Seleccionar página

El escaparatismo comercial es la técnica usada en tiendas, para crear una presentación frontal del negocio, donde la disposición de la mercancía a vender y diversos elementos decorativos se conjuguen para crear una apariencia estética y atrayente a ojos de un comprador potencial. Las tiendas en centros comerciales usualmente tienen por lo menos una pared libre al lado de su entrada, o una pared sólida con una ventaja de muestra que enseña el interior de la tienda al exterior. Por su parte, las tiendas en la calle suelen tener una puerta de entrada rodeada por una o dos ventanas donde se exponen los artículos más atractivos.

El escaparatismo comercial tiene como cualidad esencial ofrecer un orden llamativo que llame la atención de los transeúntes o compradores. Una ventana atractiva, puede hacer que muchas personas entren a la tienda y esto es lo que los propietarios esperan conseguir. El escaparatismo es una herramienta a manera de una valla publicitaria para tu tienda, y pueden ser el factor decisivo entre lograr muchas ventas o pasar desapercibido. Sin embargo, muy a menudo, los gerentes crean ventanas que son aburridas, muy sobrecargadas o pobremente ordenadas.  Los diseños frontales para tiendas no tienen que ser costosos, ni muy complicados, acá te dejamos consejos para usar el escaparatismo comercial para traer el éxito a tu negocio.

  • Cuenta una historia: No te vayas con lo que es demasiado obvio. Por ejemplo, en el Día de San Valentín quizás quieras tomar todos los ítems rojos o asociados a ese día que tengas en la tienda y colocarlos en la ventana de muestra, pero esto es algo demasiado simplista. Es mejor comenzar con un tema, y luego ir colocando las piezas. Por ejemplo, en vez de tomar la temática del día de una forma general, puedes en un Día de San Valentín decorar el frente con algo así como “ayuda para conquistar a una persona”, y muestra productos como flores y cartas para dar entender el mensaje. Para que el escaparatismo comercial tenga los resultados deseados, naturalmente, la historia que cuentes debe estar acorde con lo que vendes y debes mostrar productos disponibles dentro de tu tienda. Cuenta una historia específica y no te conformes con la generalización.
  • Piensa en los planos visuales: antes de escoger un diseño y ordenar los productos, es bueno que sepas cuál es la línea de visión que tendrán los compradores desde el exterior desde diversas distancias y así notar cuáles productos se ven mejor desde determinados ángulos, entre otros aspectos. Esto es algo para lo cual necesitarás salir de la tienda y dedicarle algo de tiempo, pues el piso de la tienda no suele estar al mismo nivel que la calle. El escaparatismo comercial prima la creatividad ordenada, es decir, no tiene que seguir un patrón en todo momento, pero sí debes evitar que parezca descuidado.
  • Sorprende a los compradores: como decimos en el primer punto, si quieres ser notado evita lo predecible. Dependiendo del estilo de tu tienda, puedes tomar elementos curiosos y atractivos para hacer que la gente se acerque hasta tu ventana, puede ser cualquier cosa, desde discos de vinilo hasta maquetas de lugares famosos, siempre y cuando, repetimos vaya con tu idea de negocio. Si la gente se acerca a tu ventana, con toda probabilidad, sentirán deseos de entrar a la tienda.
  • Atrévete con las formas y los colores: para el escaparatismo comercial no se necesita ser un artesano, o un genio del diseño. Simplemente atrévete con las formas y los colores. Si tienes una juguetería, por ejemplo, puedes colocar un enorme diseño a cuerpo completo de algún superhéroe, a manera de escaparate para mostrar los juguetes. La gente se sentirá atraída por la forma antes que por el producto, pero cuando se acerquen a ver ya habrás llamado su atención, aunque el producto específico que quieras vender sea muy simple o pequeño. La mayoría de las personas entran a una tienda porque vieron algo colorido en la ventana.
  • Mantenlo limpio: por mucho que te empeñes en tener un buen diseño de escaparatismo comercial, no servirá de nada si sobrecargas la ventana con demasiados productos. Acá aplica la máxima de menos es más, y obviamente no querrás hacer parecer como que no tienes inventario dentro de la tienda, pero el otro extremo es incluso peor. Menos productos tienden a decirte que son de mayor calidad, en contraste con ventanas que son solo un montón de cosas las unas sobre las otras.

Escaparatismo comercial: el arte de sobresalir

Para finalizar, te recomendamos actualizar continuamente tus diseños de escaparatismo según los días de fiesta, las efemérides, las estaciones y las épocas especiales. Si no actualizas tu ventana, rápidamente se convertirá en un elemento más del ambiente en que te encuentres, y cada vez menos gente se detendrá a ver qué ofreces. De igual forma, utiliza sabiamente la iluminación de tu ventana para destacar los artículos que más deseas vender.

 

Curso Técnico superior en Escaparatismo comercial

¡Recibe las noticias en tu email

Inscribete en nuestra lista para recibir antes que nadie las ultimas noticias.

Gracias, ya eres uno de los nuestros!