Si te encuentras en búsqueda de un aumento considerable en tu base de clientes, lo primero que deberás poner en tu lista de prioridades es la reputación online. Por esta razón, en esta guía te explicaremos qué es la gestión de reputación online. Las razones por las que debes generar o impulsar el prestigio de tu marca, producto, servicio o compañía.

 

¿Qué es la reputación online?

Lo primero que es necesario puntualizar es la definición de la reputación online. Para de este modo poder profundizar posteriormente en su importancia, las formas en la que se mide y las estrategias para mantenerla e impulsarla. 

Por lo tanto, podríamos definirla como. “La reputación de una empresa, persona, producto o servicio en el Internet y sus plataformas digitales. Esta reputación en línea se ve afectada por el contenido que una organización distribuye, reacciones e interacciones con los usuarios de la web, actividad en las redes sociales. Etc. Para las marcas de e-commerce, la reputación en línea es muy importante. Ya que puede afectar la credibilidad y visibilidad de su tienda en línea”. 

Esto significa que la reputación online no es exclusivamente la imagen o el renombre de la empresa. Si no que hacemos referencia a toda la gama de opiniones que se realizan alrededor de la misma. Desde la calidad del servicio o producto que te encuentres ofreciendo, hasta los comentarios del público general, que dan como resultado una reputación online positiva o negativa.

¿Quieres obtener una formación superior que te permita mejorar la reputación online y de esa manera conseguir un mayor prestigio para tu marca?. Matricúlate en el certificado: Social media marketing y gestión de la reputación online

 

¿Qué importancia tiene que tu empresa cuente con una reputación online positiva?

Ahora bien, ya habiendo explicado lo que es la reputación online, es fundamental profundizar en su importancia para tu compañía. En ese sentido, con la finalidad de que sea evidente en cómo puede afectar en tu público meta este hecho. Hablaremos de modo estadístico. 

Y es que debes tener en cuenta que el 60% de los compradores o consumidores se alejan de las marcas que cuentan con comentarios negativos. Mientras que el 17% no confía en las empresas que no tienen algún rastro de compradores o sus reseñas. De este modo confirmamos la importancia de contar con una reputación online positiva, pues nos permitirá generar nuevos clientes, lo que se traducirá en mayores ventas.  

Además, una gestión de reputación online adecuada, podrá convertir los buenos comentarios de los clientes en un potenciador en la estrategia digital de marketing que se encuentren planificando. No obstante, los beneficios de tener una buena reputación no recaen exclusivamente en el público. Es importante también las herramientas y estrategias SEO que pueda emplear tu empresa para obtener un posicionamiento web adecuado. 

Esto permitirá, que tu organización no solo esté en la mente de los consumidores. Si no que además tendrá un gran impulso al ubicarse en los primeros niveles de búsqueda en la web. Lo que permite que tengas un mayor tráfico en tu página y en tus redes sociales. 

¿Cómo se mide la reputación online?

Teniendo en cuenta lo que es la reputación online y su importancia, es probable que te estés preguntando ¿cómo sé cuál es la reputación online de mi marca?. Para esto, empleamos la gestión de reputación online y lo primero que tendrás que hacer es medir la popularidad de tu empresa. De este modo que puedas saber en qué estado se encuentra actualmente. 

La gestión de reputación online se puede llevar a cabo con diversas estrategias, las cuales ahondaremos más adelante. Sin embargo, lo primero que vamos a explicarte es como saber el estado de la reputación de tu empresa. 

En ese sentido, el principal punto a tener en cuenta es el posicionamiento de tu compañía en los diversos buscadores. Como te mencionamos anteriormente, la reputación online no influye exclusivamente en el público, sino también en el SEO. Para comprobarlo tendrás que hacer una serie de consultas en los buscadores y fijarte en los resultados de la primera página. Las búsquedas serán las siguientes.

  • Nombre de tu marca, empresa o persona.
  • Del producto o servicio ofrecido.
  • Del producto y las opiniones.
  • De la marca y las opiniones.

Una vez realizada esta investigación podrás ver el posicionamiento de las palabras claves asociadas a tu producto, del mismo modo en que buscamos los puntos anteriores. Esto será de gran ayuda, puesto que si consigues posicionar tu página web con palabras clave, tu público meta podrá conseguirte de un modo más sencillo

Estrategias de gestión de reputación online

Si quieres que la reputación online de tu empresa o compañía sea buena. Será necesario que lleves a cabo un monitoreo constante de los comentarios e interacciones que se tiene en internet respecto a tu marca. 

También será fundamental que le des importancia y prioridad a la resolución de quejas e inconvenientes que, invariablemente, llegarán a surgir en algún momento. Por lo que deberás tener en cuenta que uno de tus deberes más importantes será solucionar las problemáticas de tu marca o producto. 

En ese sentido, algunos de los puntos más valiosos a tener en cuenta en la gestión de reputación online son: tener una buena estrategia de medición. Esto quiere decir que deberás contar con una buena estrategia de métricas y un criterio para distinguir y organizar las opiniones e interacciones negativas y positivas que recibas. Sé claro, cuando una empresa no se expresa de forma clara, tiende a confundir a sus clientes. Lo que lleva a conflictos regularmente. 

Sé amable, este consejo o estrategia es ideal no solo para mantener la reputación online. Si no también para aquellos que requieren de mejorarla o enmendarla. Recuerda que la idea no es pelearse con quien escribió una mala reseña. Si no saber en qué elementos mejorar. La amabilidad es crucial, pero no lo es todo. Es por ello que debe ir de la mano con la atención y tiempo necesario de la gestión de reputación online. 

Por este motivo es tan valioso que acompañes la amabilidad con los tiempos adecuados. De nada servirá que seas amable si el tiempo de resolución de problemas fue en meses, cuando ya el cliente dejó una mala reseña y se olvidó de tu empresa.

¿Quieres seguir aprendiendo?. Continúa la lectura aquí: Competencias digitales: ¿cuáles son y cómo puedo desarrollarlas?