Seleccionar página

Para cualquier master en administración y dirección de empresas abrir una compañía propia es un sueño hecho realidad. La promesa de abrirte paso por cuenta propia en el mundo, y tener tus propios horarios es tentador, pero existen muchas cosas que deben suceder antes de que puedas convertir esa excelente idea en una carrera.

Master en administración y dirección de empresas

Por otro lado, muchas personas permiten que sus miedos a lo desconocido se interponga entre ellos y el éxito, mucho antes de siquiera haber comenzado. Cuando sientes que hay mucho por hacer y no sabes donde comenzar, es muy fácil que una idea sólida termine convirtiéndose en un “algún día”. El secreto es mantener las cosas en movimiento, dándote cuenta que comenzar es la parte más dificil. Una ve que descubras cuales son tus metas y las transformes en acción, tu gran proyecto que comenzó cuando te recibiste de master en administración y dirección de empresas comenzará a verse más simple.

Para ayudarte a pasar al movimiento en tu negocio, aquí compartimos tres cosas que tienes que hacer ahora mismo:

  1. Investiga el mercado

Lo primero que debes hacer con tu idea es ver cómo se siente en el mundo real. Escudriña a tus competidores, para tener una idea sobre la reacción que tendrá el público ante tu producto. Esto te evitará salir a ciegas, solo para darte cuenta que invertiste seis meses de desarrollo en algo que no va a funcionar.

Todo master en administración y dirección de empresas debería dar sus primeros pasos con su marca investigando en Internet todo lo vinculado con esa idea que trata de producir, en todas las formas posibles, y conocer que hay en el sector. Tener mucha competencia no es exactamente una mala señal, esto puede ayudarte a encontrar aquello que hace único lo que ofreces y destacar. En este punto solo has hecho búsquedas en Internet y todavía estamos lejos de comenzar realmente, así que es el momento de hacerte la pregunta; ¿Existe una real necesidad respecto del producto que ofrezco? ¿Qué estoy ofreciendo que me destaca de mis competidores? ¿Qué estoy haciendo yo que no se haya hecho todavía en el mercado?

Ahora que ya has hecho mucha investigación sobre tu competencia, piensa en la necesidad de tus clientes. El siguiente paso, es descubrir qué creen ellos que necesitan. La investigación es clave para afilar tu idea y convertirla en algo que resalte. Siendo master en administración y dirección de empresas, sabes de la necesidad de estar seguro que entiendes perfectamente al consumidor. La respuesta no tiene por qué ser aquella que todos en el mercado repiten. Será aquella que te sorprenda y te muestra que tu producto puede ser excepcionalmente diferente.

2. Elige un nombre

Este punto suele ser la causa de que muchos master en administración y dirección de empresas con la idea de tener su propia empresa, terminen por dar con la cabeza contra la pared. ¿Qué puede tener de peculiar elegir un nombre? Un buen nombre debe ser simple, memorable, simple de pronunciar y deletrear, y recordar a tus clientes y prospectos de que trata tu negocio.

Lo primero será averiguar qué está permitiido y cuáles son las limitaciones para el nombre de tu empresa ante el Gobierno. Una vez pasada esta etapa, asegurarte que el nombre que quiere utilizar no haya sido registrado por alguien más.

Más importante que el registro, prueba como se siente tu nombre online. ¿Se ve bien en la URL, o está disponible? Intenta buscar en Facebook para ver si otros negocios portan el mismo nombre o alguno similar. Lo bueno con respecto a la URL es que a cada instante aparece una terminación de dominio diferente, así que el abaníco de posibilidades parece ilimitado.

Elegir un nombre es difícil para cualquier master en administración y dirección de empresas porque a pesar de ser la parte más pequeña de tu empresa, es la primera con la que tus futuros clientes tendrán contacto, es el nombre que tendrán que tipear en los buscadores, o para acceder a tu sitio y puede ser el punto donde decidan si confiar o no en ti.

Lo ideal es pensar en varias posibilidades, basándote siempre en la simplicidad, y cerciórate de hacer la mejor elección para tu marca.

  1. Organízate

Una vez que pasaste por lo más pesado, como puede serlo el papeleo legal, te darás cuenta que lo mejor para cualquier master en administración y dirección de empresas es planear. Esto, si quieres salvarte de muchos dolores de cabeza, y tener que repetir tediosos pasos que ya diste, sólo por un descuido.

Algo tan importante como escribir un plan de negocios pude parecer toda una carga, pero redituará con creces, cuando lances finalmente tu negocio. Puedes volver a Internet y seguro encontrarás muchos tutoriales acerca de “cómo escribir un plan de negocios”, para echarles una mirada y saber si lo que tienes en mente es sólido o necesitas ajustar.

Cuando realices tu plan, tómate también en cuenta. Sé honesto contigo mismo, acerca de lo que pudieras necesitar para vivir. Muchas compañías se hunden por no haber tomado en cuenta este tipo de previsiones que a la hora de los problemas son fundamentales.

Master en administración y dirección de empresas: Qué hacer

Crear un nuevo negocio es excitante, pero el camino al éxito envuelve muchas diferentes paradas. Al mismo tiempo, puedes personalmente hacerte cargo de todo el papeleo necesario, Si cuidas de tu investigación, el papeleo y te organizas con un buen plan de trabajo, podrás asomar tu cabeza al mundo de los negocios en poco tiempo.

 

Experto en Peritaje y Administración Judicial de Empresas