El Liderazgo Positivo en Organizaciones persigue impulsar la capacidad y el potencial de los equipos de trabajo al desarrollar un liderazgo que posea las habilidades necesarias para motivar positivamente a sus trabajadores a cumplir las metas y los objetivos propuestos.

 

 

¿Qué es el Liderazgo Positivo en Organizaciones?

En el entorno laboral constantemente se plantean dudas en cuanto a la definición del liderazgo positivo en organizaciones, y no es un asunto trivial, debido a que el éxito de la empresa depende en gran medida de cuánto conocimiento se tenga sobre el liderazgo.

Comencemos definiéndolo como la capacidad de una persona para dirigir, guiar e influir positivamente en el trabajo y comportamiento de su equipo, departamento u organización. El líder positivo empresarial requiere como características principales: empatía, innovación, carisma y valentía para asumir riesgos.

El líder debe dirigir al equipo, pero nunca imponiendo o haciendo uso de técnicas coercitivas, sino que debe facilitar los procesos de trabajo, guiando a los colaboradores con entusiasmo en la consecución de los objetivos de la organización.

En el ámbito empresarial, un buen líder garantiza que una organización alcance sus objetivos y actúe para superar las amenazas. Actualmente, las empresas necesitan líderes que impulsen sistemas y procesos que aseguren la satisfacción de las necesidades futuras del mercado.

¿Quieres hacer prácticas profesionales remuneradas e impulsar tu carrera?.  Máster Oficial en Liderazgo Positivo y Desarrollo Personal

 

¿El líder nace o se hace?

Esta interrogante suele ser motivo de muchos debates, sin embargo, el liderazgo no es un rasgo o característica que resida en los aspectos innatos de una persona, sino que es un proceso que tiene lugar a lo largo del tiempo, en el que están implicados de forma interactiva el líder, los seguidores y su contexto.

Si bien hay personas que parecen estar dotadas naturalmente de más habilidades de liderazgo que otras, cualquiera puede aprender a convertirse en líder mejorando sus propias capacidades para potenciar su valor profesional.

Es un hecho que a lo largo de la historia, podemos observar casos de personas que aunque no tenían experiencia previa en liderazgo, destacaron en situaciones de crisis e impulsaron cambios asumiendo roles de liderazgo.

 Liderazgo Positivo en Organizaciones

Características de un líder positivo empresarial

 Un buen líder debe poseer tres tipos de habilidades para desenvolverse en la organización, veamos cuáles son:

  • Técnicas: estas se refieren a la capacidad de aplicar los conocimientos necesarios para realizar la actividad de la organización y la resolución de problemas.
  • Intrapersonales: son aquellas que implican el control propio tanto a nivel emocional como cognitivo. Dentro de estas también podemos identificar la integridad, la honestidad y la ética.
  • De organización o interpersonales: son aquellas que permiten al líder trabajar como un miembro más e interaccionar eficazmente con las personas dirigiendo el esfuerzo colectivo hacia el logro de los objetivos, considerando la dimensión humana y emocional de los trabajadores. La comunicación efectiva, empatía y capacidad de escucha son clave.

 

Importancia del Liderazgo Positivo en Organizaciones

El Liderazgo Positivo Empresarial crea un cambio valioso y positivo entre los colaboradores, permite que los equipos trabajen en armonía y velen por la organización como un todo. El líder bien formado inspira a su equipo con una visión compartida del futuro.

Entre otros beneficios, las relaciones y la comunicación que se dan con el liderazgo adecuado, conducen a una menor tasa de rotación de empleados y consigue una alta motivación e implicación del equipo.

Cabe señalar, que en las organizaciones suele confundirse el concepto de Liderazgo con el de Gestión, sin embargo, este requiere rasgos que se extienden más allá de los deberes de la gestión, como la empatía, la innovación o la valentía de asumir riesgo, en cambio la gestión se encarga de administrar el trabajo y garantizar que las actividades se realicen como deberían.

 

Mejores prácticas del Liderazgo en el trabajo

El ejercicio del rol de líder en una organización requiere de prácticas fundamentales que permitan el mejor desenvolvimiento de su función. A continuación, enumeramos las siguientes:

  1. Potencia el crecimiento y desarrollo profesional y personal: cada colaborador es único y cada uno tiene un talento. Un buen líder, identifica y ayuda a desarrollar este talento, considerando sus necesidades y potencialidad individual.
  2. Refuerza los logros y el esfuerzo: demostrar gratitud genuina es imprescindible. Al agradecer, los colaboradores se comprometen más con la organización ya que se reconoce de forma humana e individual el trabajo bien hecho.
  3. Fomenta el empoderamiento en los colaboradores: aumentar la autonomía y toma de decisiones de los trabajadores en sus funciones es una buena política que los mantiene motivados.
  4. Motiva a los colaboradores transmitiendo sentimientos positivos: el líder debe organizar las tareas del grupo escuchando activamente a todos, considerando sus necesidades y contagiando de forma activa, positividad, confianza y optimismo.
  5. Da el ejemplo: los colaboradores deben ver en los líderes lo que estos pregonan. Esta coherencia influye de forma positiva en la influencia del líder en el grupo.

 

Programas de desarrollo

Descritas las habilidades necesarias en los líderes y las mejores prácticas en las empresas, es importante que la organización diseñe programas que desarrollen conductas de liderazgo efectivas. Estos programas de desarrollo deben considerar las siguientes áreas:

   1. Capacitación técnica en el área de negocio y desarrollo de la innovación.

   2. Formación Emocional, desarrollo del Liderazgo Auténtico y Liderazgo de Servicio.

   3. Competencia Digital.

   4. Idiomas, cultura y protocolo internacional para los negocios.

Además de la formación dentro de la organización, las instituciones educativas de alto nivel especializadas en gestión y administración empresarial, dirigen parte de su programa académico en potenciar el liderazgo en las empresas. El objetivo de estos programas es el de ofrecer herramientas, competencias y aptitudes sobre motivación, estrategia y comunicación para el Liderazgo Positivo en Organizaciones Empresariales.

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: Testimonios en prácticas: AICAD Business School