Eva Afonso Alonso

El covid-19 ha dejado en todo el mundo importantes consecuencias, y una de ellas ha sido la de la aceleración digital que ha impuesto como una necesidad, y que toda empresa se vio obligada a afrontar con el fin de sobrevivir en el actual contexto impuesto. La pandemia y el encierro hizo necesario que las empresas tuvieran que acceder a herramientas digitales para gestionar procesos de producción y gestión, permitir a los empleados trabajar de forma remota, realizar compras y ventas online…lo cual supuso un reto importante sobre todo para las micro y pequeñas empresas.

¿Qué  pasa ahora?

Las pymes necesitan seguir trabajando y generando ingresos, y es evidente que para hacerlo deben sumarse y adaptarse a esta transformación digital como único modo de salvarse. Por tanto, la obligación impuesta por el encierro se convierte en la tabla de salvación que permitirá seguir avanzando a las empresas españolas, y en general del mundo.

¿Qué  principios soportan esta necesidad?:

  • La digitalización no es opcional, sino absoluta y totalmente necesaria y debe realizarse. El Covid y el encierro ha hecho al consumidor digital, y por tanto las pymes y la propia Administración pública deben ponerse a la altura de esta necesidad.   
  • Esta digitalización supone una tremenda responsabilidad colectiva del conjunto de la sociedad española encaminada a la necesidad de generar un futuro mejor, y con el objetivo claro de mejorar el bienestar económico y social de toda la población.
  • Tras la afirmación más que lógica de la necesidad de la transformación digital como respuesta de las pymes a la nueva realidad que se presenta, ahora toca establecer estrategias y ver la forma de conseguirlo de forma conjunta entre empresas y el Estado.
  • La digitalización no consiste únicamente en la incorporación de nuevas tecnologías, sino que implica una educación de toda la sociedad con el fin de que no se produzcan brechas de acceso. Tener en cuenta que en España según el informe del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) suspende en cuanto e-skills, y que gran parte de la población no reúne los conocimientos básicos digitales.
  • La digitalización de las pymes y en general de la sociedad española nos coloca en una posición de competitividad ante Europa y el mundo, y será fuente de beneficios sociales, creación de empleo, aumento de la calidad de vida de los españoles, y crecimiento.

Portal Acelera pyme

Como parte de las medidas adoptadas por el Gobierno de España y por parte del ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital se ha creado el portal Acelera pyme con el claro objetivo de ayudar a pymes y autónomos y aportar recursos en colaboración con entidades públicas y privadas en el marco del Plan de Choque del Gobierno español contra los efectos del Covid-19.