Seleccionar página

Un entrenador personal es un profesional del fitness, cualificado en actividad física, que prescribe ejercicios, motiva y fija metas de forma individualizada, teniendo en cuenta las condiciones físicas y los objetivos de cada uno de sus clientes.

El entrenamiento personal  ha sido considerado como uno de los 10 mejores servicios de actividad física para este siglo en las predicciones publicadas por el American Council on Exercise (ACE).

El éxito del entrenamiento personal se debe, en primer lugar, a los beneficios y satisfacción obtenidos por la atención personalizada a cada cliente y, en segundo lugar, a que este servicio contribuye a mejorar la gestión de los centros y sus resultados económicos de forma notable.

Objetivo del entrenador personal

El entrenamiento personal está orientado a poner a disposición del cliente toda la tecnología, recursos y tiempo que un profesional cualificado pueda ofrecerle, con la finalidad de alcanzar los mejores resultados en el menor tiempo, y de la forma más efectiva y segura. Este servicio busca la máxima eficiencia en los procesos, la máxima eficacia en los resultados y los mínimos riesgos en lo respectivo a la seguridad.

Si el asesoramiento físico se diseña y se sigue de la forma adecuada, se producirá una mejora  la condición física de la persona, así como su capacidad cardiaca y respiratoria y su estado general de salud.

Eficacia

Algunos estudios, como la efectividad del entrenamiento personal en el cambio de actitud hacia la actividad física, han demostrado la mayor eficacia de esta opción deportiva con respecto al entrenamiento por libre, sobre todo en las mujeres. La clave de esta eficacia reside en que el plan de entrenamiento está adaptado a las condiciones y objetivos de cada persona. Además, el asesoramiento del profesional deportivo ahorra una gran cantidad de tiempo invertido en ejercicios ineficaces, o practicados de la forma inadecuada.

¿En qué consiste el entrenamiento personal?

En primer lugar, el entrenador realizará a la persona que contrate su servicio un examen físico a partir del cual se configurará un programa de entrenamiento basado en el tiempo que disponga la persona que vaya a llevarlo a cabo, y los objetivos que quiera alcanzar. Estos pueden ser la pérdida de peso, la definición y tonificación muscular, el mantenimiento, etcétera. El plan de entrenamiento irá variando en función de los progresos de la persona.

Ventajas

Una de las principales razones de fracaso de las personas que se apuntan al gimnasio es la falta de fuerza de voluntad para ir con asiduidad a hacer deporte. Este es un problema que afecta sobre todo a los principiantes, aquellos a los que más se recomienda el asesoramiento de un entrenador personal, pues entre sus ventajas más destacadas se encuentra el aumento de motivación que insufla este profesional en su cliente, ya que le impulsa a seguir un programa de entrenamiento de manera consistente y constante. Por otro lado, aquel que contrata un entrenador personal se asegura de obtener los mejores resultados posibles, lo que tiene como consecuencia una mayor eficacia del tiempo invertido en su entrenamiento. Además, un buen personal trainer se esforzará en mejorar la técnica de su cliente, hacer que este supere los estados de estancamiento y enseñarle todos los aspectos necesarios para que este diseñe sus propios programas y, en el futuro, logre entrenar por su cuenta sin necesidad de un monitor. Por último, este profesional del fitness vigilará la postura y la forma de ejecutar los ejercicios de aquel al que esté asesorando, lo que en definitiva es una garantía para entrenar de la forma más segura posible.

Funciones

Tanto si eres principiante como si has contratado los servicios de un personal trainer para mejorar tu rendimiento en algún deporte, es conveniente que sepas lo que hace un personal trainer y qué debe tener un buen entrenador personal para obtener la máxima información posible a la hora de requerir sus servicios:

  • El entrenador personal estudia tu condición física y diseña unos ejercicios y rutinas a medida.
  • Entre las muchas ventajas que ofrece el entrenador personal se encuentra la fijación de unos objetivos físicos realistas. El personal trainer no da tregua, pero tampoco fuerza la máquina.
  • El profesional del entrenamiento personal te indica en todo momento cómo hacer bien los ejercicios, de manera que no se producen lesiones.
  • Una de las principales funciones del entrenador personal es motivar y animar a los clientes en la consecución de los objetivos. La superación personal es la clave, y él lo sabe.

El entrenador personal analiza la condición física de sus clientes a partir de test de aptitud física, pacta las metas tanto de mejora de la condición física como de la salud en un marco temporal, donde se valorará los resultados obtenidos a partir del entrenamiento y las pautas nutricionales seguidas. Para conseguir las metas el entrenador personal diseña un programa de entrenamiento adaptado a la condición física y los objetivos que desea alcanzar el cliente.

Los entrenadores personales cualificados deben conocer los límites de su propia especialización, de modo que si un instructor sospecha que uno de sus clientes tiene una dolencia que podría hacer desaconsejable un programa de ejercicios, deberá derivar al profesional adecuado para tratar su problema.

 

Postgrado en Personal Training y Fitness