Asimismo, la neurociencia surge de varios campos:

  • Psicología: Por ser la ciencia que estudia lo9s procesos mentales y aprendemos a comprender el comportamiento humano, sus percepciones y sensaciones.
  • Educación: Ya sea por transmitir conocimientos, como por el desarrollo de la capacidad intelectual y efectiva, por las bases morales que inciden en nuestro comportamiento.
  • Neurobiología: Como bien sabemos, estudia el sistema nervioso central, entendiendo que las células y su organización son fundamentales para el procesamiento adecuado de la información.

Ya que la neurociencia aporta múltiples beneficios, te enunciamos algunos a continuación:

  • Inclusión de alumnos a su entorno.
  • Promueve el desarrollo social y emocional.
  • Aumenta el nivel de atención.
  • Apoya un espacio para el aprendizaje.
  • Fomenta el bienestar y salud mental.
  • Mejora la labor de los docentes.

Primero, los neuromitos son malas interpretaciones o afirmaciones que se encuentran fuera de contexto en el área de la neurociencia y que se han estado aplicando equivocadamente en el entorno educativo.

De hecho, uno de los neuromitos más comunes es creer que los niños de 0 a 3 años están en mayor capacidad de aprender, y se tiende a sobresaturar de actividades, ocasionando, niños cansados, preocupados y limitados a nivel de creatividad y curiosidad innata.

También, que solo usamos el 10% de nuestro cerebro, afirmación que es totalmente falsa, ya que, efectivamente usamos el 100% y convertimos nuestras acciones cotidianas en aprendizajes.

En primer lugar, la neurociencia aplicada a la educación pretende ayudar a los docentes en la capacidad de implementar programas de enseñanza que favorezcan un aprendizaje que responda a estas preguntas:

  • ¿Cómo funciona el cerebro?
  • ¿La memoria se puede trabajar?
  • ¿Cómo procesamos la información?
  • ¿Los sentimientos y las emociones interfieren en el cerebro?

Así como también:

  • ¿Por qué prestamos atención?
  • ¿La motivación es importante?
  • ¿Nuestro entorno es importante?
  • ¿La alimentación afecta el funcionamiento de nuestro cerebro?

Otra forma de entender un poco mejor el funcionamiento de nuestro cerebro consiste en explicar brevemente, de qué se encarga cada hemisferio cerebral:

  • Izquierdo: Encargado del procesamiento algorítmico que maneja información detallada y exacta permitiendo el análisis y cálculos matemáticos.
  • Derecho: Encargado de la memoria, percepción espacial, sensorial. Relacionado directamente con la intuición, lo subjetivo, los sentimientos y la parte creativa.

Si bien, nos puede parecer que cada hemisferio funciona por separado, éstos llegan a funcionar como un todo, sin embargo, las personas suelen desarrollar más un lado que otro.

Por lo tanto, se hace necesario que los estudiantes sean capaces de desarrollar ambos hemisferios al mismo tiempo para aprovechar al máximo sus cualidades.

Como resultado, la neurociencia abre un abanico extenso de posibilidades para los docentes, suponiendo grandes cambios en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Además se busca que el estudiante deje de ser únicamente receptor y sea capaz de producir su propio conocimiento-aprendizaje, entiendo, la importancia de educar a través de las emociones.

La sociedad actual está inmersa en la era de las nuevas tecnologías, los profesores deben ser formados para aprender y comprender las TIC así como innovar en un proyecto educativo que motive a los estudiantes a ser actores principales en su proceso enseñanza-aprendizaje.

Cómo ser mejor docente gracias a la neurociencia

¿Deseas seguir aprendiendo?. Te invitamos a leer el siguiente post: 8 tendencias que impactarán en el diseño web 2023