Cuando buscamos reducir el número de lesiones ocupacionales que ocurren dentro del hospital, es esencial evaluar el nivel de prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico. De esta manera se determinará las áreas, departamentos o miembros del equipo están en mayor peligro. Esto no solo ayudará a establecer necesidades respecto a recursos y entrenamiento, sino que también encontrará soluciones específicas a cada departamento o  trabajador de salud.

 

Prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico: ¿Cuáles son los riesgos reales?

Según la situación, una cirugía puede hacerse indispensable para salvar vidas, pero hay riesgos significativos para todas las personas involucradas. Cirujanos, enfermeras, anestesiólogos, asistentes y otros profesionales trabajan en un áreas de quirófano, donde están en riesgo todos los días. Si perteneces a un equipo de cirugía, es necesario que te familiarices con los métodos de prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico, para que así puedas evitar lesionarte o exponerte a ti mismo u a otros profesionales.

Riesgos físicos:

Lesiones físicas, incluyendo cortadas, choques eléctricos, quemaduras, y caídas, entre otros; son algunos de los riesgos laborales más comunes en quirófano. Un miembro del equipo de cirugía puede cortarse accidentalmente con un escalpelo durante la operación, o puede quemarse o recibir un choque usando el equipamiento. Por otra parte, las jeringas son una parte esencial de casi cada paso que se toma en el proceso de cirugía, es crucial, por tanto, que los cirujanos y los miembros de su staff estén entrenados en las alternativas existentes para minimizar los riesgos. Esto incluye el uso seguro del equipo médico, conocer con que ropa entras a un quirófano y los pasos a seguir para prepararse antes de entrar al quirófano.

Es necesario conocer los métodos de prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico y lo que ocasiona el uso indebido de los equipos de cirugía, con el fin de protegerse y minimizar los errores. El equipo láser puede causar quemaduras severas, y es posible que pueda derramarse líquido, haciendo que el área de trabajo esté resbalosa y poniendo en riesgo de caídas y lesiones a todo el equipo. No obstante, hay medidas apropiadas muy sencillas, como usar adecuadamente la ropa protectora al igual que los zapatos, que pueden salvaguardar eficientemente a los cirujanos y al resto de trabajadores.

Riesgos laborales en quirófano – Riesgos biológicos:

Las personas que trabajan en quirófanos entran en contacto regularmente con sangre y otros fluidos corporales. Fácilmente, pueden exponerse a muchas enfermedades, incluyendo VIH y hepatitis, si se cortan con algún instrumento contaminado, o si algún residuo o impureza entra en contacto con sus ojos. Alrededor del 50% de las exposiciones a sangre o fluidos ocurren luego de algún procedimiento. Por ejemplo, un asistente pudiera accidentalmente pincharse con una aguja luego de haber sido insertada y removida del cuerpo de un paciente, o un cirujano pudiera cortarse con un escalpelo usado mientras lo usa. Es esencial que los profesionales establezcan un proceso sanitario en quirófano además de las medidas de seguridad para minimizar la exposición a riesgos laborales en quirófano e infecciones, y estas deben estar presentes en la mente del trabajador hasta que la aguja o el escalpelo esté contenido en un contenedor de basura apropiado.

Riesgos químicos:

El equipamiento anestésico puede mal funcionar durante la cirugía. Fugas en los tubos conectores, pudieran permitir que los gases anestésicos salgan, exponiendo a todos en el quirófano. La exposición a gases anestésicos desperdiciados pueden dañar las habilidades motoras de una persona, reflejos, y atención. Para mejorar el nivel de prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico un anestesiólogo debe inspeccionar cuidadosamente su equipo y las conexiones antes de cada operación para identificar cada problema potencial. Los gases anestésicos no son el único químico culpable de provocar riesgos laborales en quirófano. Desinfectantes y otros productos de limpieza o agentes de salubridad pueden ocasionar enfermedades o lesiones si una persona se ve expuesta a ellos.

Riesgos de salud:

En adición a los riesgos asociados a lesiones físicas y otros accidentes, las personas que trabajan en ambientes de cirugía, pueden desarrollar un número de problemas de salud. Los profesionales de cirugía pasan la mayor parte de su tiempo frente a camas de operación, lo que puede causar complicaciones ortopédicas, incluyendo desalineamiento de la espina dorsal, y degeneración discal. Dado que la cirugía es realizada comúnmente en situaciones de vida o muerte, riesgos laborales en quirófano como el error más mínimo puede causar la muerte del paciente. Hecho por el cual los miembros del equipo están bajo una gran cantidad de estrés. Con el tiempo, este estrés puede disminuir la salud mental de una persona, causando ansiedad, depresión y hartazgo. Es así como mantener un equipo de trabajo que se cuide principalmente a sí mismo, es una las tácticas más beneficiosas de la prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico.

Es imprescindible, en definitiva, considerar todas las variables, no solo las más obvias, sino también las que pudieran presentarse con el tiempo. Conociendo las técnicas de prevención de riesgos laborales en el ámbito quirúrgico de cada área, se puede formular un esquema sistematizado de pautas para cada trabajador, con el fin de minimizar significativamente las posibilidades de lesionarse mientras hace su trabajo. Para tener éxito en la prevención y disminución se riesgos, se debe tener presente: la dedicación y la constancia deben ser disciplinas invariables dentro del ejercicio profesional dentro del quirófano, a fin de proteger a todos los involucrados, y obtener resultados beneficiosos.