Neurociencia y la educación

La educación influye en la organización del cerebro, la educación modifica la corteza cerebral.

Es decir, educar es modificar al cerebro, y para que esto suceda, la educación debe conocer las características y las competencias cerebrales.

Además aporta conocimientos acerca de las bases naturales del aprendizaje de la memoria, de las emociones y de otras funciones cerebrales que son usadas y estimuladas en la formación académica.

De acuerdo al artículo desarrollado por la Asociación Educativa para el Desarrollo Humano de la OEA, titulado: “Neurociencias y Educación; una puerta abierta hacia el desarrollo humano”:

  • Aprendemos más y mejor en interacción y cooperación social porque nuestro cerebro está condicionado a convivir en sociedad.
  • El estrés dificulta el aprendizaje.
  • Nuestro cerebro tiene gran capacidad para guardar información.
  • La alimentación, el sueño, el entorno sociocultural y la genética influyen en el cerebro y en cómo aprende.
  • Las emociones positivas y negativas impactan en el funcionamiento cerebral y la corteza prefrontal, las cuales, son fundamentales para el desarrollo y rendimiento académico.



  • Provocar emociones en el alumno y despertar su atención:

No se consigue conocimiento al memorizar ni repetir constantemente, sino al vivir directamente experiencias relacionadas y emociones.

  • Las artes favorecen el proceso cognitivo:

Las actividades artísticas incrementan las emociones y promueven el pensamiento creativo y el aprendizaje.

  • Cambiar la visión de los espacios académicos:

Hacer uso de metodologías innovadoras que propicien la interacción grupal y la participación.

En la educación como en cualquier ámbito de la vida, se debe innovar. Sin embargo, una de las dificultades de la innovación es que no tiene indicadores de referencia, en consecuencia, es iniciativa de los profesores y muchas veces desconocido para la Institución y el entorno global.

Las tecnologías en la educación deben promover que se cambie la mirada sobre la enseñanza y se enfoque hacia los procesos de aprendizaje, convertir al estudiante en actor activo del conocimiento y su difusión con otros, es decir, ser complemento del docente.

También, aquellas innovaciones apoyadas en las TICs que han tenido gran impacto son aquellas donde se ha logrado unir lo tecnológico con lo pedagógico.

Es la disciplina que nos ayuda a conocer sobre el sistema nervioso y su funcionalidad.

De hecho, es la unión del concepto de educación y tecnología tomando en cuenta los principios de la Neurociencia Educativa, es decir, el docente debe tener los conocimientos sobre el funcionamiento del cerebro en relación al uso de las TICs y con el aprendizaje.

Como conclusión, la formación del profesorado es un punto clave para la transformación del sistema educativo, preparar a los docentes en el uso educativo de las TICs. Esta formación siempre ha sido necesaria.

Según el estudio realizado por Infoempleo y la Universidad de La Rioja (UNIR), llamado: “Empleo en Educación. 10 profesiones con futuro” una de las profesiones con más futuro es la de especialistas en Neuroeducación.

En vista de la gran necesidad de formación a los profesores se ha popularizado la oferta de másteres, posgrados y cursos, por eso en Aicad Business School te ofrecemos el Máster Oficial en Neurociencia y competencias TIC para profesores donde podrás adquirir las fortalezas fundamentales para impulsar tu carrera, descubrirás la neurociencia en el proceso del aprendizaje y sus aportes así como también, podrás acceder al curso online Neurodidáctica: Cerebro y Aprendizaje.

¡No busques más, en Aicad Business School tenemos todo para tí!