Select Page

La tecnología y los medios digitales han hecho que todo se vea más simple para los master creatividad, manteniéndonos conectados e informados. Sumado a los medios tradicionales de comunicación, tenemos a nuestro alcance los podcast, audio libros y otros formatos para ocupar todos los tiempos muertos que tenemos entre reuniones, mientras conducimos o ejercitamos.

El problema con toda esta información es que muy pocas veces dedicamos algún tiempo a estar desenchufados y procesar correctamente todos esos datos. Por el contrario, como desesperados saltamos de una publicación a otra en la carrera por no perdernos nada de lo que pasa a nuestro alrededor con la esperanza de que algún día podamos hacer uso de tanto conocimiento.

Como cualquier otro músculo bien ejercitado, el cerebro necesita descansar, reconstruirse y recuperarse. Es durante el descanso que él es capaz de procesar y organizar la información.

Esta es la razón por la cual se hace un gran énfasis en la necesidad de dormir y el beneficio de sanar las memorias y aprender que se hace siempre sobre el descanso.

Master creatividad: Técnicas para acomodar tu mente

Obviamente, como master creatividad sabes que no todos tienen el lujo de dormir de siete a diez hora todos los días. Para aquellos con una agenda muy ocupada, existen prácticas que se pueden adoptar para descansar y recobrarte durante el día, y todo lo que necesitas son diez minutos de tranquilidad.

  1. Diez minutos de tranquilidad

Todo lo que necesita un master creatividad para recuperarse son diez minutos cada día, lo cual es el tiempo que te lleva prepararte una taza de café. Muchos de los recientes estudios apuntan a que es más importante la constancia y la calidad que la cantidad. Por tanto, si pensamos en tomarnos 10 minutos al día para reposar la mente, al final de la semana lo habremos hecho durante 70 minutos.

  1. Apaga el celular

Steve Job, el amo de los master creatividad, solía decir que no quería apagar su móvil porque le recordaba a la vida después de la muerte. Decía que al pasar a mejor vida, nuestra mente no puede desaparecer y seguramente todas nuestras ideas acumuladas seguirían existiendo. Aunque algunas veces, creía que no y que la vida al termina tan sólo se apagaba como con un interruptor. Con esta dicotomía él no quería experimentar la segunda opción, así que nunca apagaba ninguno de sus dispositivos.

A pesar de lo profundo del pensamiento de Job, esa opción es terriblemente inconveniente. Vivimos en un mundo que nos ha acostumbrado a quitar el sonido a nuestros móviles, en lugar de apagarlos. El problema para los master creatividad radica en que cuando los dispositivos quedan encendidos, subconscientemente pensamos en ellos y hasta nos vemos tentados a abrir los ojos y usarlos. Así que, aunque sea difícil para nosotros hacerlo, lo mejor será adquirir el hábito de apagarlos por 10 minutos, tan solo para eliminar la urgencia de revisarlo.

  1. Encuentra tu nivel de silencio

Todos toleramos diferentes niveles de ruido y silencio. Como padres, por ejemplo, podemos desarrollar una habilidad sobrehumana para apagar en nuestras mentes el sonido que nos rodea. De hecho, un padre puede llegar a ponerse nervioso si se encuentra en su casa y todo está en silencio absoluto. Generalmente porque puede significar que alguno de tus hijos esté por hacer explotar algo.

Independientemente de ello, todos los master creatividad necesitan encontrar el nivel de silencio que les permita enfocarse en su tarea por descansar. El ruido y otras distracciones pueden hacer que tu cerebro no desacelere, lo cual contraría el propósito de nuestra práctica. Si es necesario, puedes ayudarte con algún dispositivo como los auriculares especiales para cancelar los ruidos.

  1. Comienza con ayuda

Con una mente inquieta como cualquier master creatividad, tu mente tiende a resistirse a contener el impulso de dejarse llevar por el torrente de información que te rodea. A muchos le sucede, incluso a más de un mes de haber comenzado con los diez minutos diarios. Porque, cuando no es el ruido externo, los sonidos internos con las cosas por resolver no dejan de hablar.

Por esta razón, considera usar algún tipo de app que te ayude a relajarte como el de Meditación Guiada que te acompañará en el proceso y lo puedes descargar en forma gratuita a tu móvil.

  1. Toma notas

Siendo un master creatividad, mientras lees todo esto de que eliminar las distracciones es importante para optimizar la práctica, suena a una Quimera. Pues es muy complicado. Tanto que seguramente, en tus primeras prácticas tu mente creativa no dejará de arrojar ideas que luego temerás olvidar. Por eso es necesario sentarse en nuestros diez minutos con un anotador cerca para apuntar todo lo que haya cruzado nuestra mente durante la práctica, o interrumpirla si es algo terriblemente urgente.

Master Creaitividad: Conclusión

Algunos piensan que esto de practicar en silencio se parece a la meditación, donde deberemos conjurar imágenes de monjes, como lo haría un yogui profesional. La verdad es que no necesitas aprender mantras, o cantos sagrados, ni comprar pantalones de yoga. Todo lo que precisas son diez minutos, un lugar tranquilo para sentarte, y la voluntad de permitirte adquirir el mayor beneficio de tu materia gris descansada y lista para seguir creando.

 

Máster en Creatividad Multimedia, Animación y Diseño Gráfico