El acceso a los dispositivos electrónicos, es algo esencial no solo para que el ser humano interactúe sino para facilitar el comercio, el desarrollo de la ciencia, el entretenimiento, educación y un sin fín de cosas de nuestra vida cotidiana. La identidad digital permite el reconocimiento y actuar de los individuos.

Identidad digital

 

La era digital llegó para quedarse y está en nosotros, los usuarios adaptarnos o morir en el intento. La mayoría de los usuarios no están conscientes de que al aceptar la “política de privacidad”, que muchas veces no se lee, se pone en juego su intimidad porque se desconoce qué datos personales usa la empresa ni la finalidad de su uso.

La ciberseguridad tradicional protege la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los sistemas e información que hay en internet, sin embargo, los constantes y rápidos cambios, han exigido que se evolucione día a día y se salvaguarde la identidad, reputación y derechos de quien hace uso de la identidad digital.

 

¿Quieres hacer prácticas profesionales remuneradas e impulsar tu carrera?. Máster Oficial en Innovación de Negocios Digitales

 

Identidad Digital:

 

La identidad digital asociada a una persona o individuo, organización o dispositivo se construye en el ciberespacio. 

Es todo aquello que identifica a un individuo en el entorno web, incluyendo la idea que se transmite de uno mismo a través de internet.

La identidad personal, tanto en el físico como en el digital, está compuesta por datos básicos como; nombre, edad, sexo y cualquier otra información que uno como usuario quiera proveer; del mismo modo, la identidad digital agrega toda aquella información que obtiene de nosotros a través de la red.

Es más, todo lo que realizamos en la red deja un rastro, mejor conocido como huella digital.

 

Características de la identidad digital:

  • Social: Se forma a través de la interacción o nuestro comportamiento en internet y redes sociales.
  • Subjetiva: Depende de la percepción u opinión que tenga la otra persona y que haya conseguido en la red.
  • Indirecta: No conoces a la persona, sino que solo tienes referencias de ella.
  • Valiosa: Propicia la investigación para crear un perfil
  • Dinámica: Evoluciona constantemente.
  • Compuesta: Se construye no solo con nuestro actuar sino de las opiniones que otros tengan de nosotros.

 

 

Diferencias entre identidad digital y reputación online:

 

La identidad online es quiénes somos en internet: nombre, dirección, fechas importantes, mientras que toda información y opinión publicada en páginas web, redes sociales sobre una persona o empresa es, la reputación online.

De igual forma, tanto la identidad digital como la reputación de esa identidad deben gozar de seguridad y privacidad.

 

Peligros de la identidad digital

 

Si eres seguidor de nuestro Blog, podrás recordar las infinitas veces que hablamos de ciberseguridad, puesto que cada vez que usamos internet, dejamos una puerta abierta para los ciberdelincuentes que les permite acceder a nuestros datos y atacar nuestra privacidad, robar datos, utilizar el phishing; En esta oportunidad, por la cantidad de datos que proveemos a los distintos servicios que usamos en internet y en los cuales debemos identificarnos como persona. 

El peligro mayor de la identidad digital es la suplantación de identidad. Los ciberdelincuentes no solo pueden dañar nuestra reputación en la red, sino que pueden robar nuestro dinero, realizar transacciones a nuestro nombre, asumir deudas u otro delito en los cuales nuestra identidad y reputación digital esté involucrada.

 

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: UX: ¿Cómo tener proyectos web eficientes y de impacto?