Cuando una empresa se plantea su crecimiento, generalmente analiza las ventajas del comercio internacional. La expansión siempre es favorable puesto que permite a una marca competir con otras en mercados internacionales. No obstante, a pesar de los beneficios que aporta a la empresa, ésta debe tener conocimiento de las ventajas y desventajas en sus previsiones. Si deseas saber cuáles son, dejes de leer este post.

 

¿Qué es el comercio internacional?

Se trata de aquellas actividades que realiza una empresa en la comercialización de sus productos y servicios. En función de la misma, enfoca la gestión de los recursos, bienes y servicios en el mercado, no solo a nivel nacional sino también en el internacional. Por lo tanto, dicho proceso tiene una gran importancia pues, es aquí donde se planifica la gestión de la importación y exportación de cada uno de los productos.

Cabe destacar que el comercio exterior debe cumplir una serie de reglamentos, que afectan tanto la empresa como los terceros que se encargarán de la distribución de los servicios hasta su entrega al consumidor. Gracias a su alcance, muchos sectores disfrutan de las ventajas del comercio internacional, puesto que no solo les genera más ingresos, sino que también potencia el reconocimiento de su marca a nivel mundial.

Es así, como una empresa para consolidarse a nivel internacional debe mantener buenas relaciones con los mercados de otros países. Además de adaptarse a los consumidores que en cada país varían sus necesidades y expectativas del producto.

¿Conoces las diferentes entre el comercio internacional y el comercio exterior?

Suscríbete a nuestro canal

¿Cuáles son las ventajas del comercio internacional?

Ahora que hemos analizado en qué consiste el comercio internacional es el momento de explicar las ventajas más favorables para las empresas:

#1. Alcance y competitividad:

Una empresa que logra posicionarse en otro país, teniendo un reconocimiento en otro mercado, puede conseguir más beneficios. Puede llegar a un mayor número de consumidores, lo cual aumenta sus ganancias. Además de ampliar sus negocios con proveedores que ofrecen sus productos a un precio competitivo.

#2. Aumento en el capital humano:

Al tener un posicionamiento en otro país o continente, se justifica y es normal que la empresa se plantee la internacionalización. Lo que le permitirá abrir nuevas oficinas y contratar nuevos talentos que cooperen en mantener el negocio en dichos países.

#3. Negociaciones con proveedores internacionales:

Una de las mayores ventajas del comercio internacional se encuentra en establecer relaciones con proveedores y suministradores. Puesto que ellos serán quienes cooperen en la comercialización de los productos y servicios a precios competitivos, para llegar a más personas. Una acción que se traduce en que el aumento del alcance genera mayores ingresos.

#4. Mayor estabilidad económica:

Una empresa que se basa en el comercio internacional, ayuda a su país en la estabilidad económica. Mantiene la productividad nacional, garantizando la entrada y salida de bienes, recursos e ingresos y, a largo plazo, permite que la economía del país no decaiga.

ventajas del comercio internacional

Desventajas del comercio internacional

Si bien el comercio internacional tiene muchos puntos a su favor, siendo el punto de interés para muchas empresas, que lo han mantenido en el transcurso de los años. Aún así, existen también desventajas que se deben prever antes de empezar la expansión, como son:

#1. Costo de exportación y logística:

Al ser un proyecto internacional, una empresa debe tener claro que esto requiere de una inversión mayor a la que realiza en su país. Además, debe adaptarse a las legislaciones de cada país en los que desee estar, considerando también los costos de transporte y la logística de cada envío o transacción.

#2. Diferencias entre culturas e idiomas:

Como mencionamos anteriormente, apuntar a otro mercado puede ser una de las grandes ventajas del comercio internacional en la actualidad, pero también conlleva adaptarse al nuevo consumidor. Por lo tanto, se deben estudiar muy bien las limitaciones que el idioma o la cultura pueden afectar o convertirse en una barrera. Esto adquiere especial relevancia en el momento de cerrar negociaciones o afrontar ciertas circunstancias. En este último caso, es necesaria la ayuda de alguien local, que sea nativo o domine bien el idioma y el contexto de las circunstancias. 

#3. La adaptación:

Realizar una expansión en un país diferente puede ser trabajoso para los que no estén familiarizados y es más complejo aún cuando hablamos de negocios, puesto que hay que buscar socios e inversores, además de estimar los costos tanto humanos como en recursos de la comercialización. Este es el punto que se debe tener más en cuenta, porque hace necesario estudiar, evaluar y tomar decisiones para no estancarse, ni mucho menos abandonar el proyecto.

#4. Falsificación de productos:

Cuando una marca tiene éxito, por lo general muchas empresas quieren apuntarse a dicho sector. Sin embargo, existen otras que aprovechan la popularidad de las grandes marcas para obtener parte de sus ingresos. De esta manera, se han creado muchos productos con diseño e imagen similar o casi idéntica a las marcas más populares, siendo ésta una manera de engañar al consumidor. Sin embargo, la calidad del producto no siempre se puede igualar y esto puede afectar a la marca principal. Los consumidores engañados pueden decepcionarse con el producto, aunque saben por la diferencia de los precios que han adquirido uno falso.

Importancia del comercio internacional

Ahora bien, debemos hablar en general de las verdaderas ventajas del comercio internacional. Porque si bien, es un negocio que es respetado por muchos, en realidad hoy en día es el más factible a largo plazo. Cuanto mayor sea el alcance de una marca, más acelerado será su crecimiento. 

A continuación te mencionamos la importancia del comercio internacional:

  • Producción nacional en aumento, gracias a que apuntan a un gran mercado.
  • Mayor empleabilidad tanto nacional como internacional.
  • Aumento en la exportación.
  • Mayor competitividad en productos y servicios, otorgando al mercado una gran variedad.
  • Oportunidad de satisfacer a diferentes consumidores, permitiendo que muchas empresas se mantengan y crezcan a la vez.