Muchas empresas fracasan en su estrategia de atención al cliente a causa de la competitividad en el mundo de los negocios. Una verdadera compañía, dirige todos los esfuerzos posibles en satisfacer las necesidades de su cliente. En este sentido, la única manera de mantener a flote una organización, con apropiados números de ventas y ganancias, es que la orientación a compradores sea tu principal prioridad. Por esta razón tenemos que reconocer qué es un cliente externo y qué herramientas utilizar para fidelizarlo.

 

¿Qué es un cliente externo?

Se trata de aquellas personas que no son parte ni trabajan para la empresa. Y su relación depende de la necesidad que puedas satisfacer a través de los servicios y productos de la misma. Por esta razón ellos pagan el costo de estos servicios. Sin embargo, la empresa elabora dichos productos con el objetivo de cumplir con sus expectativas. Valorando en todo momento cubrir las necesidades del cliente externo de la mejor forma posible.

¿Te interesa mejorar la relación con tus clientes y trabajadores?. Apúntate a nuestro curso de La empatía en el nuevo escenario digital.

 

¿Es importante el cliente para una empresa?

Totalmente, desde la creación de una cultura organizacional orientada a la satisfacción de los clientes, es indispensable elaborar un mensaje claro. Porque esto no solo se trata de saber qué hace tu empresa. Obviamente más allá de generar dinero, por qué tu compañía vende el servicio o producto que ofrece. Este es un enfoque necesario para que la empresa defina su cultura. ¿Por qué existe mi negocio? ¿Cuál es su propósito?.

Enfocarse en el porqué, dota a la empresa de un propósito superior al de solamente generar ganancias y minimizar pérdidas. En la actualidad, el relato de quién eres como emprendedor y qué representa la empresa qué defiende, muchas veces se adapta al mercado. Ya que es parte integral de saber qué es un cliente externo y sus expectativas sobre el producto. Porque solo así sabrás como crear la confianza en tus clientes al mostrar tu lado más humano.

Igualmente, los clientes desarrollan expectativas sobre tu trabajo, y tu deber no es alcanzarlas, sino superarlas. La razón es muy lógica, cualquier empresa medianamente seria es capaz de satisfacer en mayor o menor medida a sus clientes. Y solo aquellas las que superan las expectativas las que sobresalen y generan fidelidad. Por consiguiente, en cada táctica o decisión estratégica, el efecto en los clientes debe ser un factor determinante a ser considerado.

En este sentido, es necesario ponernos en los zapatos de nuestra clientela. Todos los empleados, especialmente aquellos que se tomen en serio qué es un cliente externo. Ya que saben cuál debe ser la ruta de experiencia que tiene que recorrer el comprador para adquirir nuestro producto o servicio. De esta manera, se conoce al dedillo cuáles son sus labores dentro de ese trayecto.

Para los gerentes, conocer la ruta de experiencia del cliente es un poderoso activo para optimizar procesos. Para los trabajadores, esta ruta de experiencia puede ser la misma cadena de distribución. Y para externos, puede ir desde la publicidad, el contacto inicial, la adquisición del producto o servicio. Y con suerte, los términos en los que se desarrolle dicha relación a largo plazo.

¿El cliente interno y externo son lo mismo?

suscríbete a nuestro canal

¿Cómo brindar una atención exitosa al cliente externo?

Para consolidarse como una empresa que valora y sabe qué es un cliente externo para su rendimiento, es necesario que la misma aplique los siguientes consejos:

  1. Escuchar al cliente: porque solo él sabe qué es lo que quiere, qué hacer bien y qué te falta por mejorar. Incluso de las malas críticas tenemos mucho que aprender. Lo importante es convertir lo negativo en positivo.
  2. Experimenta con tus productos: antes de lanzarlo al mercado haz las pruebas necesarias para determinar su efectividad. Y también sus posibles complicaciones. El objetivo es corregir a tiempo estos errores para evitar que el lanzamiento sea un fracaso.
  3. Mejora la experiencia del usuario: porque no solo vale con vender. También tienes que valorar cómo tu producto o servicio ayudará a tu cliente. A partir de allí puedes crear una estrategia que ofrezca valor y comprensión a tu cliente sobre la adquisición de tu servicio.
  4. Aprende de tu competencia: ya que muchas veces ellos pueden visionar algo que tú no has hecho. Ya sea en tendencias o en mejoras, esta información te ayudará a saber qué es lo que tu cliente espera o necesita y así mejorar tus productos.
  5. Brinda confiabilidad: las grandes marcas no viven de su pasado, constantemente están innovando sus estrategias para mantenerse en el mercado. Porque la trayectoria por sí sola no convence y para ello continúan mejorando sus servicios y creando nuevas versiones de lo mismo. Como empresa debemos aprender de ello y pensar cómo mejorar nuestro negocio continuamente. Sin perder la calidad de nuestros productos.

Herramientas para potenciar tu atención al cliente externo:

Como en cualquier industria, la tecnología puede ser una potentísima herramienta para trabajar con eficiencia y efectividad, en la búsqueda por fidelizar el mayor número de clientes. He aquí unas cuantas soluciones gratuitas que pudieran interesarte:

  • Uservoice: se trata de una herramienta que permite a las empresas organizar los comentarios que realizan sus clientes. De esta forma les brindan una atención rápida. Además de tener diferentes funcionalidades, como los filtros para saber exactamente qué es lo que quieren los clientes de forma rápida y sin tener que buscar..
  • LemonPOS: otra muy buena aplicación que fue creada tomando en cuenta qué es el cliente externo. La misma básicamente un terminal de punto de venta, que te permite agilizar la compra y venta con tus clientes, proveedores y otras compañías. Los empleados pueden utilizarla para incrementar sus niveles de eficiencia, pues automatiza diferentes procesos que usualmente quitan tiempo. Asimismo, utiliza bases de datos en lenguaje SQL. Por esta razón, si tu negocio tiene varias sucursales, se puede almacenar toda la información de las mismas en una matriz. Te habilita tanto para la administración de tus artículos como de tus ventas.
  • Todoist: Una gran herramienta para evitar el desorden en tus listas de tareas, y puede ser muy útil en tu orientación al cliente externo e interno. Te sirve de recordatorio y calendario, pues usa notificaciones para avisarte cuándo tienes una tarea pendiente o debes adelantar actividades relacionadas a los procesos de tu compañía. Es de pago, pero su versión gratuita es bastante buena.
¿Quieres saber más sobre la orientación a los diferentes tipos de clientes?. Te recomendamos este post: Orientación al cliente interno y externo ¿Cómo aplicarlo?

 

¿Qué es un cliente externo y cuál es su importancia para la empresa?

Es importante que el propósito y valores de tu organización sean correctamente transmitidos a tus clientes. Y la mejor forma de hacer esto es dirigir todos tus esfuerzos a crear una experiencia de cliente realmente satisfactoria, ágil y efectiva. Si no cuentas con un presupuesto grande, puedes hacer uso de herramientas gratuitas.  Asimismo, es necesario que tus empleados te acompañen en tu labor de optimizar la orientación al cliente interno y externo. En este sentido, no olvides que tu nómina de trabajadores son tus principales clientes internos. Por esta razón es recomendable que desarrolles estrategias, tales como implementar cursos de capacitación y formación profesionales. De esta forma incentivarás el crecimiento de tu compañía comience desde dentro, y se proyecte n la satisfacción y fidelidad de tus compradores.