Select Page

El desarrollo de las habilidades directivas no trata únicamente sobre cómo trabajar por encima de los demás. ¿Alguna vez has estado en una reunión importante donde un tema de la agenda causa tensión que puedes cortar el aire de la sala con un cuchillo? En lugar de conseguir un buen intercambio de opiniones con tus colegas para resolver un problema, obtendrás caras de póquer y ojos mirando hacia abajo, evitando hacer contacto visual y tener que participar. Esta es tu verdadera área de trabajo.

Desarrollo de las habilidades directivas

Lo mismo sucede cuando tratas de tener esas conversaciones en las que tienes que poner a alguien en el centro de la atención. Prolongamos o evitamos la confrontación, porque nunca es agradable, por ejemplo, como cuando tenemos que decirle a alguien en medio de la reunión que no lo está haciendo bien.

Así que cuando la gente pregunta, ¿Cuál es el secreto para una buena comunicación? La respuesta habitual de quien ha logrado un exitoso desarrollo de las habilidades directivas desconcierta a algunos, porque puede parecer un tanto “contraintuitiva”; sé radicalmente transparente.

Transparencia radical no significa tener que decirle a alguien en su cara y delante de sus compañeros que su corbata es fea. Es tener el coraje emocional de enfrentarse a alguien o algo cuando te sientes violado, para hablar desde un lugar profundo apuntando a su corazón, o para poner fin a un conflicto de forma saludable a tiempo, para evitar conflictos insalubres más tarde.

Desarrollo de las habilidades directivas: transparencia radical

Un ejemplo digno de mención tiene que ver con la gestión del desempeño de alguien. Muchas veces, los encargados ven habilidades potenciales en otros y ponen su fe en ese sentimiento. Es algo loable, pero alguna veces puede fallar. Imagina que te toca decidir si darle o no un ascenso a alguien en quien crees, pero con el tiempo ves que falla. Habrás invertido tu tiempo y esfuerzo en una situación que en definitiva, terminará probablemente en una renuncia o despido y una mayor inversión de esfuerzo y tiempo buscando el modo de llenar el vacío que este empleado dejó.

La gran lección para un buen Desarrollo de las habilidades directivas es que la transparencia tiene que ver con ser directo con la gente, y si no está rindiendo, saber decirles donde están fallando. Mantén la exigencia en lo más alto, y si los resultados esperados no aparecen, has los ajustes necesarios mientras sea el momento.

Desarrollo de las habilidades directivas: Antídoto para las culturas tóxicas

La transparencia sofocará la cultura de trabajo tóxico donde la gente está en desacuerdo, el clima es pesado, y los egos sofocan a los equipos.

Ser extremadamente transparente genera confianza con el tiempo. Más aún si te desagradan las organizaciones donde la gente apuñala por la espalda a sus compañeros o susurran sobre los demás. Así que cuando te toque liderar un equipo, siempre comienza mostrándoles cómo trabajar juntos para obtener los mejores resultados.

De algún u otro modo, siempre te enterarás si en tu equipo existen estas personas que aman comunicarse a través del susurro y las intrigas. Si lo haces, sólo tienes que hacer uso de lo aprendido en el Desarrollo de las habilidades directivas y aplastar la situación, como se hace con un error, tan pronto como suceda y no tolerarlo.

Tienes que ser muy claro acerca de cómo van a operar, y si no puedes jugar de esa manera, entonces probablemente deberías encontrar otro equipo con el que trabajar. Pero cuidado, recuerda siempre que la transparencia no es estrictamente sobre cómo aprovechar el poder de un cargo, sino sobre el equipo y cómo hacer el trabajo en conjunto.

Tienes que mirar de una manera holística a la gente que trabaja contigo y constantemente buscar formas de fortalecerlos como grupo. Nunca debes dudas ni arrepentirte por ser veloz a la hora de dejar ir a alguien. Porque probablemente, de lo contrario, terminarás lamentando haberte tomado tanto tiempo para tomar la decisión.

Cuando un líder con un buen Desarrollo de las habilidades directivas muestra transparencia, los miembros del equipo saben exactamente cómo están estructurados y dónde están respecto del rendimiento. El líder también está dispuesto a solicitar comentarios y dar a los empleados voz acerca de las decisiones. Los principales empleados se benefician de este enfoque, ya que ayudan a formar la cultura de la empresa. Si estás por comenzar a aplicar estos consejos, puede entrevistarlos por escrito y consultarles por ejemplo acerca de Cuáles son las tres cosas que crees que deben cambiar, cuáles son las tres cosas que tienen que mantener, qué esperan ellos que hagas, que temen que puedas hacer. Luego, dedica espacio y tiempo para reunirte al menos una hora con cada uno de ellos. Verás que terminarás por decodificar el ADN de tu propia compañía, y los valores que eran realmente importantes para todos los que trabajan allí.

Desarrollo de las habilidades directivas: Conclusiones

En las culturas de trabajo orientadas a la libertad del empleado para pensar y expresarse, la transparencia radical es una muestra de la fuerza de liderazgo que ayuda a construir una base de confianza. La clave es que la información (buena y mala) fluya libre y rápidamente entre los gerentes y los empleados – en ambos sentidos – por lo que las expectativas son mutuamente claras y consistentes, y te aseguran que todos están en la misma página. Esto elimina la confusión, la ambigüedad, la sospecha y las sorpresas desagradables.

 

Habilidades Directivas y Gestión de Equipos