Seleccionar página

Si diriges un negocio, las redes sociales deben convertirse en parte de tí, y si buscas trabajo o promoción, una identidad digital limpia es una necesidad.  Cuando se trata de mantener una sólida reputación online como un emprendedor, profesional o dueño de negocio, debe estar conciente de lo que se dice sobre ti, y lo que se ve en relación a tu marca personal. Una de las mejores acciones que puedes tomar es controlar la imagen que se proyecta de ti en sitios como Facebook, Twitter, Instagram y Linkedin. Lo admitamos o no, las redes sociales juegan un papel significativo en cómo somos percibidos por empleados y colegas.

Cómo cuidar tu identidad digital

Todos hemos escuchado historias sobre fotos en fiestas que costaron trabajos, ¿Pero qué más podemos hacer para protegernos? Aquí hay unas cuantas reglas para proteger y potenciar tu presencia en las redes:

  • No desestimes la importancia de tu biografía: ya deberías contar con un discurso, o al menos con una historia sobre ti mismo, preparado para tengas la oportunidad de hablar sobre tus objetivos profesionales o empresariales con otras personas, pero, ¿tus redes sociales reflejan tus metas?. Muchas personas subestiman la importancia de las biografías, sin darse cuenta que es lo primero que leen potenciales empleadores y clientes en tus redes sociales, por lo que son vitales para tu identidad digital. Invierte algo de tiempo en brainstorming. Lo ideal, es que pienses en una forma concisa y pegajosa de describirte a ti mismo y a tus metas. Mantén tu biografía consistente entre las múltiples plataformas, y dependiendo de tu campo, incluye tu email. Además, siempre, pero siempre, revisa tu ortografía y gramática.
  • Reserva tu nombre y dominios: aunque no planees utilizar extesnsivamente plataformas como Pinterest o Instagram aún, es sabio reservar tu nombre o nickname preferido a través de todas las redes. No hay nada más molesto que tratar de unirte a una red y encontrar que tu nombre ya fue tomado. Esto puede afectar a tu identidad digital. Lo mismo sucede con los dominios. Cuando tengas dudas, incluso, lo aconsejable es reservar tu propio nombre como dominio.
  • Cura tu contenido: cuando la mayoría de las personas escucha el término “curar”, piensan en curadores de arte en museos, cuidadosamente seleccionando cuales piezas mostrar. Esta definición no está tan alejada de lo que nos referimos cuando hablamos de plataformas como Instagram. Debes ser exigente con lo que posteas. Las imágenes deben reflejarte apropiadamente, pero eso no significa que todas deben ser de ti. Tus imágenes deben ser intencionales, no azarosas. Una forma de crear una estética consistente para tu identidad digital y tu contenido es seleccionar unos cuantos colores, que quieras usar constantemente y que transmitan los valores que deseas proyectar.
  • Piensa como un gestor de redes sociales: si eres el dueño de un pequeño negocio, conoces los beneficios de los seguidores, lo mismo ocurre si estás buscando empleo, especialmente en el campo creativo. Identifica otros usuarios de redes sociales como guías. Si eres un propietario de un pequeño negocio, estos son tus competidores, pero si eres un creativo en busca de trabajo, son otras personas en tu industria. Síguelos en Instagram, Twitter y Pinterest para saber cómo se involucran con su audiencia. Inspírate en lo mejor de tu industria para confeccionar tu identidad digital. Eso sí: nunca copies, debes poner tu toque personal en las cosas.
  • Rastrea y planea: analiza estadísticas y agenda posts: cuando te acostumbres a pensar como un gestor de redes sociales, debes tomar un paso más: analiza tus estadísticas personales. Detecta los momentos en que tu audiencia es más activa en tus redes y cuándo interactúan más contigo, y planifica contenido en función de ello. Facebook ofrece opciones para  agendar posts anticipadamente, y existen opciones para hacer lo mismo en otras redes, lo cual te ayuda a evitar la sensación de que estás pasando mucho tiempo en tu móvil u ordenador, e impide que te olvides de hacerlo. Para tu identidad digital es importante que tus cuentas se mantengan frescas.
  • Cuídate de las imágenes que suben de ti: puedes empezar por hacer una búsqueda sencilla de tu nombre en Google Images. Tu primera línea de protección es encontrar imágenes etiquetadas con tu nombre, y aquellas que no beneficien o fortalezcan tu marca online, pídeles a los dueños de la página donde aparezcan que por favor, las remuevan. Como regla, siempre que te vayan a tomar una foto, pregunta si será subida a las redes sociales, y toma control de ella.

Siguiendo estos breves consejos estarás en el buen camino para mantener un control estricto sobre tu identidad digital en las redes sociales y en todo internet. Más allá de los peligros como hackers o robos de identidad y datos, muchas veces quienes más nos hacemos daños somos nosotros mismos, por lo que tener estas pautas en mente seguramente te ayudará a no descuidarte..

 

https://www.aicad.es/elearning-shop/cursos-a-distancia/nuevas-tecnologias-a-distancia/especialista-tic-en-seguridad-digital/