Cuando hablamos de una estrategia en marketing digital son muchos los factores que debemos hablar. Ya que no solo es planificar en base a las tendencias, sino comprender qué quiere nuestro cliente potencial. Es así como los especialistas invierten su tiempo en la analítica digital. La cual recopila, visualiza, analiza e interpreta los datos e información sobre la interacción y comportamiento de los usuarios en los sitios web, plataformas y redes sociales. Y si te interesa conocer más sobre este método, debes continuar leyendo este post.

Tabla de contenido:

  1. ¿Cuál es el objetivo de la analítica digital?
  2. ¿Cómo funciona la analítica digital?
  3. ¿Cuáles son los beneficios de la analítica digital?
    • Facilita el análisis del tráfico
    • Sirve para mejorar la usabilidad de un sitio web
    • Contribuye al posicionamiento web
    • Mejora la interpretación de la interacción
    • Evalúa posicionamiento en el mercado

 

¿Cuál es el objetivo de la analítica digital?

El mundo digital no existe por sí solo gracias a las tecnologías, ya que fueron creadas y mantenidas por la humanidad. Sin embargo, hoy en día se atribuyen muchos de los avances de las mismas gracias a la inteligencia artificial y el Big Data. Si bien esto es cierto, también hay que reconocer que el análisis que un logaritmo pueda hacer no es una valoración cualitativa. Algo importante en el mundo digital, más si hablamos de estrategias de marketing. Ya que estas deben enfocarse correctamente en el público meta, si no las ventas caerán.

«Una de las mejores maneras de sabotear tu contenido es no vincularlo a tus objetivos.» - Jamie Turner, CEO de 60 Second Marketing.

Es así como la analítica digital hace su aparición para ayudar a las empresas a mejorar su calidad y prestación de servicios. De esta manera, se garantiza que la información sea aprovechada al máximo y así mejorar las estrategias digitales. Porque al fin y al cabo, estas son las que nos guiarán sobre el rendimiento de nuestra estrategia de ventas, siendo este el objetivo final.

¿Quieres utilizar la analítica para mejorar el posicionamiento de tu marca?. Inscríbete en nuestro Máster en Analítica Web, Usabilidad y Experiencia de Usuario

 

¿Cómo funciona la analítica digital?

Ahora bien, para comprender mejor de qué trata a continuación te explicaremos cómo funciona esta técnica:

  1. Recolección de datos: se selecciona la información y los datos a tramitar a través de otras herramienta, como el Big Data.
  2. Selección: ya con la información recolectada es necesario dividirla adecuadamente. De esta forma se fecilita mucho el siguiente paso.
  3. Tramitación: en este punto la información se jerarquise según el objetivo que se tenga planteado sobre la misma. Es decir, los datos comienzan a ser categorizados según la revisión de cada uno. Incluso se descaratan aquellos que no tengan relevancia para el objetivo a alcanzar. Es por ello que este paso es improtante, porque se debe divirila
  4. Análisis: el punto más importante pero imposible de hacer sin los anteriores. Ahora es momento de analizar, evaluar  e interpretar correctamente la información.
  5. Comprobación: cabe destacar que los datos sirven para tomar decisiones. Sin embargo, los mismos no pueden estar vigentes por largo periodos. En el mundo digital hay muchos factores que la mantienen en constante cambio. Es por ello que se debe comprobar y evaluar constantemente la validez de dicha información. Y cambiarla cuando sea necesario para así hacer análisis lo más actualizados posible.

 

Analítica digital

¿Cuáles son los beneficios de la analítica digital?

Para que comiences a evaluar la importancia de este tema y su influencia en los resultados y rendimiento de una empresa compartiremos contigo sus principales beneficios:

#1. Facilita el análisis del tráfico:

Gracias a la correcta interpretación y analítica es posible identificar la fuente desde la cual ingresó el tráfico. De esta forma, es mucho más sencillo comprender los medios y redes en las cuales tenemos mayor visualización.

#2. Sirve para mejorar la usabilidad de un sitio web:

Comprenderás rápidamente cuál es el contenido y sitios que captan y mantienen la atención de los usuarios. Asimismo, también sabrás cómo funciona el rebote y qué contenido no está funcionando. 

#3. Contribuye al posicionamiento web:

Porque sabrás cuáles son las palabras clave que están llevando tráfico a tu sitio web. Y por ende determinar si la estrategia SEO está funcionando o si al contrario hay que mejorarla para posicionarse mejor en las palabras claves que más benefician a la empresa.

#4. Mejora la interpretación de la interacción:

En este caso veremos cúal es el comportamiento de los usuarios en los sitios web. Esto es ideal para los que tengan un negocio basado en e-commerce. Ya que sabrás exactamente qué productos son los que reciben mayor atención y por ende número de clics. Aunque también es funcional para determinar los artículos y subdominios que mayor tráfico orgánico están enviando al sitio web.

#5. Evalúa posicionamiento en el mercado:

En este caso nos referimos no a tu nivel en el mercado en general, ya que la analítica digital se enfoca en el comportamiento del usuario en este medio. Por lo tanto, nos referimos a la comunidad de la marca y por ende el engagement que la misma genera. A mayor nivel de interacciones hay una mayor probabilidad de que el contenido se comparta con nuevos potenciales clientes. Y de esta forma la marca tendrá una reputación dentro de los medios digitales lo cual influye en los puntos anteriores. Ya que el buscador de Google valora la relevancia de un sitio web según este aspecto para mostrarlo en el top 10.

¿Te gusta nuestro contenido?. Continúa la lectura en este post: Recursos humanos 4.0: el resultado de la evolución digital