Select Page

El desarrollo de los procesos de análisis de riesgo no es tarea fácil. Es fundamental la búsqueda y selección de métodos que se ajusten a las características de las instalaciones para optimizar la inversión, garantizando la efectividad de los análisis, produciéndose el desarrollo de un análisis integral de los procesos o situaciones susceptibles de ser analizadas en la organización.

Análisis de riesgo

Es importante partir de la importancia de conocer tanto las características de las instalaciones, como las de los procesos desarrollados en las mismas, de manera que considerando todo ello, podamos hacer un verdadero análisis ajustado realmente a las condiciones del trabajo.

El objetivo de todo ello, no es otro que la búsqueda de la óptima relación del trabajo – persona, y en el desarrollo de esta relación, buscar siempre las mejores condiciones que faciliten una actividad laboral de calidad, ajustada a las necesidades de la persona a la vez que adecuada a los procesos, garantizando la productividad y la rentabilidad de la actividad para la empresa.

Para ello, el desarrollo de un análisis de riesgo integral de las condiciones bajo las que se desarrolla la actividad profesional, es fundamental.  Existen diferentes métodos de análisis, los cuales persiguen la detección de factores susceptibles de ocasionar incidentes o accidentes, para que de ello deriven adaptaciones y modificaciones.

En cualquier empresa se producen cambios permanentemente, y esto consecuentemente está estrechamente vinculado con la aparición de riesgos. En el seno del desarrollo de la actividad, la tolerancia de grupo al riesgo irá en consecuente disminución a causa de la permanente búsqueda de soluciones que estos realizan y el desarrollo del conocimiento que estos hacen como resultado en el constante proceso de adaptación de los trabajadores a las condiciones de trabajo.

Análisis de riesgo: La seguridad

Al igual que cualquier otra área de la empresa, el rubro de seguridad debe cumplir con el proceso de administración, debiendo tener por ello una fase de planificación, organización, gestión y control de las actividades, esto, con la intensión de crear el mejor escenario y así evitar los errores más comunes que se presentan en situaciones de seguridad.

En muchas empresas, los especialistas en análisis de riesgo entienden que la seguridad tiende a “apagar incendios”, es decir, después de un hecho o amenaza concretada, se instalan sistemas electrónicos o de vigilancia para que no vuelvan a ocurrir o en muchos casos para demostrar efectividad a los superiores; sin embargo la decisión de la instalación de medidas de seguridad depende del presupuesto anual con que cuenta la unidad de seguridad y no de las necesidades específicas.

En ocasiones se contratan consultores de seguridad que forman parte de una empresa proveedora; se tienen en cuenta sus consejos, por lo que las medidas a tomar están orientadas al tipo de solución que presenta dicha empresa.

Se decide la instalación de sistemas de seguridad sin saber cuál es el verdadero propósito, o cuál es la verdadera necesidad; o por otra parte se instalan sistemas de seguridad en lugares que existen pérdidas económicas inferiores a las soluciones presentadas.

El análisis: El análisis de riesgo, se transforma así en la herramienta más importante para los gerentes de seguridad para justificar la inversión y orientar los recursos de manera costo-beneficiosa para la empresa.

A su vez, dicho análisis nos permite determinar a qué nivel dentro de la organización y en qué áreas, la seguridad tendrá jurisdicción.

Si nuestro análisis de riesgo interactúa en riesgos sociales, estructurales, operacionales e industriales, el departamento de seguridad tendrá control sobre esas áreas o estará en condiciones de entregar información valiosa. De la misma manera, si este análisis está orientado a las áreas de seguridad humana, seguridad patrimonial  y de la tecnología de información y comunicaciones (TIC), podemos estar apoyando activamente sobre estas áreas o tener jurisdicción sobre ellas.

Responsabilidades: Un análisis de riesgo, debe ser realizado interactuando con los diferentes actores de la empresa. Aunque el jefe de seguridad tenga vastos conocimientos de su área, no significa que entienda o sepa de las actividades propias de la empresa. Esto trae como consecuencia varios “efectos” sobre la dirección y gerentes de la empresa.

Al hacer el análisis de riesgo con los gerentes de cada área, ellos pasan a tener oficialmente conocimiento de los riesgos que tiene su departamento, por ende tienen la responsabilidad de gestionar el posible problema que se les puede presentar. A su vez, este análisis permite justificar en cierta forma, la inversión de Seguridad, realizando una comparación de la situación actual con la final después de hacer un análisis sobre hipótesis de trabajo.

De esta manera, estamos en condiciones de poder realizar un proyecto de seguridad para atender riesgos identificados, con inversión programada y con una planificación orientada a obtener una empresa lo “suficientemente” segura para asegurar la prevención de pérdidas y la continuidad del negocio.

Análisis de riesgo: Conclusión

Son múltiples los factores relacionados con el desarrollo de los riesgos de trabajo y como consecuencia de ello, es importante tener en cuenta la importancia de la implicación de todo el personal de la empresa, siendo importante el desarrollo de la percepción del riesgo y la concienciación de los trabajadores, para de este modo fomentar el desarrollo de un clima de trabajo orientado hacia la mejora, la adaptación y eficiencia de los procesos productivos a la persona, a los equipos y herramientas que los constituyen, derivando de ello la creación de un entorno de trabajo en el que se garantice la seguridad y la salud, a la vez que la calidad de los productos y servicios.

 

Técnico en Análisis del Riesgo con Particulares, Profesionales y Comercios