Seleccionar página

En los últimos años, los métodos de aprendizaje han puesto al descubierto la importancia de la educación online. Todo esto, gracias al acceso que existe a las nuevas herramientas en internet, que permiten ver una marcada evolución en esta área.

Lo primero que se ve renovado en la educación online es la relación del estudiante con su entorno académico. La interacción con contenidos, material educativo y un sin número de elementos están ahora al servicio del aprendizaje las 24 horas, a la espera de que el alumno se acerque a su ordenador y comience a adquirir los conocimientos específicos de una materia específica. Esto significa un quiebre en la dependencia geográfica y temporal existente antaño, brindando al alumno la posibilidad de organizar sus tiempos para el estudio y poder consultar su curso, sin importar donde se encuentre.

educacion a distancia

pixabay.com

Es fundamental destacar en este punto, el aumento significativo en la cantidad de estudiantes que se suman a este sistema de aprendizaje llamado educación online y que tienen la oportunidad de acceder a ellos siendo que, por diversas cuestiones, de otro modo hubiera sido imposible. Alcanzando con un menor costo, a un número nuevo y mayor de personas interesadas por alcanzar metas académicas.

El único conocimiento requerido es la utilización de un ordenador, y herramientas básicas para mantener activa la interacción entre contenido y alumno. Permitiendo que éste último en todo momento se sienta respaldado por un material pensado exclusivamente para él y en el que no tenga oportunidad de sentirse académicamente descuidado.

La personalización, es un punto clave en este sistema, donde el alumno no se pierde, entre un tumulto de alumnos, ni los temas se convierten en apuntes que, en ocasiones, terminan deformando lo que un maestro pudiera querer decir originalmente en una clase presencial. Por el contrario, todo se transforma en la resolución de dudas y la creación de contenido de calidad. Donde el alumno online pasa de ser público, a convertirse en el punto focal de cada lección.

Como vemos, el éxito de la educación online está sostenido por dos factores. Por un lado el conformado por el contenido, las plataformas digitales que se pongan a disposición de los alumnos y que éste posea acceso a ellos desde un ordenador. Programas, sitios en internet y las redes sociales lo conectarán a un universo de contenidos complementarios que le permitirán sumar conocimiento y corregir lo ya asimilado. Por el otro, y pudiera ser el más importante, el compromiso del alumno por cumplir con sus metas y completar las lecciones y pruebas que se le soliciten para ser calificado, de forma efectiva.

Otros Artículos de Interés:

Por qué ser un influyente en las redes sociales

Te contamos cómo aplicar a un examen psicotécnico

Ley 30/2015 de formación profesional para el empleo