La seguridad informática es un tema que cada día se hace más reconocido, aún más por las empresas. No obstante, su verdadero valor ha incrementado en los últimos años gracias a las amenazas y ciberdelitos que se cometen día a día en internet. Por lo tanto, es una necesidad que todas las entidades corporativas tienen que suplir. No obstante, las soluciones disponibles se pueden dividir entre seguridad activa y pasiva en internet. Y si te interesa conocerlas debes continuar leyendo este post.

 

¿De qué trata la seguridad activa y pasiva en internet?

Cuando hablamos de la seguridad activa y pasiva en internet no nos referimos a un área relacionada con la conducción. En realidad estamos hablando de métodos y técnicas que aplicamos en el entorno digital. No obstante, las mismas implican no solo el software sino también el hardware.

En el área de la seguridad de una empresa, es importante destacar las prácticas que el equipo a cargo de esta actividad debe hacer constantemente. Porque no es solo revisar en busca de ciberdelitos, la misma responde a una planificación que va detrás. La cual se ha realizado después de analizar la situación actual de la empresa y su nivel de seguridad frente a esos delitos. Siendo una tarea que se debe actualizar constantemente porque dichos malwares y softwares utilizados se vuelven cada vez más sofisticados y todas las empresas deben prepararse para ello.

La misma tiene el objetivo de proteger la privacidad y la información de un sistema informático. Y para conseguirlo debe conseguir que no solo los dispositivos a utilizar estén actualizados o en correcto estado. También debe procurar que las estructuras y plataformas funcionen de forma óptima para evitar ser víctima de un ciberdelito.

Sin embargo, dicha actividad es diferente, debido a los implementos, herramientas y métodos a utilizar. Es por ello que si te interesa saber más a continuación te lo explicaremos más en detalle.

¿Quieres manejar las técnicas más novedosas en la ciberseguridad?. Aprende a dominarlas con nuestro Máster en Dirección de Ciberseguridad

 

Diferencia entre seguridad activa y pasiva en internet y sus ejemplos

Para comprender mejor estos conceptos a continuación te lo explicarmos además de las prácticas que comprenden cada uno:

#1. Seguridad activa:

Se refiere a cada una de las acciones que hacemos de forma frecuente para prevenir cualquier ataque. Asimismo, la misma comprende diferentes acciones entre las cuales destacan:

    • Uso de contraseñas.
    • Encriptación de datos.
    • Filtrado de conexiones.
    • Actualización de antivirus.
    • Realizar copias de seguridad.
    • Uso de cortafuegos y antiespías.

seguridad activa y pasiva

#2. Seguridad pasiva:

Se trata de las acciones que se concentran en minimizar el impacto de los fallos o errores causados por el hardware, usuario o el sistema. De esta forma se logra solventar las problemáticas efectivamente, que por lo general son ocasionadas por errores internos en el equipo. Entre los principales ejemplos de medidas pasiva tenemos:

    • Comprobar softwares, plataformas y antivirus.
    • Resguardar las copias de seguridad en diferentes dispositivos.
    • Verificación de la efectividad del hardware utilizado.
    • Crear particiones del disco duro.

¿Cuál es el objetivo de estas prácticas?

Aunque parezca evidente la respuesta, puede que sea mucho más completa. La seguridad informática no es solo proteger los datos, es un procedimiento que no busca apagar incendios sino prevenirlos o mitigarlos. Pero conseguirlo es un trabajo que cada técnico en la empresa debe contribuir para lograr que esto se cumpla. Entonces su labor es estar constantemente revisando, analizando y evaluando que la plataforma interna, los dispositivos y software trabajan correctamente. Porque cuando esto no ocurre, muchas cosas pueden ocurrir, entre las cuales está que algo falle y los datos privados de la empresa sean vulnerables a cualquier amenaza al acecho.

Entonces hablamos de que aplicar las técnicas de la seguridad activa y pasiva en internet es altamente importante hoy en día. Porque incluso nosotros como usuarios de dichas plataformas nos podríamos ver perjudicados por dicho fallos. Ya que muchas veces los datos expuestos son de los mismos clientes y usuarios de la empresa. Un error altamente fatal y que compromete la trayectoria y renombre de una marca.

Es así como a través de las prácticas de seguridad activa y pasiva en internet y muchas otras, es posible mantener un equilibrio en el sistema de seguridad informática de una compañía. Donde los trabajadores y clientes puedan sentirse seguros en dichas plataformas y dispositivos. Aún más si las empresas ofrecen un servicio que depende del entorno digital.