Seleccionar página

Lo que hoy conocemos como administración de empresas, fue creada para que las compañías alcancen sus objetivos y su grupo de empleados desarrolle el trabajo de la forma más eficiente. Gracias a ella nuestro negocio tendrá la capacidad necesaria para poder alcanzar todas aquellas metas que se proponga.

Para lograr estos fines contamos con las figuras especializadas en esta tarea, como lo son los perfiles de los gerentes y directores, o administradores de la propia empresa.

administración de empresas: La figura del gerente

Si nos centramos especialmente en los gerentes, aunque hoy en día en muchas compañías los puestos de trabajo citados anteriormente llevan a cabo casi las mismas funciones, podremos afirmar que éstos requieren de una preparación especial para poder ejercer con eficacia la tarea de responsabilizarse sobre aquellas actividades llevadas a cabo por las empresas para alcanzar sus objetivos.

Esta responsabilidad se traduce en la realización de un trabajo de relación y apoyo permanente con otras personas, generalmente también responsables directas de determinadas secciones del negocio.

La responsabilidad del administrador de empresas

Si pasamos ahora a la cabeza de la administración de empresas, la cual no interesa mucho más, podríamos decir que son el perfil ideal para encargarse completamente de la administración de la empresa, donde dirigen también muchas de las actividades que se llevan a cabo por los empleados, llegando incluso en casos concretos, a contribuir ellos mismos.

Dependiendo de las funciones y responsabilidades de cada administrador, podremos diferenciarlos en dos grandes grupos:

·         Encargado de administración: Tiene la obligación de dirigir aquellas actividades que realicen directamente los empleados.

·         Administradores “empleados”: Aquellos que directamente ocupan un puesto de trabajo concreto y no tienen la responsabilidad de supervisar ninguna otra actividad que no sea la suya.

Recordemos que, independientemente de cuál sea la función especial que tenga en la administración de empresas, éstos deben estar preparados y cualificados para poder coger un montón de recursos para estudiarlos, valorarlos, seleccionarlos y transformarlos en potentes activos que conviertan a la empresa en un órgano efectivo y útil.

Sus zonas de aplicación

No existe un número concreto de secciones o departamentos en la empresa que puedan necesitar de la acción de un departamento de administración de empresas, ya que depende directamente del volumen, organización y sector al que se dedique ésta.

Sin embargo, sí que podemos indicar donde es más habitual contar con su presencia, de hecho, estos sectores que vamos a citar podríamos decir que es obligatorio contar con ellos, siempre y cuando existan en la empresa. Hablamos del departamento de producción, finanzas, desarrollo, recursos humanos, mercadotecnia y capitalización.

Funciones del administrador de empresas

Estamos sin duda alguna, delante de una de las profesiones más interesantes del sector empresarial, ya que el cometido del departamento de administración de empresas depende principalmente de su grado de implicación con los procesos operacionales de la compañía, es decir, cuánto más y mejor conozca sobre las actividades realizadas en su división, mayores conocimientos obtendrán y mejor podrán desarrollar sus funciones.

Pero, ¿Qué habilidades debe poseer un administrador para que su función sea tan importante dentro de la empresa? Hay muchas formas de describir los requisitos del perfil de administrador, cada empresa busca un determinado perfil especializado en una u otra tarea. Pero si tuviéramos que realizar un pequeño resumen agrupando algunas de las principales habilidades más elementales, incluiríamos las siguientes:

·         Elaboración del presupuesto de gastos.

·         Prevención de ventas.

·         Elaboración del organigrama.

·         Planificar, organizar y supervisar que los objetivos económicos de la empresa se cumplen.

·         Relacionar objetivos empresariales con los de la plantilla.

·         Interpretación del balance contable.

También es importante añadir las cualidades necesarias en un profesional en administración de empresas, pues al tratarse de un rol tan importante para una organización, es necesario que la persona encargada posea ciertas características especiales de las cuales

El papel del administrador en una empresa

Como hemos podido ver, con toda esta información acerca del perfil del administrador de empresas y sus funciones, podemos concluir que su labor constituye uno de los pilares fundamentales para el éxito de cualquier empresa u organización.

No importa el tamaño del negocio, ya puede contar con años de trayectoria o ser un negocio modesto y recientemente inaugurado, es de vital importancia contar con los conocimientos y habilidades de un administrador si queremos que esta prospere.

La administración de empresas es un tema central y hay que tener en cuenta que a mayor tamaño y cantidad de recursos, más importante se vuelve una correcta administración: las empresas más grandes a menudo cuentan con grandes departamentos de administración, buscando satisfacer este requerimiento. La administración es fundamental, entonces, pues imparte efectividad a los esfuerzos humanos, además de ayudar a obtener mejor personal, equipo, materiales y relaciones humanas.

Administración de empresas: Conclusión

En este sentido es que la administración también es constantemente interdisciplinaria, y hace uso de los procesos derivados de otras ciencias. La administración también debe simplificar el trabajo, debe proporcionar lineamientos para aprovechar los recursos y, por lo tanto, debe ser una fuente constante para lograr aumentos en la productividad.

 

MBA Máster en Administración y Dirección de Empresas