Seleccionar página

La transparencia de tu identidad digital ha tomado un nuevo rumbo en el modo en que te muestras en el mundo del marketing digital y cómo puedes saber de quienes son los ojos que te miran.

Lejos quedaron los días en que ser alguien “a la moda” significaba tener fotos pegadas de nuestros artistas favoritos en carpetas, agendas y libros.

Ya salimos de la edad de piedra, donde el mayor valor que teníamos en el mundo digital era el anonimato.

Pasó ya el tiempo de los mensajes privados, a uno en que los textos se escriben en “negritas”, porque tienes una declaración que hacer; pasando del uso de las redes para “guardar fotos”, a etiquetar a todo aquel que aparezca en cada una de nuestras imágenes.

Todo ha pasado de ser parte de nuestra identidad digital, a algo más emocional. Te mueves en un paisaje diferente, donde quieres estar expuesto, porque quieres ser visto. Hoy, tu cara en Facebook es un activo y envías tweets porque quieres ser oído.

Los sentimientos se han convertido en parte integral de como las personas, y tus potenciales clientes interactúan en la web y el modo en que dejan su huella en ella.

La Identidad Digital

Con la evolución de múltiples canales, pantallas y dispositivos, el viaje de los clientes se han vuelto casi instantáneo y el tiempo de permanencia en un solo espacio, ha llegado a niveles ínfimos.

En este escenario, donde el internauta deja de ser anónimo, obliga a las agencias de publicidad y marketing a diversificar sus mensajes y alejarse de lo genérico, pues ahora deberán cubrir las necesidades de personas individuales con nombre, cara, origen y gustos determinados.

Todo esto abre un abanico de posibilidades, vinculadas con el modo en que mostrarás a tu empresa en el futuro y cómo realizarás el seguimiento sobre los posibles consumidores de tu marca.

En una era en que la tecnología parece haber llegado para simplificar la vida del consumidor, también traerá beneficios a quienes tenemos una identidad digital.

En un futuro muy cercano, podremos hacer seguimientos individuales detrás de aquellos clientes, según lo que les guste visitar, leer, comprar, o tomando clara nota de cualquier actividad que realicen.

Por el lado de los emprendedores, la mayor ventaja será que podrán lanzar campañas elaboradas, pero pensadas para cierto tipo de consumidor, con márgenes de error mínimos; al tiempo que los clientes podrán recibir contenido de calidad, proveniente incluso de la publicidad en sus navegadores.

Mientras el futuro llega, veamos cómo hacer para darle impulso a nuestra identidad digital en las redes sociales.

Estar en forma, en este nuevo año, va más allá de las simples repeticiones en el gimnasio. Como emprendedores, nuestra presencia en las redes sociales juega un gran papel sobre nuestra reputación y ésta sobre el producto o servicio que queremos ofrecer.

¿Estás haciendo lo necesario para mejorar tu identidad digital?

Como ya dijimos, hoy más que nunca, las personas se vuelcan a la web para encontrar información sobre otras personas. Alguien puede estar, en este mismo instante, colocando tu nombre en Google. ¿Tienes idea de lo que encontrará? ¿Acaso importa?

Claro que importa

Si estás buscando trabajo, quien te entreviste puede que quiera ver, al menos, uno de tus perfiles sociales. Se sabe que el 86% de los encargados del reclutamiento de candidatos para empresas, revisa las redes sociales para conocer mejor a sus prospectos. Y, si no les gusta tu identidad digital, sin dudas saldrás perdiendo.

Un estudio revela que el 69% de los aspirantes a un puesto, son rechazados por esta razón, aunque nunca se enteren.

Tu vida personal, puede ser afectada, del mismo modo. De acuerdo con algunos informes, la mitad de los hombres y mujeres han conseguido una cita online, y los matrimonios fruto de este tipo de encuentros representan la tercera razón para casarse, los últimos cinco años.

Cómo mejorar tu identidad digital

La buena exposición de tu identidad digital requerirá que mires hacia atrás y veas que huellas has dejado, descubras la información disponible sobre ti en los motores de búsqueda, redes sociales, y otros sitios de contenido. Una vez localizada toda esta información, necesitarás del poder de todas las herramientas disponibles en la Red, para darle nueva forma a esos datos. Una de esos instrumentos gratuitos puede ser Social Bro que se encargará de monitorear tus cuentas de Twitter, usuarios y contenidos para que puedas estudiar la mejor estrategia para tu marca.

Para muchos, eso significará borrar fotos desactualizadas, reeditar o cerrar perfiles, su contenido, artículos que hayas escrito, etc. Existen en el mercado una innumerable cantidad de servicios que pueden ayudarte en este punto.

Las personas encuentran a otras, ya sea por cuestiones sociales o profesionales, online. Algunos usan Google o Bing, lo cual explica porque los resultados en los buscadores, sí importan.

En ocasiones, eligen las plataformas sociales como LinkedIn (para negocios), o Facebook (con fines sociales).

Sin importar el medio que utilicen, lo fundamental es que lo hacen para saber si confiar en alguien o no. Si no le prestas atención a tu identidad digital, corres el riesgo de no ser invitado a algún evento o, por accidente, ser confundido con alguien sospechoso o deshonesto.

Cómo llegar a otros con tu mensaje

Existen muchos caminos para superar las barreras que existen en redes sociales y que pueden dañar nuestra identidad digital. Ciertamente, si haces algo que rompa esquemas, te convertirás en una estrella, de la noche a la mañana. Ese fue el caso de PSY, con su Gangnam Style que pasó a ser el video musical más visto el año de su lanzamiento, con más de un billón de visitas.

Pero para la mayoría de nosotros, la fama generalizada, no es una meta. Lo que buscamos es convertirnos en líderes en nuestra área de interés, donde ya haya líderes a los que superar.

Si eres el seguidor de una banda, o deseas fortalecer tus contactos en tu campo de experiencia profesional, escribir sobre el tema en cuestión, etiquetarlo apropiadamente, y comentar las publicaciones de otros, es el mejor modo de comenzar.

Ten siempre en cuenta estudiar las estructuras que mejor resulten para tu audiencia y les haga compartir lo que publicas, qué temas son los que más interesan, con qué frecuencia debes escribir, dónde, y cuándo.

 

Experto en Community Manager y Marketing Digital

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

Gracias, ya eres uno de los nuestros!