Con la llegada de la transformación digital todos los mercados se han visto influenciados por el uso de la tecnología e internet. Han aparecido nuevos modelos de negocio, que han creado puestos de trabajo. Uno de ellos es el asesor fiscal internacional, una figura clave para aquellas compañías que tienen visión a nivel global. Si te interesa saber más sobre esta área profesional, sigue leyendo este post.

 

¿Qué hace un asesor fiscal internacional?

Se trata de aquella persona dentro de la empresa que gestiona procesos y trámites legales a nivel global, quién busca la mejor forma de aplicar una estrategia que sea adecuada que favorezca económica y socialmente a la entidad.

No obstante, este perfil profesional pese a lo sencillo que puedan parecer son más complejas de lo que se puede percibir a simple vista. Este cargo le otorga a la persona participación en diferentes proyectos, pues con sus conocimientos y asesoría podrá marcar el rumbo correcto. Dentro del ámbito legal a nivel internacional su colaboración servirá para verificar la viabilidad de las estrategias.

¿Quieres mejorar tus habilidades como asesor fiscal?. Aprende mucho más aquí: Impuesto sobre el valor añadido IVA práctico

 

Top 6 habilidades de un asesor fiscal internacional:

Si estás interesado en ejercer esta profesión, deberás desarrollar ciertas cualidades y la formación académica que tiene una gran relevancia en este ámbito. 

A continuación te explicamos las características que este talento debe poseer:

#1. Organización

Debido a que el mismo ofrece asesoría a sus clientes es esencial que mantenga una correcta coordinación. Sobre todo porque debe estar al pendiente de la cancelación de liquidaciones y otros trámites tributarios e incluso financieros. Para ello la organización es de extrema importancia. 

#2. Planificación

Una de sus tareas fundamentales es realizar la planificación fiscal de la empresa, para multinacionales. Para ello, debe tener una gran habilidad para aplicar las técnicas adecuadas. Consiguiendo así que la entidad pueda obtener ganancias considerables de sus ingresos.

#3. Amplios y demostrables conocimientos en asesoría fiscal

En concordancia con lo anterior, este talento debe tener una destacable destreza en el campo. Cabe destacar aquí, que su formación académica y de nivel superior le permitirá aplicar fácilmente sus conocimientos. Para ello deberá poseer una carrera en asesoría fiscal.

#4. Flexibilidad

Si bien su área está enfocada a encontrar las fórmulas y técnicas más asequibles para las empresas, el mismo también podría contribuir en otras tareas. En lo que respecta a los proyectos, en el momento de realizar su asesoría debe tener en cuenta aspectos del área de ventas. Por lo tanto, para considerar todos los puntos necesarios, también debe adaptarse y debatir inteligentemente temas que corresponden a marketing, economía, transformación digital, y otros.

#5. Dominio de idiomas

Aunque no es un requisito indispensable este le ayudará a mejorar su gestión en otros países y sucursales. Al tener el cargo de asesor fiscal internacional, el mismo debe evaluar los aspectos tributarios y de aduanas para realizar un buen análisis. En consecuencia, si domina otros idiomas que sean de interés para su cliente, esto no será una barrera sino un punto a su favor para realizar bien su trabajo.

#6. Diversidad en conocimiento

Para ejercer esta profesión con gran altura, debe también dominar temas con respecto a la economía y al ámbito legal. Se podría decir que el mismo debe aplicar estos conocimientos más allá de su país de origen. Incluso el saber sobre la cultura y avances del ámbito tributario también son esenciales en esta área.

que hace un asesor fiscal financiero

¿Cuáles son las funciones de un asesor fiscal internacional

Ahora bien, si te interesa estudiar esta carrera o parte de ella, deseas tener un conocimiento del aporte de este cargo en tu empresa, a continuación te describimos sus actividades más importantes:

  • Elaborar una planificación fiscal internacional relatando los aspectos económicos y legales del mismo.
  • Ofrecer asesoría en un enfoque de internacionalización de los proyectos.
  • Actualización constante de la información fiscal que sea de interés para su empresa o cliente.
  • Realizar declaraciones y liquidaciones a nivel tributario, evitando sanciones y otros problemas.
  • Aplicar fórmulas para evitar altos cargos en la facturación fiscal.
  • Mantenerse al corriente del área legal, especialmente de los países que le interesan a sus clientes diversificarse, establecer una franquicia o cambiar de residencia.
  • Contribuir y asesorar en la elaboración de transacciones con aduanas, impuestos, e incluso apertura de cuentas en el extranjero.

¿Por qué lo necesitan las empresas?

Nuestro día a día es cada vez más dependiente de la tecnología y por ello el mercado digital es más dominante. Muchos negocios han podido mantenerse gracias a que su público es diverso. De ahí, el que despierten el interés más allá de sus fronteras.

Cuando se tiene una visión hacia la globalización, para convertirse en una multinacional, es necesario evaluar los aspectos legales y tributarios que implican. De tal forma que, un asesor fiscal internacional será de gran ayuda para conseguir tus propósitos. Sin importar de qué tamaño sean tus ambiciones, podrás controlar su envergadura con la ayuda de este talento.