Seleccionar página

El marketing estratégico es sólo una de las dos vertientes perfectamente diferenciadas de la mercadotecnia, enfocada a obtener beneficios a mediano y largo plazo. Por otro lado tenemos su aspecto táctico enfocado al corto plazo y a crear acciones lograr el mayor impacto posible, que es el marketing operativo. La sociedad en general suele identificar el marketing, únicamente con su parte operativa, ya que es la parte visible del marketing (publicidad, promociones, eventos, entre otros)  Pero c esto es un gran error, ya que para que el marketing operativo tenga éxito requiere previamente de un análisis, una planificación y una serie de estrategias efectivas, que se trabajan en la dimensión del marketing estratégico.

El objetivo del marketing estratégico es satisfacer necesidades no cubiertas que supongan oportunidades económicas rentables para la empresa. El profesional del marketing cuando trabaje la parte estratégica del marketing, deberá descubrir nuevos mercados a los que dirigirse, analizar el atractivo de dichos mercados, evaluar el ciclo de vida de los productos con los que va a trabajar, estudiar a sus competidores y además tendrá que encontrar una ventaja competitiva duradera en el tiempo y por supuesto difícil de imitar por la competencia.

Principales nociones del marketing estratégico

Estrategia de cartera: Herramientas como la matriz BGC nos permite tomar decisiones estratégicas sobre nuestra cartera de productos, sobre todo las relacionadas con el potencial y la rentabilidad de los productos.

 Estrategia de posicionamiento: La estrategia de posicionamiento de marca nos ayuda a trabajar el lugar que ocupamos en la mente del consumidor respecto a nuestra competencia. Además en esta estrategia se trabaja: como aportar valor a los consumidores, nuestro posicionamiento actual y el de nuestra competencia, o el posicionamiento al que aspiramos y su viabilidad.

Estrategia de segmentación: Dentro del marketing estratégico, la estrategia de segmentación de mercado divide el mercado en grupos con características y necesidades semejantes para poder ofrecer una oferta diferenciada y adaptada a cada uno de los grupos objetivo.  Esta estrategia también nos ayuda a descubrir nuevos mercados y adaptar nuestra oferta a dicho target group.

Estrategia de crecimiento: La matriz de ansoff es la herramienta perfecta para determinar la dirección estratégica de crecimiento de una empresa. Nos ayudará a tomar una decisión sobre cuál es la mejor opción a seguir: estrategia de penetración de mercados, estrategia de desarrollo de nuevos productos, estrategia de desarrollo de nuevos mercados o estrategia de diversificación.

Estrategia de fidelización de clientes: Si la empresa se ha marcado objetivos de fidelización y desarrollo de clientes es necesario que trabaje estrategias de marketing relacional y de customer relationship management. Éstas, ayudarán a mejorar la experiencia de cliente y a crear relaciones más duraderas y rentables con nuestros clientes.

La dimensión estratégica del marketing forma parte de la estrategia general de la empresa, además de ser una parte fundamental de todo plan de marketing.

Antes de formular la estrategia de marketing de la empresa tenemos de disponer de una base de trabajo sólida y obtener información a través de la investigación y estudios de mercado, tener claro dónde estamos y dónde queremos estar gracias al ejercicio de establecer o revisar la misión, visión y valores de la empresa, analizar nuestros puntos fuertes y nuestros puntos débiles, además de las amenazas y oportunidades del mercado, todo ello con la conocida herramienta estratégica matriz FODA.

Es necesario obtener información y realizar un análisis profundo de la situación para posteriormente establecer nuestras estrategias de una forma efectiva. Las principales funciones del marketing estratégico son:

  • Analizar nuevos hábitos y tendencias de los consumidores.
  • Estudiar a los competidores.
  • Observar la evolución de la demanda.
  • Detectar nuevas necesidades de los clientes.
  • Estudiar oportunidades y amenazas del mercado.
  • Crear una ventaja competitiva sostenible.
  • Estudiar nuestras capacidades para adaptar la empresa al mercado.
  • Definir la estrategia de marketing que permita conseguir los objetivos que se ha fijado la empresa.

Toda organización comercial tiene como propósito fundamental alcanzar la rentabilidad; ciertamente la planificación estratégica aunada a la práctica del marketing permite llevar al mercado productos y bienes y servicios que son de utilidad al consumidor. Toda propuesta de valor debe surgir de un proceso de análisis situacional en la cual se determinen las necesidades a satisfacer, ningún pensamiento estratégico funcionaría sin una carencia para ser cubierta.

En relación con lo anterior, considerar la planificación estratégica del marketing permite encaminar acciones con posibilidad de aciertos y mayor probabilidad de beneficios o ganancias. El plan de mercadeo representa un documento estratégico que condensa un análisis del entorno tanto externo como interno de la organización, el establecimiento de objetivos de marketing los cuales deben ser medibles, evitando establecer metas inalcanzables, determinando un tiempo, el mercado segmentado y el establecimiento de la ventaja diferencial para la búsqueda del posicionamiento,  el seguimiento y control representan los puntos clave para un mayor revisión de todas aquellas propuestas de valor que desean llevarse hacia el usuario o consumidor.

Marketing estratégico: Conclusión

En tal sentido, toda organización comercial debe estimar como desarrollo administrativo un plan estratégico de mercadeo, ello le permitirá inicialmente tener una visión estratégica, que no es más que definir claramente la idea de negocio y la visualización de su puesta en el mercado. Del mismo modo, la planificación estratégica contribuye a ordenar las piezas dentro de la empresa y delegar responsabilidades específicas a cumplir de acuerdo con cada nivel jerárquico.

 

Máster en Marketing Estratégico