Seleccionar página

¿No sería genial que con sólo estar a cargo de la administración y dirección de empresas tuviéramos el poder de resolver problemas, antes de que sucedan?

A menos que tengas una bola de cristal que funcione, parece imposible. Los negocios modernos se mueven a una increíble velocidad y la capacidad para reaccionar y adaptarnos apropiadamente ante nuevas situaciones es crucial para el éxito. Por ello, los nuevos líderes luchan a diario, poniendo todo el esfuerzo necesario por encontrar el modo de anticiparse.

Afortunadamente existen métodos, pasos que podemos tomar para prevenir estas situaciones, los cuales mostrarán que somos expertos en la administración y dirección de empresas. Aquí, siete consejos que te harán ver con si tuvieras aquella bola de cristal apuntando directamente a tu negocio.

7 cosas que debes saber sobre la administración y dirección de empresas

  1. Comunicación efectiva

Tu equipo y el resto de la organización se beneficiarán notablemente con el uso de una comunicación transparente, en muchos sentidos. Principalmente, permitiendo que tanto jefes como el resto de los empleados conozcan lo que sucede detrás del escenario, les ayudará a estar preparados para cualquier cambio. Por ejemplo adelantar una idea sobre algún nuevo producto o servicio que tengas en mente ofrecer a futuro y la aplicación de los tiempos de producción y eventos en su ejecución. Cuando todos esperan estos cambios, se sienten menos presionados para reaccionar y tienen más tiempo de preparase, poniéndose a la altura de las circunstancias.

  1. Retroaliméntate

La comunicación efectiva significa mucho más que estar atentos a lo que pudiera suceder, antes de que el problema nos alcance y poder dar la alerta. También debe aplicarse al fomento de los comentarios constructivos que lleguen de las bases a la administración. Los empleados tocan aspectos de la organización que los supervisores, gerentes y responsables de la administración y dirección de empresas nunca pueden ver, por lo que es importante aprovechar sus conocimientos para el beneficio de todos. La mejor manera es usar la diplomacia con todo el equipo. Debes crear terrenos neutrales para tener conversaciones relajadas y honestas que te ayudarán a recibir contribuciones sólidas de parte de tu gente.

  1. Crea nuevas soluciones

La historia se repite a sí misma. Pero en el mundo de los negocios, aprender de los errores es crucial para el éxito. Es importante recordar los tropiezos del pasado, tanto como las soluciones que aplicamos. Algunas veces, la respuesta a un problema potencia puede tener origen en algún incidente previo. Como parte fundamental del administración y dirección de empresas, siempre asegúrate que los miembros claves de tu equipo estén atentos a todo lo que sucede. Sumarás oportunidades de éxito si ellos desarrollan su capacidad de resolver problemas estando al tanto de todo lo que sucedió y pasa ahora mismo en tu empresa, y les darás la oportunidad de aprender a reconocer aquellas señales que indiquen la cercanía de un nuevo problema en el futuro.

  1. Promueve la colaboración

Muchas organizaciones mantienen el modelo tradicional de empresa. Si bien trabaja a la perfección para algunos, otros preferimos encarar la administración y dirección de empresas de un modo diferente; es fundamental  derribar los muros entre los diferentes departamentos o secciones de la empresa, cada miembro de tu empresa debe poder ver y comprender el efecto de sus actos y decisiones sobre otros. Esto ayudará a todas las escalas en la medición de los efectos de cada elección de un modo más cuidadoso. También motivará a otros a opinar sobre lo que sucede en una sección a la que no pertenece, y siempre es bueno el intercambio entre departamentos.

  1. Considera hipótesis

La mejor manera de entrenar tus conocimientos en administración y dirección de empresas y entrenar a todos los miembros de tu marca en la resolución proactiva de problemas, es hacerlos pensar y trabajar en hipótesis. Que pienses en cada dificultad que pudiera aparecer en cualquier momento de la producción, y visualicen cuál sería la solución. La anticipación efectiva se basa en nuestra habilidad de analizar lo que sabes y aplicarlo a lo que sucedería. Nadie puede predecir el futuro, pero en los negocios algunos eventos son predecibles si te tomas el tiempo de estudiar las variables y aplicas lecciones aprendidas.

  1. Realiza pruebas en profundidad

Ya sea que estés preocupado por el inminente lanzamiento de un producto, distribución de aplicaciones, el modo en que enfocarás tu marketing o cualquier tipo de actualización tecnológica, las pruebas son cruciales para el éxito para la administración y dirección de empresas. Algunos cambios pueden tener la urgencia que nos obligue a hacer cambios sobre la marcha, pero las pruebas son el mejor método para descubrir problemas latentes. Es mejor encontrar cualquier potencial conflicto antes de implementar el cambio que tener que hacer un control de daños después.

  1. Analiza el progreso

Si no eres capaz de aprender de la historia, estarás condenado a repetirla. Mantener registros exhaustivos y aplicar las lecciones aprendidas es vital para el éxito. No sólo como mera documentación para ocupar los lugares vacío en el archivo, sino para proporcionar ideas en decisiones futuras. Al considerar las posibles soluciones a un problema, piensa en las historias pasadas y como respondió cada sector de la empresa. ¿Funcionaron las soluciones? ¿Funcionaron mejor de lo que pensabas? ¿Hubo efectos secundarios imprevistos?

En última instancia, la prevención de problemas antes de comenzar va a requerir diferentes datos y habilidades en cada organización. Si bien no existe una fórmula única en la  administración y dirección de empresas que te ayude a anticiparte al futuro, estos consejos te ayudarán a tomar decisiones más reflexivas y, posiblemente, a prevenir situaciones, al abordar las causas subyacentes antes de que aparezcan.

 

Master en Secretariado de Dirección