Seleccionar página

Cuando tienes tu empresa, la mala prensa puede afectar tus ventas y tu reputación; una excelente solución, es realizar un Máster ética, y de esta forma conocer los elementos claves para edificar y mantener una poderosa ética de trabajo.

¿Alguna vez has intentado hacer negocios con alguien que no parecía disfrutar de su trabajo o no le interesaba? Quizás, nunca regresaste con esa persona porque no te gustó la forma en que fuiste tratado, o te generó desconfianza como negocio en su totalidad. Quizás alguien, en algún momento, termine corriendo la voz sobre ese tipo de experiencia y eso podría afectar terriblemente la reputación del negocio. Pues lo mismo pasa con tu empresa y te contaremos como cuidarte para que no suceda.

Máster en ética

Una cultura organizacional basada en la ética del trabajo te motivará a ti y a tus empleados para enfrentar retos en el camino, dar siempre lo mejor de vosotros y manteneros en el máximo nivel de rendimiento perpetuamente. Para ello, se fomentan los siguientes factores claves:

  • Profesionalismo: ser un profesional involucra desde la forma en que te vistes y te presentas a ti mismo en el mundo de los negocios, hasta cómo tratas a los demás. El profesionalismo es una categoría tan amplia, que prácticamente envuelve todos los otros factores de la ética de trabajo.
  • Máster ética fomenta el respeto: debes aprender a brillar bajo presión. Sin importar qué tan ajustada sea la fecha tope, o acalorados sean los temperamentos, siempre debes mantenerte firme y diplomático. Ya sea que estés sirviendo a un cliente, reuniéndote con uno o colaborando con tus colegas, has de dar lo mejor de ti para respetar las opiniones de todos, especialmente bajo circunstancias delicadas. Esto muestra que aprecias el valor de los individuos tanto como sus contribuciones profesionales.
  • Confianza: los demás pueden confiar en que cumplirás tus promesas. Siempre estás a tiempo y preparado para las reuniones, y entregas el trabajo a tiempo y dentro del presupuesto. El máster ética te ayudará a crear una reputación de confianza que te preceda, pues has probado con el tiempo que los compradores, clientes y colegas pueden confiar en ti y que harás todo lo que dices que harás. En un mundo incierto, tus clientes y clientes apreciarán la estabilidad que representas.
  • Dedicación: no te detienes hasta que el trabajo está hecho, y bien hecho. “Lo suficientemente bueno” no es lo suficientemente bueno para ti y tu equipo. Tu objetivo es sobresalir en todo lo que hagas e inviertes horas extras en conseguir que todo esté correcto, prestándole atención, gracias al enfoque logrado en el máster ética, a los detalles con devoción a la excelencia. Tu pasión muestra qué tan duro trabajas y los resultados que has conseguido.
  • Determinación: no dejas que los obstáculos te detengas y abrazas los retos con el entusiasmo de un escalador de montañas que sube y sube hasta que alcanza la cúspide. Sabes que tu trabajo como emprendedor es resolver los problemas de tus clientes, y estás determinado a buscar mejores y más innovadoras respuestas. Con propósito y resiliencia, sigues adelante, sin importar qué tan lejos debes llegar.
  • Responsabilidad: tomas responsabilidades por tus actos y resultados en cada situación. El máster ética te enseñará la importancia de evitar las excusas cuando las cosas no salgan bien. Debes aprender a admitir tus errores y a usarlos como experiencias de aprendizaje y así no los cometerás nuevamente. También debes esperar que tus empleados alcancen estos altos estándares, y debes apoyar a aquellos que toman responsabilidad en vez de culpar a otros.
  • Humildad: reconoces las contribuciones de todos y compartes libremente el crédito por los logros alcanzados. Muestras gratitud a tus colegas que trabajan duro, y aprecio por tus clientes leales. Tienes integridad y estás abierto a aprender de otros, aunque seas tú el que, tras finalizar el máster ética, seas el encargado de enseñar a los demás a través de palabras, acciones y ejemplo. Y, aunque siempre trabajas duro, te las arreglas para mantener mucho sentido del humor.

La mayoría de la gente no comienza un negocio pensando que harán el mal. No obstante, los retos éticos inevitablemente aparecen. Es aún más difícil hacer lo correcto si tu compañía no se ancla en una base moral muy fuerte. Los emprendedores continuamente deben hacerse preguntas sobre la validez y oportunismo de sus acciones. ¿Mi negocio se basa en resultados que representan ganancias para todos? ¿soy sincero al promover los productos o servicios de mi empresa? El máster ética te ayudará a reconocer los factores que te permitirán resolver estas preguntas con honestidad, y gracias a ello, poseer las herramientas indispensables para, dentro de tu compañía, fomentar una cultura organizacional basada en los valores y la moral, que os haga sobresalir como profesionales confiables y preparados para presentar resultados que añaden valor a la vida de todos los involucrados. La justicia, la integridad, la decencia y la sustentabilidad son los pilares de la ética empresarial, y adoptarlos con firmeza, garantizará que tu compañía realice sus actividades con un enfoque profundamente moralista.

 

Máster en Ética para Ciencias de la Salud

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

man-791049_640

Gracias, ya eres uno de los nuestros!