Seleccionar página

La gestión de la comunicación asertiva es una herramienta en la que las empresas deben trabajar para garantizar ventajas competitivas.
La comunicación asertiva es una estrategia muy importante para las organizaciones, ya que de ella depende el buen desarrollo y satisfacción con la organización. De su buen uso se desprenden elementos como la cultura y el clima laboral, como así también el efectivo alcance de los objetivos organizacionales. El buen ambiente se define, en parte, por la motivación que tiene un trabajador en la empresa y por el desempeño que tiene en su rutina diaria. Cuanto más feliz es un empleado mayor es su rendimiento laboral.
La verdadera clave del éxito reside en una comunicación asertiva, que implica respeto a la hora de transmitir un mensaje. Es decir, no se trata de valorar el talento propio, sino también el ajeno, De este modo, es posible aprender de los demás.
La comunicación asertiva implica transmitir un mensaje de una forma consciente, responsable y madura. Dentro de la comunicación empresarial, existen palabras claves que nunca deben faltar; gracias, disculpe y por favor. Es decir, se gana mucha calidad en el ambiente laboral cuando se aprenden a pedir las cosas de forma educada, a dar las gracias y también a pedir disculpas ante un error.
Aquí te dejamos algunas técnicas para tener una comunicación asertiva y poderosa:

Recuerda que la crítica hace parte de las relaciones es importante que no te lo tomes personalmente, no te tomes nada personalmente porque, si lo haces, te expones a sufrir por nada, recuerda que las opiniones son pensamientos y palabras de otras personas que tú decides si las tomas en tu vida o las dejas pasar.

Si las dejas pasar tomas el control, pero si tomas las críticas personalmente, puedes cambiar de una comunicación asertiva a una comunicación agresiva o quizás pasiva, que tiende a empeorar las cosas y sé que tanto a ti como a mí nos ha pasado, ya que quiero aclarar que en estos artículos no deseo jugar el juego de la perfección.

Sé que recibir las críticas no es nada fácil, porque hemos aprendido que los errores no son oportunidades de aprender, sino que son el punto negro en la hoja de papel, ahora bien si aprendemos a recibir las críticas con madurez y como una oportunidad para reflexionar hay mayores oportunidades de crecimiento.

Comunicación asertiva: Toma en cuenta los siguientes aspectos

-La comunicación asertiva permite el diseño de una estrategia: Un discurso adecuado y efectivo permite que la figura política se centre en los aspectos importantes. También permite evitar las contradicciones, que lo que se le diga al colectivo sea congruente con las expectativas y con el papel que se está desempeñando. El ubicar los “puntos virales” del discurso y de la figura nos permite diseñar una estrategia efectiva.
-La comunicación asertiva es la base de un signo fuerte: Si concebimos el signo, es decir la figura pública, como la “personalidad” de toda una organización, el modo en que funciona y se relaciona con sus grupos de interés, el discurso tanto en lo que dice, cómo lo que se dice y a quién se lo dice. Todo ello nos arrogará la base de un signo fuerte. Lo que el signo expresa a través de todas sus comunicaciones ya sean verbales, escritas o visuales, refleja de modo consistente la esencia de su razón de ser. Todos los signos sobresalientes tienen un discurso claramente definido que se manifiesta de modo consistente en todas sus comunicaciones.
-La comunicación asertiva interna implementa la estrategia: Una estrategia no sirve para nada si no es aceptada e internalizada por el equipo de trabajo cercano, influyente o ejecutante. Una buena comunicación consiste en escuchar tanto como en decir; escuchar al equipo, tomar en cuenta sus opiniones, y comunicar las decisiones y estrategias de un modo transparente, permite dejar en claro las expectativas y los beneficios, esto favorece el éxito de una estrategia pues todos sabrán hacia dónde dirigirse evitando desgastes innecesarios.
-Hay que saber a quién le estamos hablando: Saber cómo introducir distintas inflexiones, menciones y figuras retóricas en el discurso según el interlocutor sin dejar de ser consistentes con la figura ya marcada o indicada, es decir, el mensaje y discurso pueden y deben de variar sin que la esencia se vea alterada.
Finalmente es de suma importancia que los líderes deben crear espacios propicios de entendimiento y vislumbrar las necesidades de la organización, comprendiendo a la misma como única y analizando las situaciones no desde una perspectiva global de otras organizaciones, sino desde el interior de la misma.
Si tienes la firme decisión de desarrollar habilidades efectivas de comunicación, es fundamental que aprendas a afinar tu observador, es decir que aprendas a observar tanto la comunicación verbal como no verbal, ya que puedes mejorar tu posición para expresar tus ideas y comprender mejor a tu interlocutor.

 

Experto en Comunicación en la Empresa y Presentaciones Eficaces