Uno de los puntos más importantes que debes tener en cuenta es el hecho de que cursar una carrera universitaria. No se trata explícitamente de sacar buenas calificaciones, sino de aprender y obtener conocimientos útiles en el proceso. Sin embargo, sabemos que las calificaciones son de suma importancia, por lo que en este artículo te daremos algunos consejos para conseguir superar con 10 tu período de prácticas.

 

Al comienzo. En primer lugar. También. Primero. Otro podría ser. Anterior a. Además. Es más. Finalmente. Al comienzo. 

Importancia de las prácticas en empresas 

Antes de acceder de manera definitiva al mercado laboral, es importante que realices unas prácticas adecuadas para aprender los entresijos de tu primer empleo y lo que puedes encontrar en el día a día cuando trabajes en una empresa.

Aicad Business School le da mucha importancia a las prácticas una vez que finalices la parte teórica del curso, máster o posgrado que hayas deducido cursar. 

Por ello, la escuela cuenta con un gran programa de prácticas que te servirán para aplicar todo lo que has aprendido en el curso, máster o posgrado que has cursado. Las prácticas constituyen tu primer contacto con el mundo laboral. Por ello también desde Aicad Business School se te buscarán a las mejores empresas para que puedas desarrollar todos tus conocimientos con eficiencia y te conviertas en un profesional muy valorado.

¿Quieres aprender más al respecto?. Te invitamos hacer nuestro Máster oficial en Compliance, Ciberseguridad y Gestión de riesgos

 

Cómo superar con nota tu período de prácticas

Sé puntual y cuida tu aspecto

Llegar unos minutos antes puede servirte además para causar una buena impresión. Y en cuanto a tu aspecto, aplica el refrán “donde fueres, haz lo que vieres”; es decir, no vayas en deportivas si tus compañeros usan zapatos.

No tengas miedo

Estás en un periodo de aprendizaje, por lo que es normal que cometas errores. Trata de no ponerte nervioso si esto ocurre para qué, poco a poco vayas haciendo las cosas mejor.

Pregunta dudas 

No te dejes llevar por la vergüenza. Las preguntas te ayudarán a resolver dudas sobre cosas que no entiendes o aprender otras que te gustaría conocer a fondo.

Es probable que escuches toda una docena de consejos, pero lo más importante de esto es que te darás cuenta de que todos parten de tres ideas principales. 

  • Tener un espacio de estudio apropiado.
  • Saber tener hábitos de estudio, entretenimiento y trabajo equilibrados.
  • Entender lo que te ayuda y lo que te estresa. 

Aprende de tus compañeros

Es importante que sigas los consejos de tus compañeros, todos tienen algo bueno que enseñarte. Tu actitud hacia ellos debe ser humilde.

Toma apuntes de lo que te enseñen

Es bueno llevar un cuaderno en el que tomes nota de todos los pasos que debes seguir en tu labor. Sobre todo si es un trabajo mecánico.

Ten iniciativa y sé proactivo 

Tus ideas e iniciativas pueden ser valoradas y además, con ello, ayudarás a mostrar a la empresa que estás bien formado y puedes ser un empleado útil.

No seas una persona dejada

Ten en cuenta que en unas prácticas no solo se valora tu trabajo, sino también tu actitud. Ordena tu mesa y sé organizado.

Sé agradable

Cuanto mejor caigas, más fácil te será pedir ayuda, contactos o recomendaciones. Además, trabajar en un buen ambiente es fundamental para rendir mejor.

Socializa

Es común que en las compañías se organicen actividades después del trabajo. Debes apuntarte para conocer mejor a tus compañeros y favorecer una buena relación con ellos.

Pide más trabajo

Es posible que termines tus cometidos con rapidez. Si es así, no te quedes de brazos cruzados, pide a tu jefe que te encargue otra cosa o pregunta a un compañero si necesita ayuda.

Los diferentes tipos de prácticas que puedes realizar

Además de seguir todos estos consejos, debes familiarizarte con una serie de conceptos y diferentes tipos de prácticas.

  • En primer lugar, hay que diferenciar entre las prácticas no laborales y un contrato de prácticas. Las primeras son aquellas que realizas mientras estudias y las segundas las de tipo laboral que puedes hacer una vez terminados tus estudios.
  • Otro tipo de prácticas son las curriculares, son obligatorias y están incluidas en el plan de estudios del centro o en la universidad donde te hayas formado, Tendrás un tutor de tu curso (normalmente la persona que te ha dado clase) y otro tutor en el centro de trabajo.
  • Por otro lado, están las extracurriculares, que son voluntarias, se pueden realizar a lo largo de una titulación y a veces van acompañadas de una ayuda económica de la empresa. Para acceder a ellas debes ser estudiante universitario con matrícula en vigor y con el 50% de los créditos superados o estudiante de escuelas de negocios, con matrícula de titulaciones de posgrado.

Y un aspecto importante que debes de tener en cuenta es que ninguna empresa que ofrece prácticas está obligada por ley a pagarte. Es la propia organización la que decide y siempre se te informará en la entrevista personal. 

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: Fundación AICAD otorga 50 becas para estudiar Dirección en Ciberseguridad