Select Page

Especialmente aquellos que han realizado cursos de administración y dirección de empresas,  conocen todos los beneficios y detrimentos de crecer aceleradamente, pero en cualquier caso, se debe estar preparado. Aquí hay unos cuantos tips para lograr un crecimiento sostenible: El objetivo de toda compañía, en última instancia, es crecer rápido. Si obtienes crecimiento, todo lo demás cae en su lugar eventualmente. Naturalmente, esto suena más fácil de decir que de hacer Si has trabajado en una empresa de rápido crecimiento, seguramente entiendes todas las variantes posibles. Por una parte, tienes más ventas y reputación, y por otra, debes hacer frente a multitud de situaciones, con los cambios inevitables en organización y dirección que eso conlleva.

cursos de administración y dirección de empresas: Consejos

  • Plan a mediano plazo: Los planes a mediano plazo a menudo no se le dan la importancia que requieren, después de todo, la actividad económica de la compañía está marcada en el día a día, y las metas son eso, metas, pensadas a un futuro que no tenemos claro cuándo llegará. Precisamente allí radica la importancia del mediano plazo: muestra que vas en las vías correctas y lo que aprendiste en los cursos de administración y dirección de empresas está siendo aplicado correctamente. Así que confecciona un plan a mediano plazo que contenga: la visión a largo término, es decir, el estado futuro en que quieres que tu compañía y tu carrera profesional se encuentren, basado en tus valores profesionales y personales. Unos cuantos objetivos a mediano plazo que apoyen a esa visión. Estas son a 3 o 5 años que te servirán de pasos en esa dirección. Por último, unas cuantas “colinas”, es decir, habilidades, experiencias y logros que deseas obtener en un plazo de 12 a 18 meses. Muchos profesionales, especialmente aquellos que no han realizado cursos de administración y dirección de empresas tienen el problema de que cambian de metas y objetivo demasiado a menudo. Asegúrate de cumplir tus metas a mediano plazo para mantenerte consistente.
  • Mantén felices a tus clientes: sin importar el estado actual de tu compañía, nunca dejes de escuchar lo que tus clientes tienen para decirte.  Ellos tienen las ideas más relevantes, te darán la retroalimentación más inmediata, cada vez se involucran más en ayudarte a través de las redes sociales y en definitiva, son quienes pagan las facturas. Así que desarrolla un enfoque formal para escucharles siempre y actúa según sus aportes.  Asegúrate de siempre estar en capacidad de sostener tus sistemas de soporte, y entrega de artículos, pues si llegas a causarles molestias, será muy difícil que les retengas.
  • Encuentra mentores: además de tus conocimientos adquiridos en cursos de administración y dirección de empresas, debes buscar grandes mentores pues sus consejos y experiencia pueden aligerar la carga de tus hombres. No dejes que tu ego se interponga en el camino. Muchos de los más grandes emprendedores y profesionales en sus áreas tuvieron mentores en sus vidas. No importa cuán increíblemente inteligente seas, o cuán brillante, cuán creativo o innovador sea tu concepto de administración y gerencia, siempre necesitarás por lo menos un mentor.
  • Finanzas, siempre: a medida que la empresa se expande, resulta obvio que tendrás que lidiar con muchas implicaciones financieras. Después de todo, las finanzas son una parte elemental del trabajo de los graduados de cursos de administración y dirección de empresas, pero hay que mantener unas pautas claras: debes asegurarte de recolectar todas las deudas sobresalientes rápidamente, rebajar costes de 10 a 15 por ciento, valorar la posibilidad de refinanciar o pedir prestado dinero, ofrecer descuentos a tus clientes por pagos tempranos y mantener un ojo en los indicadores de rendimiento, además de mantener inventario de los productos que mejor se venden.
  • Eliminar para ganar: el crecimiento muchas veces es un problema de restar, no de sumar. Te encontrarás en la posición de que antes había cosas que funcionaban y ahora no, mientras que otros procesos que siempre has hecho en realidad te ralentizaban sin darte cuenta. Se han dado casos, incluso, en que profesionales preparados a través de cursos de administración y dirección de empresas, eliminaban tareas consideradas básicas, tales como presentar reportes de rendimiento. Haciendo eso, se liberaba a los empleados de tareas tediosas, tiempo que podían luego invertir en actividades más productivas.  Otra idea pudiera ser detectar hábitos que no aportan nada, tales como el uso de los móviles durante las reuniones, y remediarlos. El objetivo final debe ser que cada proceso se realice de manera más sencilla, para ahorrar tiempos y energía.

Para un profesional egresado de cursos de administración y dirección de empresas, pasar a manejar una compañía de rápido crecimiento obligatoriamente conlleva crear mejores tácticas de gerencia y liderazgo. Aplicando los trucos mencionados arriba, sabrás como maniobrar tu barco en la vertiginosa marea del mundo de los negocios, para así mantener un crecimiento que no perjudique la reputación y rendimiento de tu compañía.

 

MBA Máster en Administración y Dirección de Empresas