Seleccionar página

Estoy seguro que, como el gran emprendedor que eres, tienes todo bajo control, especialmente tienes un absoluto control sobre la gestión del tiempo ¿Cómo puede perderse una hora de la misma forma en que se pierde un día? La respuesta suele ser algo así como; “¡Dios, he tenido mucho que revisar en Instagram!”

¿Cómo eres capaz de perder un día igual que un mes?, otro clásico; “Ah, es que no me sentía con motivación”.

Y, ¿Cómo pierdes un mes de la misma forma en que pierdes un año?, “¡El tiempo pasa volando!”

La mayoría de las personas perderán sus años con la misma certeza que pierden sus horas. Pero si tienes sueños que necesitan ser vividos y negocios que necesitan ser creados, si te niegas a dejar pasar otra hora, estas estrategias son para ti.

Entonces, ¿Cómo hacerme con el control de la gestión del tiempo?

La mayoría de las personas tienen varias actividades de relleno preestablecidas que terminan contabilizando la mayor parte de sus horas:

  • Ver la televisión
  • La siesta
  • Perdido en correos electrónicos
  • Haciendo maratones de series
  • Enviar mensajes de teto a algunos contactos
  • Hojeando una docena de artículos de superación personal
  • Revisando la última semana de feeds en Facebook
  • Bebiendo con las mismas personas, cada día
  • Examinando el mismo tipo de noticias, pretendiendo que en realidad son nuevas: violencia armada, terrorismo, geopolítica, etc…
  • … y un extenso e interminable etcétera, entre un sin número de distracciones

La lista sigue y sigue. La mayoría de estos hábitos están tan incorporados a nuestra rutina que consideramos nuestras horas y vidas disipadas como un merecido premio, por el castigo de tener que trabajar. (“Oye, pago mis cuentas y alimento a mi familia. Además … ¡todos los demás también están desperdiciando sus vidas!”).

Pero si no eres tan feliz como quieres ser, si no eres tan exitoso como quieres ser, si no estás satisfecho como quieres estar… los hábitos de bajo valor son tu enemigo # 1. Deben ser eliminados con una venganza – dramático, ¿Eh? – y, tomando el timón de nuestra gestión del tiempo, reemplazados por cosas que si importen.

Puedes hacer mucho en una hora.

Esto es lo que podrías hacer durante una hora que realmente importa:

  • Una meditación de media hora y un entrenamiento completo
  • Cocinar una semana de comida nutritiva para que no te llenes de basura cuando estés apurado
  • Escribe ocho tarjetas de agradecimiento para fortalecer tus relaciones con amigos, familiares y clientes
  • Aprende 20 palabras nuevas y 10 frases en otro idioma
  • Reflexione sobre tu día antes de acostarte y descubre cómo mejorar mañana antes de conciliar el sueño leyendo tu ficción favorita
  • Haz quemar mil calorías jugando fútbol, básquetbol de cancha completa, voleibol de playa o lo que sea que te guste
  • Piérdete en la naturaleza por un momento para recordar lo que se siente ser humano
  • Toma notas de algún podcast informativo y cuestiona tu forma de pensar
  • Ten una sesión contigo mismo para contemplar metas realistas pero desafiantes para trabajar durante el próximo mes y supervisa como llevas tu gestión del tiempo
  • Reflexiona sobre tus objetivos de la semana pasada para ver dónde te destacaste y cómo puedes mejorar para hacer que la próxima semana sea mejor
  • Haz un progreso significativo hacia cada meta diaria que hayas creado para tu carrera, salud / estado físico, diversión / amor propio, aprendizaje, y otro etcétera
  • Finalmente, regálate ese masaje de cuerpo completo que has pospuesto durante medio año
  • Cambiar la vida de alguien, guiándolo
  • Estudia los conjuntos de habilidades que piensas que te ayudarán a expandir tu negocio

Pero solo harás una buena gestión del tiempo, en la medida en que te apartes de los que pierden su tiempo con actividades que no hacen más que consumir minutos inútilmente. De esa manera, cuando inconscientemente intentes consultar Instagram o los mensajes de correo, puedes devolver tu atención a tu agenda diaria, abrirla y luego hacer algo valioso durante una hora. Haz algo que aumente tu confianza, algo que cuente.

Limita el desperdicio de tiempo al programar tu correo electrónico, mensajes de texto y publicaciones en redes sociales como objetivos independientes en tu agenda diaria. La mayoría de las personas producen más con tres a cinco visitas programadas a sus redes digitales, por día. Además, considera una limpieza de contactos en las redes sociales.

Podrías pensar que una hora es solo una hora. Pero realmente es un día, una semana, un mes y un año. Una hora es una vida. Así que no pierdas más de ellas.

Gestión del tiempo: Conclusión

Cuando realmente quiera tomarte en serio la posibilidad de aprovechar al máximo tu tiempo, te comprometerás con una rutina inspiradora y estimulante por la mañana, luego la seguirás directamente con otra hora de trabajo real antes de revisar los mensajes, como escribir un artículo como este. Así que aplausos por hacer que tu próxima hora realmente cuente… y la próxima después… y la siguiente después de esa.

 

Gestión del Tiempo para Ejecutivos