Select Page

Una página web es una necesidad para las empresas, no importa si estas son pequeñas o grandes corporaciones de alcance mundial; son una ventana mediante la cual los consumidores pueden estar en contacto con las marcas y viceversa.

Por eso te enumeramos algunos consejos que se pueden aplicar a un sitio, para que este sea más exitoso:

  1. Piensa tu web estratégicamente: Estar en internet, por estar, es una muy mala estrategia. Por lo que, si quieres iniciar a tu empresa en el mundo online o si ya tienes presencia en internet con tu propia página web, blog o tienda online, crea tu plan de marketing digital para que puedas rentabilizar al máximo tus inversiones en la red. De lo contrario estarás perdiendo tiempo y dinero.

Una página web es una extensión virtual de una empresa. Por eso, jamás se debe mirar como algo individual, sino que debe formar parte de una estrategia global de negocios, de marketing y de comunicación de la empresa, con sus objetivos, sus acciones y sus resultados.

  1. No pierdas de vista tus objetivos: Cuando piensas una página web estratégicamente debes establecer unos resultados en el corto, mediano y largo plazo. No importa que objetivos te pongas mientras sean realistas. Lo importante es que todas las acciones que hagas en tu web deben estar orientadas para conseguir esos objetivos: ganar visibilidad como marca, aumentar las ventas de la empresa, aumentar los beneficios, crear una base de datos, crear una comunidad, crear una masa crítica, promocionar un producto.

Simplemente, ponte un objetivo claro y conciso y nunca pierdas el rumbo de qué es lo que quieres conseguir y de lo que tienes que hacer para conseguirlo.

  1. Branding: Ya tienes una estrategia digital con un objetivo claro y definido. Ahora es momento de trabajar el branding de tu empresa desde tu web. Es decir, debes asegurarte que tu página web, tu blog o tu tienda online representan totalmente a tu empresa y transmiten todos sus valores.

El diseño y la comunicación, ósea, el qué dices, cómo lo dices, cada cuánto lo dices, las posibilidades que ofreces, entre otros. formarán parte de la imagen mental que el futuro cliente se creará de tu empresa. Por lo que no debes dejar nada al azar.

  1. Entiende el SEO como un todo: Este es un error muy común entre las empresas. Pero el SEO no es un objetivo, sino que el SEO es un camino. Te en cuenta que, en mayor o menor medida, todos los elementos que componen una web, un blog o una e-commerce afectan al posicionamiento orgánico en los motores de búsqueda: el diseño, la programación, la interfaz, la usabilidad, el contenido, las recomendaciones. Por lo que debes plantearte el posicionamiento orgánico en buscadores como algo que implica a toda tu página web y que se debe trabajar en todos los elementos desde el principio.
  2. Piensa en el usuario: Este es otro error bastante común. Pensar como empresa y no como usuario. Una web, un blog o una e-commerce deben estar hechas desde la empresa pero para el usuario, por lo que hay que hacer un gran ejercicio de conocer al público potencial y ser empáticos para crear una web que a nuestro futuro cliente la sea útil, fácil de navegar, intuitiva, práctica.
  3. Cuida el diseño: Cuando ya tienes la parte más estratégica resuelta y organizada es hora de ponerse manos la obra con el diseño de tu página web, es decir, con el aspecto que tendrá tu web y que obviamente debe de cumplir los requisitos estratégicos: conseguir los objetivos establecidos, reforzar la imagen mental que queremos de nuestra empresa, posicionar bien en los buscadores de por sí sola y ser útil para el usuario.

Por lo que es necesario hacer un trabajo estratégico de diseño para que toda nuestra web se vea como necesitamos que se vea y que la vez sea bonita y atractiva visualmente. El logotipo, los menús, los botones, las animaciones, el fondo, la tipografía, todo debe estar pensado y trabajado visualmente hasta el último detalle.

  1. Se muy visual: No importa si tu web, blog o tienda online tiene más o menos contenido textual. No olvides que una imagen vale más que mil palabras, por lo que debes asegurarte de que toda tu web es lo más visual posible para que el usuario pueda retener el máximo de información con el mínimo esfuerzo. Utiliza imágenes optimizadas, iconos, ilustraciones, animaciones, presentaciones, vídeos, esquemas, estadísticas, infografías, juegos con las tipografías, con los espaciados, los márgenes, los colores. Eso si, respetando la imagen corporativa de la empresa.

Haz tu web muy visual enamorar y para aumentar exponencialmente la retención de la información positiva que transmites de tu empresa y de tus marcas a tu público potencial.

  1. Trabaja las interacciones: Este es otro de los típicos errores de las webs empresariales. Una web, un blog y una e-commerce no deben ser un monólogo de presentación de una empresa. Son una puerta de entrada, una vía de contacto y una herramienta de captación. Por lo que es crucial que tu web fomente la interacción del usuario. Permite que los usuarios participen activamente en tu web con contenido interactivo y con vías de participación y de debate abiertas.

Fomenta la interactividad de tu web para implicar a tu público potencial con tu empresa y con sus productos.

  1. Revoluciona tu contenido: El contenido es una herramienta clave para catapultar a una web al éxito. Por lo que merece la pena trabajar el marketing de contenidos de forma estratégica, periódica y específica, ya que será una herramienta muy útil para atraer a nuevos visitantes, fidelizar a los que ya tienes y conseguir tus objetivos de marketing.

Desarrolla contenidos interesantes, atractivos, originales y de calidad en tu web, blog y e-commerce para conseguir tus objetivos de marketing.

  1. Socializa al máximo: Cualquier estrategia de marketing digital de calidad debe tener en cuenta a las redes sociales para asegurarse el éxito. Y nuestra web, nuestro blog o nuestra tienda online no puede ser menos. Por lo que debes incluir y potenciar al máximo la socialidad de tu web mediante los botones, los APIS y las aplicaciones de las redes sociales y los agregadores sociales.

Utiliza y coloca las herramientas sociales de forma estratégica para que tu web se viralice con mayor facilidad.

  1. Busca las conversiones: La mejor manera de evaluar el éxito de una web es mediante las conversiones que seamos capaces de conseguir. Por eso, debes potenciar al máximo la generación de conversiones que consigan los objetivos que te has marcado en tu web, blog o tienda online. Ya sea la suscripción a un newsletter para realizar acciones de marketing directo o a través del contacto directo del usuario mediante los formularios de contacto para fomentar las ventas o la difusión de la web a través de las redes sociales para conseguir visibilidad.
  2. Actualízala y adáptala al máximo: Independientemente de si tienes una web, un blog o una tienda online, debes ser consciente de que será necesario mantenerla al día constantemente.

Página web: Conclusión

Por eso, e independientemente de los años que tenga tu empresa, tu web debe de estar siempre actualizada en todos los sentidos: debes actualizar el contenido periódicamente, el diseño, programación, entre otros. Y, además, debes asegurarte de que tu web se adapta a las nuevas tecnologías, por lo que

Finalmente, debes tener en cuenta que las páginas web son espacios que permiten no sólo aumentar la presencia de la marca, sino que también son un canal de promoción y venta de los productos y servicios que ofrece una organización, por lo que una página web bien lograda significará mayores bienes para una compañía.

 

Diseño de Páginas Web con Adobe Dreamweaver CS5