En los últimos años, hemos oído sobre la grandeza e importancia del marketing en los buscadores y de cómo se ha convertido en la fuerza detrás del SEO. El contenido es el rey, es verdad. Es algo que todos sabemos que es 100% real. Pero que sea así, no significa que todo lo que publicamos sea igual de valioso. Debemos estar enfocados en que lo que hacemos, de verdaderos resultados. Para ello utilizar una estrategia de marketing de buscadores será crucial, aunque muchos desconozcan de qué trata. Por esta razón en este post te explicaremos qué no es este tipo de marketing.

 

4 Errores que no ayudan al marketing de buscadores

Hazte un favor, y a tu presupuesto. Deja de perder el tiempo y abandona este tipo de estrategias que enumeramos a continuación. Porque de seguir así nunca sabrás cómo superar a la competencia.

#1. Reescribir el contenido de otros:

Nos pasa a todos. Sin importar cuál sea la situación, pasan varios días y no conseguimos publicar nada. De pronto aparece, en algún canal de noticias, algo interesante que nos pone ansiosos y las mariposas en el estómago comienzan a revolotear. Pero una vocecita nos dice “Si no publicas algo, la gente pensará que tu blog está muerto y Google estará muy decepcionado de ti”. Sientes que tu marketing de buscadores está siendo amenazado.

Aún así hay algo de cierto en todo eso. Porque una página que no ha sido actualizada en semanas, puede dar la impresión de que ya no está funcionando. Por lo tanto, es crucial que no utilices esto como pretexto para tomar lo primero que se cruce en tu camino para publicarlo.

Para comenzar, esta actitud no agrega valor a los usuarios y no te garantiza visitas o ventas. Artículos pobremente escritos pueden en realidad minar la percepción de tu marca y afectar tu credibilidad ante tus visitas y la competencia.

Segundo, ya se ha demostrado que los clics de rebote son causas de que el algoritmo de Google frene tu escalada al éxito. Ya que mientras menos atractivo sea tu contenido mayor será el número de rebotes que obtengas.

Sólo para ser claros; un usuario “rebota” si entra a alguna página o publicación y sale, sin visitar otra página o publicación.

Si el visitante llega a tu homepage y luego pasa a ver alguna otra publicación aunque se vaya, ya no cuenta como un rebote. Así que, el problema sólo radica en aquellos usuarios que nos encuentran gracias al marketing de buscadores.

¿Quieres convertirte en un experto del marketing y vivir de ello?. Inscríbete en nuestro curso de Máster en marketing digital y posicionamiento WEB.

 

.#2. Si vas a hacer “Guest Blogging” que no sea por los enlaces:

Escribir en blogs que no son de nuestra propiedad, es una práctica para marketing de buscadores muy común hoy en día. Nos permite mostrar nuestro conocimiento sobre un tema. Generalmente en páginas de mayor ranking que el nuestro. Esto nos permite captar la atención de nuevos interesados en nuestra área de experiencia. Asimismo, dirigimos la atención a los buscadores que sabrán qué tipo de público estamos buscando. Con estas publicaciones, el blog anfitrión nos permitirá colocar el enlace a nuestra página. Siendo el modo perfecto para dirigir audiencia a nuestro dominio.

Pero aquí estamos hablando de las cosas que debemos dejar de hacer. Cuando esta práctica se popularizó, hace algunos años, sirvió como el mejor recurso para distribuir enlaces y construir redes para nuestro sitio. Así fue que nos vimos catapultados al Cielo del SERP con la toda poderosa bendición de Google. Esto pasaba allá por 2013. Si hoy haces guest blogging sólo por los enlaces, está halando de una cuerda muy fina.

¿Recuerdas el adagio, “Calidad, no cantidad”? Tenlo en mente, cuando quieras escribir para un blog ajeno. Ya que si un blog acepta tu publicación sin tu firma, sin un formato determinado. Y no permite que te expongas a los ojos de las visitas, estarás obteniendo casi nada, en términos de autoridad o tráfico.

Por lo tanto, el marketing de buscadores, se irá por los suelos, si dependes de esta técnica.

marketing de buscadores

#3. Duplicar contenidos:

Imagina esto; acabas de terminar un increíble artículo para tu blog. Le das al botón de “publicar”, este se vuelve viral en cuestión de minutos y comienzas a recibir mensajes de tus fans. Ellos están emocionados por tu publicación. Pero, en lugar de escribir un post original sobre el mismo tema, lo que hacen es tomar el tuyo y copiarlo idéntico. Tomándose la molestia única de colocar un enlace a la pieza original.

Está bien. Por un lado, tienes tu backlink, pero ahora el motor de búsqueda está confundido. Porque no sabe cuál es el original, y cuál su duplicado. Así, no sabes a cuál enlazar y corres el riesgo de que otro se quede con el fruto SEO por el que trabajaste tan duro y que aplaste tu estrategia.

Existe mucho mito, referido al tema del contenido duplicado y su impacto en el SEO. La principal premisa es que si tu contenido no fue copiado, no tienes de qué preocuparte. No obstante, el único posible problema es que Google no tenga claro a qué página dirigir el tráfico SERP.

Por esta razón, si te preocupa tu marketing de buscadores y el impacto que pueda tener tu contenido duplicado para los directorios. Tales como: sitios scraper (ladrones automáticos de contenidos) y cualquier tipo de negocio que robe tu fantástico contenido, no te preocupes. En los primeros dos casos, directorios y ladrones automáticos de contenido, los buscadores apuntarán a tu sitio. Sobre las páginas que copian el contenido y lo usan como propio. Si Google puede inventar un automóvil que funcione sin conductor. También podrá reconocer que sitio publicó el artículo, originalmente.

#4. Escribir contenido sin valor:

Ya dijimos que el contenido es el número uno para el marketing de buscadores, en el mundo. Aquellos sitios que publican continuamente artículos de calidad, bien informados, bien redactados y no sean una ensalada de palabras clave, serán encontrados fácilmente en los motores de búsqueda. Pero no siempre sucede así.

Allá por el 2000, la calidad en los contenidos no era un requisito para posicionarte bien en los buscadores. La mayoría de los buscadores, no se interesaban por saber si lo que publicaras era bueno o basura. Y usualmente el contenido no era bueno. Por esta razón, los internautas no lo tenían fácil, a la hora de encontrar buenos tutoriales o textos que valieran la pena ser leídos que hoy son tan comunes.

Claro, ya no es novedad que si no escribimos algo de calidad, no podemos esperar ubicarnos bien en los buscadores. Ya que es el ABC del marketing de buscadores. Cuando Google lanzó la actualización “Penguin”, obligó a todo el mundo a apoyar cualquier tipo de campaña en la calidad de lo escrito. Hoy, el contenido de mala calidad es lo peor que le pueda pasar a tu blog. Además de ser lo más determinante para la práctica del SEO, más que cualquier otra cosa.

¿Cómo crear contenido de calidad?

Si quieres crear buen contenido, sigue estos pasos:

  1. No hagas que las palabras clave sean el foco de tu publicación. Sólo escribe.
  2. Escribe entre 700 y 1000 palabras para un buen artículo. Si sólo estás creando contenido estático para una página, 300 palabras serán suficiente.
  3. Enfoca tu artículo en puntos de interés, o problemas que los visitantes necesiten resolver.
  4. Publica textos que sean relevantes y te permitan conectar con los usuarios, si quieres ser relevante.
  5. Si logras escribir un artículo de 1500 palabras, está demostrado que podría recibir hasta un 68% más de tweets y un 22.6% más de likes en Facebook que las publicaciones más cortas.