Seleccionar página

Para asegurarte de no cometer errores cuando expandas tus horizontes, te tenemos una lista de costumbres alrededor del mundo que todo experto en comercio internacional debe conocer para hacer la mejor primera impresión. Si quieres tener éxito en el mundo del comercio global, se hace obligatorio entender las diferentes culturas. Puede que seas un campeón haciendo negocios en tu propio país, pero hay algunas cosas que debes recordar cuando llevas tu negocio al siguiente nivel. Unas cuantas normas de etiqueta pueden llevarte muy lejos, pero unos cuantos deslices igualmente pueden costarte una fortuna. 

Experto en comercio internacional: El protocolo

Cuando negocias con japoneses: los japoneses se toman las tarjetas de negocios muy en serio. En tu primera reunión con tu contraparte nipona, recuerda llevar muchas tarjetas de negocios, impresas tanto en tu idioma como en japonés. Estas tarjetas representan tu compañía, y las que te den, las suyas, por lo que cualquier forma de irrespeto, significa un irrespeto a la organización. No las dobles, rompas, escribas o juegues con ellas.

Otra cuestión importante es cómo les saludas. No todos estarán cómodos con un apretón de manos en la primera reunión. Como experto en comercio internacional, aprende las inclinaciones japonesas, si el apretón de manos es iniciado por la otra parte, solo en ese caso debes buscarlo.

Asimismo, los japoneses le dan mucha importancia a la jerarquía, especialmente en las reuniones. Generalmente, la persona de mayor edad dirige el encuentro, así que síguelo. No tomes asiento hasta que te lo indiquen, o si todos están de pie. Así evitarás dar malas impresiones respecto a tu organización.

Cuando negocias con chinos: primeramente, llevar un regalo a tu socio o cliente potencial no solo es apreciado, es obligatorio. Además, un experto en comercio internacional te aconsejaría que si te ofrecen uno, debes rechazarlo un par de veces antes de aceptarlo, pues aceptarlo de una vez y mostrar codicia es considerado malos modales. Puedes esperar la misma actitud de ellos hacia el regalo que les presentes.

A diferencia de los japoneses, los chinos sí toman el apretón de manos como el saludo correcto. En cambio, un abrazo o un beso pudieran ser considerados ofensivos. Por otra parte, debes esperar a que ellos se marchen antes de hacerlo tú, una vez se acabe la reunión.

Cuando negocias con alemanes: los germanos no son considerados las personas más bromistas del planeta, y un experto en comercio internacional no cometería el error de querer dotar de humor a la reunión. Bromear no será visto como algo ameno o divertido, sino ofensivo, pues para ellos refleja la seriedad con la que te tomas el negocio. Debes esperar que vayan al grano y no te hagan preguntas personales. Para los alemanes, negocios son negocios y lo separan de todo lo demás.

Cuando comienza una reunión, haz un pequeño asentimiento al mismo tiempo que das el apretón de manos. Los alemanes son muy estrictos para entrar al salón, así que permite que la persona de mayor edad entre primero, luego van seguidos por los hombres y mujeres, si sus edades y estatus son más o menos equivalentes.  

Cuando negocias con rusos: si algo tienen los rusos es paciencia; puntualidad, no tanto. A un experto en comercio internacional occidental se le esperará a tiempo, pero tu contraparte rusa muy probablemente llegue glamurosamente tarde. Los rusos compensan esto con su paciencia. Una reunión durará el tiempo que sea necesario, y no hay algo así como irse elegantemente temprano.  Otros factores que debes a tener en cuenta: prepárate para consumir alcohol, pues este es uno de los elementos más importantes de una negociación, y negarte a un trago puede resultar ofensivo, al igual que hablar con tus manos metidas en tus bolsillos.

Cuando negocias con brasileños: los brasileños son algo así como el total opuesto a los alemanes. Para un experto en comercio internacional, no debe resultar extraño que su contraparte brasileña esté muy cerca de él durante una conversación. En su cultura de negocios, la intimidad es muy apreciada, así que los espaldarazos o los abrazos son normales incluso en las primeras reuniones. ¿Recuerdas que los alemanes no hacen preguntas personales? Bien, los brasileños sí, pues para ellos es importante saber con quién están haciendo negocios. Así que prepárate para preguntas sobre cuestiones muy íntimas. Ellos se mostrarán más interesados en construir una relación que en solo hacer negocios. Asimismo, espera reuniones muy largas, pues para ellos el tiempo no es una cuestión y un encuentro puede durar mucho más de lo esperado.

Si quieres ser considerado un experto en comercio internacional, debes estar atento a las diversas variables que pueden influir en la realización de tu acuerdo. Los modales, costumbres y la cultura en general de tus contrapartes es uno de los factores en los cuales debes estar más documentados. La lista de arriba consiste de cuatro ejemplos altamente peculiares en un ámbito tremendamente amplio.  

 

https://www.aicad.es/elearning-shop/cursos-superiores/comercio-exterior-internacional/experto-en-comercio-internacional/