Cada día aumentan las denuncias por los diferentes tipos de delitos informáticos. Según diferentes investigaciones estos hechos ilícitos han aumentado en casi un 80 % en los últimos tres años, lo que puede ser motivado entre otras cosas a un mayor flujo de personas en la red, lo que propicia un ambiente perfecto para estafadores y delincuentes, quienes en la actualidad cuentan con herramientas sofisticadas para acceder sin consentimiento a información o sistemas informáticos confidenciales.

 

Delitos informáticos ¿Qué son? 

Los delitos informáticos conocidos también como ciberdelitos son acciones que se realizan a través de la red y tienen como finalidad vulnerar la seguridad e integridad de un sistema informático. Es importante destacar que debido al anonimato y a la información que se almacena en el ámbito digital, los ciberdelincuentes han amplificado su campo de acción. Por ello las amenazas y riesgos a la ciberseguridad han aumentado enormemente.

Las empresas son el objetivo principal, sin embargo las personas tampoco se escapan de sufrir alguno de los tipos de delitos informáticos, puesto que estos están muy presentes hoy día en cualquier lugar donde se tenga acceso a internet o a un medio electrónico, por lo que todo lo que publicamos o enviemos a través de las redes sociales o correos electrónicos puede llegar a ser infringido. Este tipo de acceso sin consentimiento afecta el aspecto financiero y de reputación de una persona o empresa. Por lo tanto es fundamental que conozcas la tipología de los ciberdelitos y cómo puedes prevenirlos. Esto te lo señalamos a continuación. 

¿Quieres convertirte en un profesional de la ciberseguridad y de esa manera proteger a tu empresa de ser víctima de delitos informáticos? Matricúlate en el curso: Técnico en seguridad informática 

 

Los 5 tipos de delitos informáticos más usuales

  • Sabotajes informáticos

Tienen como objetivo destruir parcial o totalmente información, equipos o sistemas informáticos de una persona o empresa. Buscando impedir la operatividad de los mismos provocando la paralización de las actividades.

Es importante mencionar que las herramientas y estrategias utilizadas para causar estos daños son muy variadas y han evolucionado a métodos cada vez más avanzados y de difícil detección.

  • Ciberdelitos contra la intimidad

Es un delito que infringe el derecho fundamental a la intimidad, a través del apropiamiento, alteración, uso o revelación de información, imágenes, grabaciones o datos de una persona u organización. La divulgación la pueden realizar a través  de las redes sociales, foros o por medio de sistemas de ficheros P2P.

Es importante destacar que es un delito contemplado en el código penal, como medida para proteger y sancionar los accesos sin consentimiento.

  • Espionaje informático

Tiene como finalidad alterar o eliminar datos, programas o archivos de los dispositivos, buscando que los mismos no funcionen correctamente. 

Este tipo de delito incluye el ciberterrorismo, con el cual se pretende crear miedo a la  población residente en un país, a sus dirigentes políticos o a las autoridades de su gobierno. 

  • Fraude o estafa informática

Es uno de los tipos de delitos informáticos donde el ciberdelincuente puede emplear varias estrategias como webs fraudulentas o softwares ilícitos, para engañar y robar contraseñas. De esta forma podrán acceder a información confidencial, como el caso de datos bancarios.

  • Injurias y calumnias

Actualmente es un delito que va en aumento, debido al supuesto anonimato que existe al momento de utilizar el internet. Son muchas las personas que han optado por desacreditar a otras o inclusive a empresas utilizando argumentos falsos, a través de los medios de comunicación informáticos, como redes sociales, blogs o chats. 

Son considerados delitos contra el honor y son castigados en el código penal.

Tipos de delitos informáticos

¿Cómo evitar ser víctima de los diferentes tipos de delitos informáticos?

Evite efectuar transacciones en redes públicas. Pero si necesitas conectarte a una red wi fi de un bar, hotel, centro comercial o aeropuerto, es importante el uso de un VPN y páginas con protocolo https.

Haga copias de seguridad, de esta manera podrá recuperar la información y los datos ante un ataque informático o inclusive de una catástrofe natural.

Cambie sus claves y contraseñas de forma periódica y hágalas cada vez más complejas. Mientras más predecible sean más posibilidades de que estas sean descubiertas. 

No comparta información confidencial a través de los medios electrónicos (redes sociales, correo electrónico, chats, entre otros). 

Diseña un plan de ciberseguridad para tu empresa. de esta manera realizarás un análisis de los riesgos informáticos. Y podrás estar preparado para hacerle frente a las amenazas.

Seguir estos consejos evitará que seas víctima de alguno de los diferentes tipos de delitos informáticos. Cuidando, por lo tanto, tu dinero, información y reputación o los de tu empresa. Para terminar es importante que recuerdes que los avances tecnológicos traen consigo también nuevas maneras de cometer ciberdelitos, por lo que si deseas estar protegido debes estar en constante actualización.

Conoce más sobre seguridad informática leyendo nuestro post: Tipos de Malware: cómo evitar a los más peligrosos