Alguna vez te has preguntado: ¿Cuánto tiempo inviertes en estar en internet?. Puede que la respuesta sea un poco alarmante porque hoy en día, dedicamos mucho de nuestro tiempo a estar en el entorno digital. Ya sea por trabajo, ocio, estudio o  comunicación, el uso de internet, móviles y ordenadores es muy común. Sin embargo, sus usos pueden ocasionar ciertas consecuencias a largo plazo a nuestra vida. Incluso las menos favorables como las tecnopatías. Y si no sabes ¿Qué es esto? y tienes dudas de padecer alguna de ellas, necesitarás continuar leyendo este post.

 

¿Cuál es la definición de tecnopatías?

En la actualidad se suele hablar de los beneficios de las nuevas tecnologías. Sin embargo, como todo en la vida, aquello que se lleva al extremo suele generar consecuencias negativas. Lo mismo ocurre en  el uso excesivo de internet y los diferentes dispositivos para acceder a ella. Es así como surgió el término de tecnopatías.

Cabe destacar que son enfermedades psicológicas y físicas, ocasionadas por el uso de mecanismos electrónicos. Es importante destacar que las consecuencias se originan debido al uso excesivo del usuario de dichos mecanismos, causando dependencia y secuelas en la salud de la persona

Es importante mencionar que este es un tema muy serio, ya que en la actualidad según un estudio de Hotsuite, por promedio una persona utiliza internet por 6h 54m al día. Es decir, aproximadamente cada día de nuestra vida, invertimos 7 horas en navegar por internet. Si bien es un número que ha aumentado gracias al teletrabajo y al home office, igualmente debemos evaluar el uso que invertimos en internet. No porque todos podríamos convertirnos en un tecnopata. sino por reconocer qué hacemos con nuestro tiempo y buscar un equilibrio adecuado en nuestra vida.

¿Te preocupan las consecuencias que puede desencadenar el uso excesivo de la tecnología en los más jóvenes?. Aprende las técnicas necesarias en el curso de Tecnopatías y prevención de adicciones digitales en colegios y ayuda a otros a mejorar su calidad de vida.

 

¿Cuáles son las tecnopatías más comunes en la actualidad?

Antes de mencionar cuáles son las tecnopatías, primero debemos mencionar que las mismas se pueden dividir en dos tipos: las físicas y las psicológicas. Ya que el uso, si bien desencadena ciertas actitudes y adiciones, a su vez conlleva  lesiones y dolencias físicas en las personas.

Psicológicas:

A continuación te mencionaremos las tecnopatías psicológicas:

#1. Nomofobia:

Se refiere a la ansiedad o miedo que experimenta una persona al no poder utilizar su móvil. Ya sea por pérdida, olvido o inseguridad de no llevarlo consigo. Esta es una de las más comunes en la mayoría de las personas, sobre todo en los que acostumbran a consultar continuamente sus redes sociales u otras aplicaciones.

#2. Depresión social:

Ocurre cuando una persona se siente insegura porque no tiene un nivel de interacción o relaciones interpersonales altos. En comparación con otras personas de su círculo o influencers que suelen compartir diversos momentos de su vida personal en las redes sociales. Generalmente ocurre porque la persona se siente frustrada al no poder compartir momentos alegres y divertidos, lo que la hace sentir inferior y por ende sentir depresión.

#3. Apnea del WhatsApp:

Se refiere a la adicción por visitar la aplicación de forma compulsiva. Siendo una acción inconsciente que realiza la persona, pero aún así le afecta emocionalmente cuando no puede hacerlo. Este caso es similar a la nomofobia, porque la persona presenta ansiedad, temor e incluso incomodidad, cuando no puede ver sus mensajes.

#4. La llamada imaginaria:

En ese caso la persona padece de una falsa percepción de su cerebro, en el cual piensa que alguien lo está llamando. A esto se suma que incluso la persona manifiesta que ha escuchado el tono de su móvil o que está vibrando, pero al comprobarlo no hay ninguna llamada.

#5. Insomnio social:

En ese caso las personas tienen por costumbre  tener los dispositivos, sobre todo el móvil, cerca de él cuando está durmiendo, De esta manera, la persona se siente segura ya que podrá verificar a cualquier hora las actividades de su móvil, en el caso de que se despierte. Siendo un claro ejemplo, de cómo las tecnopatías nos han convertido en personas altamente dependientes de la tecnología.

#6. Cibercondríaco:

Son aquellas personas que al estar enfermos o sentir ciertos síntomas buscan en internet las posibles enfermedades que estén asociados a lo que está sintiendo. Esta es una de las tecnopatías más peligrosas, porque existen casos donde la persona somatiza o piensa que está presentando los síntomas de una enfermedad diferente a la que él presenta. Eso sin mencionar las búsquedas relacionadas con los tratamientos y cuidados, porque al creer que tienen todas las respuestas ya no acuden a un profesional médico.

#7. Falta de memoria:

Así como lo lees, esta tecnopatía también es conocida como el síndrome de Google. La misma obtiene este nombre porque se establece porque debido a los datos e información que las personas pueden consultar, pierden la capacidad de atención y memorización. Cabe destacar que esto está más asociado a la cantidad de notificaciones, herramientas y elementos que disponemos en internet y que al tener apariciones emergentes suelen distraer al usuario y por ende ocasionar que el mismo se desoriente de su búsqueda.

tecnopatias

Físicas:

Por otra parte, tenemos las tecnopatías físicas las cuales aparecen debido al uso excesivo de los dispositivos tecnológicos, entre los cuales tenemos:

  1. Problemas auditivos: al utilizar audífonos por un largo periodo de tiempo y con un volumen más alto, del recomendado puede ocasionar varias consecuencias. Por ejemplo: pérdida auditiva, hipoacusia, baja agudeza auditiva.
  2. Tendinitis: es cuando los músculos se tensan o inflaman debido a mantener una misma postura, utilizar por mucho tiempo una parte del cuerpo o hacer movimientos repetitivos.
  3. Tensión ocular: se refiere al estrés visual que nos produce la exposición continua a pantallas, tanto del móvil como del ordenador.
  4. Síndrome del túnel carpiano: es cuando se inflama o existe dolor en la muñeca. Por lo general es una inflamación en el nervio del túnel carpiano. Esta condición suele generar dolor en la persona. En algunos casos se les recomienda utilizar férulas para inmovilizar la zona y evitar que la lesión se intensifique.
  5. Dolor en la zona cervical: es cuando la zona de la espalda y los hombros se tensan o se inflama. Pues mantener una misma pose, es perjudicial para mantener una buena postura.