Según un estudio realizado por Sodexo, el cual tenía la finalidad de descubrir cuáles son las razones de la insatisfacción. Se descubrió que los millennials suelen estar menos satisfechos que las personas de la generación Z, debido a la falta de desarrollo personal, generando un 36% de insatisfacción, afectando en un 19% en la satisfacción laboral. Es por ello que en este artículo te daremos algunos consejos de desarrollo personal.  

 

 

Qué es el desarrollo personal

Nietzche, planteaba en su filosofía la existencia de un “Superhombre”. Haciendo referencia al hombre capaz de superarse a sí mismo y a su naturaleza. Es decir, aquel que tiene la capacidad de romper con las tradiciones morales, a fin de alcanzar la libertad de su esencia. 

Es muy posible que, sin saberlo, el filósofo se encontraba planteando uno de los primeros conceptos de desarrollo personal. Coincidiendo posteriormente con la “autorrealización” de Maslow. Este último hacía referencia al logro máximo de las satisfacciones de las necesidades y deseos humanos. Y es que a pesar de tener formas diferentes de plantearlo. Ambos giran en torno al hecho de que el ser humano tiene la capacidad de mejorarse a sí mismo y a su forma de vida. 

Esto mediante el desarrollo personal. Puesto que cada una de las personas con el paso del tiempo toman las riendas de su vida. Buscando la manera de mejorar su entorno de forma consiente y activa.  

¿Quieres aprender más respecto?. Te invitamos hacer nuestro mastér en desarrollo personal.

 

Importancia

Lo cierto es que la verdadera importancia que tiene el desarrollo personal. Radica en los beneficios que trae consigo.

  • Conocerse mejor. Saber lo que te gusta y lo que no, las personas que consiguen estar verdaderamente satisfechas consigo mismas, se conocen a profundidad.  
  • Mejorar tu salud mental. Las personas con desarrollo personal tienden a ser más felices. Por lo tanto, son menos ansiosos y estresados, más tranquilos y con inteligencia emocional.
  • Tener más motivación. La psicología conductista, nos explica que para cambiar un comportamiento nocivo, hay que generar un bucle de estimulación positiva. Para esto, no existe nada más satisfactorio que cumplir objetivos, siendo cada logro un impulso para conseguir el siguiente.  

 

¿Estás en el lugar que deseas?

Lo cierto es que para conseguir el bienestar y la satisfacción. El desarrollo personal juega un papel fundamental en nuestro día a día. Es por esto que es necesario evaluarse y saber si nos encontramos en el lugar que deseamos estar y si nos encontramos satisfechos verdaderamente con nuestra vida. 

Es un hecho que este proceso no es algo constante, sino algo dinámico, construyéndose a lo largo de nuestra vida y que puede ir variando según en la etapa en la que nos encontremos. Es por ello que a continuación te daremos una lista de pasos que te pueden ayudar en tu desarrollo personal para cambiar tu vida. 

Conocerse a sí mismo

El crecimiento personal es un camino completamente individual y personal. Por este motivo, el primero paso para transformar tu vida y tener un desarrollo personal es comenzar a conocerse a ti mismo. Tener conocimiento de uno mismo, significa saber y evaluar cuáles son nuestros sistemas de valores y creencias. Descubriendo cuáles son los puntos fuertes y débiles, siendo consiente de las propias motivaciones y deseos. 

Para esto, es necesario tomarse un tiempo con la finalidad de averiguar que es lo más importante para ti. Cuáles son los logros que quieres alcanzar en tu vida, las cosas que te hacen verdaderamente feliz, tus sueños y por supuesto, en que momento de tu vida te encuentras. Siendo este el inicio de tu transformación y desarrollo personal, ayudándote a tener una perspectiva más realista de quien eres y a dónde quieres ir.  

Salir de la zona de confort

Cuando hablamos de “zona de confort”, no hacemos referencia a un lugar físico. Si no a un estado mental, el cual no permite el crecimiento personal. Siendo un hábito que puede llegar a ser sumamente perjudicial para lograr un alto nivel de satisfacción en nuestras vidas. 

Para salir de la zona de confort, es importante no temer a la incertidumbre y confiar en las capacidades propias. Sin embargo, hacer esto no siempre una tarea sencilla, puesto que con el paso del tiempo, al volvernos adultos, solemos aprender a temer al fracaso, llegando incluso a la paralización. Es por eso que para continuar creciendo es necesario superar el miedo al fracaso y aquellas creencias que nos limitan a seguir creciendo. 

Ser abierto al cambio 

Como mencionamos anteriormente, salir de la zona de confort requiere de superar aquellas creencias limitantes. Pero para esto es necesario sustituirlas por creencias potenciadoras. Esto debido a que muchas veces las limitaciones las pone la mente. 

Esto quiere decir que, si las limitaciones las pone la propia mente, es ella misma la que nos puede ayudar a llegar mucho más lejos. Superando barreras y los obstáculos que puedan llegar a aparecer. Estar abierto al cambio y tener la fuerza para llevar a cabo son parte de los requisitos indispensables. 

Plan de acción 

Una vez que te conoces a ti mismo, tienes la capacidad de definirte objetivos de manera realista, permitiéndote establecer prioridades. Para esto es necesario planificar cuáles serán tus movimientos y definir los pasos a seguir para alcanzar las metas que te hayas propuesto. 

Una vez que seas consiente de que es aquello que realmente te hace feliz. Podrás ser capaz de plantearte metas a corto, mediano y largo plazo. No olvides que las metas que te propongas al inicio podría ir cambiando con el paso del tiempo, por lo que es necesario ser flexible. 

Ser responsable de tus actos

Es bastante común que las personas no se hagan cargo de sus acciones y de aquellos problemas que le afectan directamente, buscando de señalar a otras personas o algún agente externo de sus errores. La razón de esto es que es más sencillo hacerse la víctima, antes que hacerse responsable de sus acciones y cambiarlas para conseguir resultados diferentes. 

La responsabilidad es la habilidad de poder responder, y este no es un proceso del todo sencillo. Sin embargo, se trata de una habilidad que es necesaria desarrollar para tener nuestro proceso de cambio, puesto que tiene que ver con el empoderamiento y el autoliderazgo. 

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: Técnicas para hablar en público ¿Cuáles son las mejores?.