte deseo de autorrealización. Y aquellas personas que mantienen un constante aprendizaje, enfocado en sus metas personales son los que tienen mayor probabilidad de conseguirlo.

Por otra parte, Maslow también organizó de forma jerárquica las necesidades básicas de las personas, entre las cuales están:

  1. Fisiológicas.
  2. Seguridad.
  3. Sociales.
  4. Autoestima.
  5. Autorrealización.

Cabe destacar que esta jerarquía también ha sido denominada la pirámide de Maslow.

motivación intrínseca

¿Cuáles son las características de la motivación intrínseca?

Si bien ya hemos mencionado algunos ejemplos, a su vez este tipo de motivación de puede caracterizar por los siguientes factores:

  • Ocurre por voluntad propia.
  • No es competitiva.
  • Su finalidad no es recibir algún beneficio o retribución.
  • Está relacionada a los gustos y preferencias personales. 
  • Es autónoma.
  • Produce sensación de bienestar, tranquilidad, placer, orgullo y autorrealización.

¿Cómo aplicar la motivación intrínseca en una empresa?

Una empresa constituida por personal que no desea hacer sus labores o estar allí, no suele cumplir con los resultados. Ya que el ambiente laboral suele estar cargado de tensión e inconformidad. Es por lo que para mejorar dicha situación, el personal a cargo del talento humano o recursos humanos suele buscar estrategias para mejorar el panorama.

Es aquí donde se utilizan estrategias como este tipo de motivación, en donde se utilizarán los gustos de los trabajadores, para combinar sus labores con dichas preferencias. No obstante, esto no es lo único que se puede aplicar para incentivar a los trabajadores a que valoren su trabajo y quieran realizarlo de la mejor manera. A continuación te mencionamos 3 estrategias de la motivación intrínseca:

#1. Incentiva el crecimiento personal:

Para nadie es un secreto que las empresas captan el personal para lograr sus objetivos. No obstante, no son muchas las que apoyan el crecimiento individual y personal de sus trabajadores. Por esta razón, cuando se demuestra este interés las personas se sienten más valoradas y por ende, más motivadas. Ya que sienten que la empresa está reconociendo su individualidad y deseos por crecer mucho más allá de lo que podría hacerlo dentro de la empresa.

No obstante, cuando una persona se convierte en un profesional o aumenta su nivel de conocimientos, es una ventaja para la empresa. Ya que tendrá en su equipo a una persona más cualificada, sin tener que captar nuevo personal u ofrecer un paquete salarial más alto para conseguirlo.

#2. Apoya los proyectos personales o grupales:

Es posible que tu equipo de trabajo tenga una visión mucho más amplia o experimentada en un área que podría ser una ventaja para la empresa. Por lo tanto, sus propuestas suelen ser diferentes a lo que la empresa suele hacer. Aún así, despreciar estas ideas puede ser un error. Ya que el equipo al hacer sus propuestas es porque creen en su proyecto y se comprometerán a hacerlo realidad. Por lo tanto, apoyar los proyectos de dichas figuras, siempre y cuando sea viable o acorde a la empresa, puede ser una carta maestra.

Esta técnica suele ser interesante en los equipos creativos donde hacen mesas de trabajo y se reúnen todos los integrantes para discutir sus ideas y visiones. Y por lo general las ideas suelen ser fuertemente discutidas para convertirlas en proyectos. En donde todos ofrecen su opinión para mejorarlas o decidir cual es la mejor opción.

De esta manera, diversas campañas que han sido muy efectivas han surgido de las ideas de un grupo creativo que ha proporcionado la idea original. Y que ha sido transformada hasta el producto final, gracias al esfuerzo y labor del personal que creyó en su idea y consiguió ejecutarla gracias a la empresa que les dió la oportunidad.

#3. Crea actividades extralaborales para estimular otras destrezas:

Las actividades extralaborales son aquellas que no están ligadas a las actividades comunes. Por ejemplo existen empresas que facilitan a sus trabajadores practicar deportes.

Si bien esto fomenta la cooperación e interacción entre trabajadores de diferentes departamentos, también es una forma de incentivar este tipo de motivación. Existen trabajadores que tienen alguna pasión por estas actividades que no pueden satisfacer debido a otras prioridades en su vida. Es por lo que esta actividad se convierte en una oportunidad para que ellos puedan hacer algo diferente y que realmente les atrae. Esto ayuda a reforzar los lazos y el compromiso del trabajador con la empresa.