La capacidad de realizar actividad sin dificultad, incluso que sea considerado como algo nato, gracias a que ha aprendido o adquirido los conocimientos necesarios para realizar correctamente una actividad, eso es a lo que se le llama aptitud. Asimismo, estas nos pueden ayudar en diferentes ámbitos y situaciones tal y como sería en nuestro entorno laboral. Las aptitudes profesionales son aquellas que incluso nos permiten ser el candidato ideal para un puesto de trabajo. Teniendo una valoración similar a la formación académica. Si te interesa saber cuáles son las más destacables además de las deseadas por las empresas para futuros puestos, este post es para ti.

 

¿Qué son las aptitudes profesionales?

Se trata de aquellas capacidades que contribuyen a que una persona pueda hacer con gran destreza su labores en su cargo o en su sector. Cabe destacar que estas aptitudes son las que nos permiten mejorar nuestra preparación, conocimiento y desenvolvimiento en diversas actividades, no solo a nivel laboral. Sin embargo, en un contexto profesional, son las que contribuyen a que una persona mejore y crezca.

Además, las aptitudes son aquellas que se manifiestan incluso desde muy temprana edad, por lo tanto muchas veces son natas. Aunque también se van desarrollando con el tiempo por nuestras experiencias. Por esta razón, muchas compañías valoran que sus empleados las tengan incluso antes de entrar a la empresa. Porque los resultados de estas aptitudes le permitirán saber al equipo de captación que la persona tiene las competencias para asumir sus tareas. 

¿Cuáles son las aptitudes profesionales imprescindibles para las carreras del futuro?

Como hemos mencionado, las empresas valoran que sus empleados tengan estas cualidades. Cabe destacar que no todos tendremos un desempeño óptimo en todas. Aún así, dependiendo del cargo y las funciones a realizar algunas son más relevantes que otras.

Aún así, estas habilidades que son muy importantes en el presente, también son determinantes en un futuro. Es por ello que son cada vez más las ofertas de trabajo especificando estas características deseables para el cargo. Por lo tanto, si te interesa conocer cuáles son las principales aptitudes profesionales, a continuación te mencionamos las más importantes: 

#1. Creatividad:

En el mundo actual, gracias a la redes sociales y la digitalización de los negocios, es importante crear contenidos y campañas que realmente incentiven a los usuarios. Para ello la creatividad es altamente relevante porque solo así se desarrollarán y escogerán las ideas más originales y similares a la empresa. Además de ser el combustible principal de las profesionales relacionadas con las artes.

#2. Habilidades comunicativas: tanto a nivel personal como digital:

La comunicación es una de las principales aptitudes profesionales, aunque no solo en este ámbito es importante. Porque las habilidades comunicativas son imprescindibles para relacionarnos con otros, sin embargo a nivel laboral se destaca porque es la base del trabajo en equipo. No obstante, en la actualidad las habilidades comunicativas también engloba la capacidad de interactuar con otros a través de los medios sociales. 

#3. Resiliencia y resolución de problemas:

Se refiere a nuestra capacidad de encontrar soluciones ante ciertas situaciones, de manera de no afectar nuestro trabajo ni en nuestro equipo. Además, a través de la resiliencia se consigue que dichos conflictos o problemáticas no generen consecuencias en la persona. Porque podremos afrontar las situaciones con mayor sensatez, evitando que nos afecte emocionalmente de forma negativa y a gran escala.

#4. Inteligencia emocional:

En relación al punto anterior, para conseguir esto también se debe tener inteligencia emocional. Cuando somos capaces de reconocer nuestras emociones podemos comprender nuestras acciones, pensamientos y actitudes. Por otra parte, la misma también nos ayuda a comprender las emociones de terceros. Haciéndonos más empáticos al poder comprender sus acciones y motivaciones.

aptitudes profesionales

#5. Disciplina:

El compromiso es lo que muchas veces marca la diferencia entre ser un buen o mal profesional. Cuando somos constantes, además de comprometidos, nos tomamos en serio nuestras tareas y deseamos terminarlas con la mayor eficiencia. 

#6. Liderazgo:

Parte de las aptitudes a nivel profesional mejor valoradas porque brinda la capacidad de dominar una situación, creando soluciones y mejorando la gestión. El liderazgo contribuye incluso a mejorar el rendimiento al delegar tareas y establecer la forma correcta de alcanzar los objetivos.

#7. Adaptabilidad:

En medio de un mercado que cambia constantemente gracias a la evolución tecnológica, nuestro deber como trabajadores es adaptarnos a dichas situaciones. De esta forma, se evita que la producción se detenga, además de contribuir en mejorar la capacidad de respuesta y solución de la empresa.

#8. Asertividad:

Cuando estamos en el entorno laboral es importante que expongamos nuestras ideas correctamente. Además, también debemos aprender a realizarlo de la mejor forma, a través del diálogo y manteniendo la brevedad, precisión y respeto.

#9. Ética profesional:

Reconocer qué debemos hacer y cómo lo debemos hacer es esencial para desempeñar nuestro trabajo de la mejor forma. Sin embargo, esta aptitud va mucho más allá. Porque nos obliga a ser coherentes con nuestra forma de trabajo y al relacionarnos e interactuar con nuestros compañeros.

#10. Autonomía:

Para crecer como profesional debemos tener un total interés en crecer y mejorar, aún más si nuestro sector ha sufrido cambios y ha evolucionado con el tiempo. Para ello la autonomía nos permite ser conscientes de este hecho para mantenernos informados además de hacer lo necesario para adquirir nuevas habilidades.

¿Por qué debes tener estas aptitudes profesionales?

Debes saber que una empresa desde el momento en el está solicitando un candidato, tiene muy claro lo que necesita para dicho puesto. Anteriormente lo relevante era la formación académica, pero con el paso del tiempo también las aptitudes son requisitos excluyentes. Para tener un cargo y ejercer su función, aún más para liderar equipos y proyectos, se debe estar capacitado.

Es por ello, que si aspiras a estos cargos en un futuro debes también evaluar si posees las capacidades necesarias y qué puedes hacer para desarrollarlas y mejorarlas.