1. Bajar la guardia tras sufrir un ataque

Muchas organizaciones, luego de mejorar sus sistemas de seguridad tras sufrir un ataque cibernético, se relajan porque se creen a salvo.

Pero esto es un error, puesto que los hackers están constantemente al acecho, y los más avanzados sistemas de seguridad significan un reto para ellos, así que nunca hay que bajar la guardia.

Un ejemplo de esto lo podemos apreciar en el innovador Internet de las Cosas (IoT) en donde de acuerdo a un estudio de Extreme Networks , el 83% de las empresas de EMEA (Europa, Oriente Medio y África) están implementando en sus organizaciones el Internet de las cosas (IoT) y 7 de cada 10 organizaciones han sufrido ataques cibernéticos a través de dispositivos IoT.

2. Ocultar el ataque

La transparencia en caso de ataques es una obligación por parte de las empresas ya que la seguridad de los usuarios se ve comprometida al estar vulnerada su información y estos deben tomar sus propias medidas, como cambiar sus contraseñas, realizar copias de seguridad, entre otras acciones.

Por otro parte, si hemos implementado un buen Plan de Continuidad a través del cual hemos logrado responder rápidamente al ataque informático, compartir con nuestros clientes y potenciales clientes lo que ha ocurrido puede resultar beneficioso, porque la capacidad de respuesta y gestión ante una situación adversa optimizará la imagen de marca y generará confianza.

  1. No recabar datos ni analizar lo ocurrido

Un ciberataque representa una oportunidad de conocer nuestras debilidades y fortalezas en Ciberseguridad. Con seguridad surgirán muchas preguntas: ¿En dónde estuvo la falla? ¿es necesario dar formación sobre Ciberseguridad a nuestros trabajadores? ¿Es necesario activar un sistema de doble validación para acceder al correo?

Existen muchas cosas que podemos aprender de un ataque cibernético y durante la crisis es valioso recopilar la mayor cantidad de datos posibles para analizarlos luego de superada la contingencia y aplicar correctivos y nuevas estrategias de Ciberseguridad.

  1. No solicitar ayuda profesional

Un error común al sufrir un ataque informático es no acudir a una empresa o profesional en Ciberseguridad.

Muchas organizaciones se limitan a acudir a su técnico informático de confianza para que les solucione alguno de los problemas puntuales generado por la vulneración a la seguridad, como instalar un nuevo software.

Pero al no ser expertos en Ciberseguridad, no poseen la experticia necesaria para proteger a la empresa e implementar un efectivo Plan de Continuidad.

  1. No implementar estrategias de educación y concientización sobre Ciberseguridad

La implementación de estrategias de educación y concientización orientadas a colaboradores de la organización y que abarquen temas sobre la importancia de la seguridad informática y Ciberseguridad, es de suma importancia.

Contar con profesionales especializados en Ciberseguridad dentro de la propia empresa es un punto a favor, o en su defecto, contratar profesionales preparados que garanticen soluciones ante cualquier ataque informático, así como la implementación de un óptimo Plan de Continuidad para propocionar una rápida capacidad de respuesta, tranquilidad y confianza a los usuarios es vital.

50 becas en Dirección de Ciberseguridad de la Fundación Aicad

Precisamente, para respaldar la formación de profesionales en Ciberseguridad, la Fundación Aicad está otorgando 50 becas solidarias a las empresas para realizar el máster oficial en Dirección de Ciberseguridad, que incluye el 75% de los costos del programa.

El proceso para aplicar a las becas ya arrancó y culminará cuando las 50 plazas disponibles estén ocupadas.

Los requisitos para optar a las becas son los siguientes:

  1. Completar el formulario que compartimos en el siguiente enlace: Becas Máster en Dirección de Ciberseguridad .
  2. La beca está dirigida exclusivamente a directivos de empresas y a trabajadores, sin exclusión de edad, que estén dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, que tengan titulación universitaria previa o una dilatada experiencia en el sector.
  3. Se priorizará perfiles senior que trabajen en empresas en proceso de transformación digital.
  4. Las empresas deben presentar el informe de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) y de la Agencia Tributaria conforme que están libres de deudas. Las becas se otorgarán por orden de solicitud de llegada.

Más información

Aicad Business School es una Full-Stack Higher Education Company, cuya actividad se mueve en más de 40 países y en diversos escenarios de la formación ejecutiva en Europa, Asia, África y el Continente Americano.

Aicad Business School, es una Escuela Internacional de Negocios, imparte por toda España la formación presencial, online, mixta y vía webinar, con programas "a la medida" y está posicionada como una institución especializada en la implementación de proyectos de tecnología educativa digital.

Dispone de un cuadro docente cualificado, capacitado para satisfacer las exigencias profesionales de sus clientes y aportar soluciones a sus necesidades particulares, con capacidad de visión 360º. Aporta valor a las marcas y prestigio profesional a las empresas asociadas en toda España, en el desarrollo de sus promociones, ofrece formación bonificada para las empresas, bolsa de trabajo, convenios y acuerdos académicos universitarios.

Su patrimonio más valioso son las personas: investigadores, profesores, profesionales, alumnos y directores de negocio asociados a nivel internacional, que generan ideas, proyectos e iniciativas, al servicio de una formación de excelencia que contribuye al desarrollo público y a la transformación social.

Teléfonos de contacto para medios de prensa: 617783460 - email: dircom@aicad.es

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: Beneficios de invertir en Ciberseguridad para las empresas