Seleccionar página

“Big Data” es uno de esos términos que solemos escuchar a diario, en cualquier cantidad de contextos, pero pocos saben definir realmente de qué se trata. ¿A qué nos referimos cuando hablamos de Big Data?, resumidamente, es el procesamiento de volúmenes de información tan grandes que no pueden ser analizados mediante las tecnologías y técnicas de análisis de datos convencionales. Esta tendencia tiene poderosas implicaciones en el presente del comercio electrónico internacional, pero las consecuencias a futuro son las que verdaderamente se pierden de vista.

La información generada a través de los diferentes dispositivos electrónicos conectados, las redes sociales, sensores, archivos de audio y vídeo que se generan a todo momento, interacciones entre las personas y las páginas web, patrones de visitas, de compras… todos estos elementos conforma un espectro informativo, permanentemente en crecimiento y diversificación, que nos permiten, al analizarlos e interpretarlos acertadamente, crear perfiles detallados sobre nuestro público objetivo con una precisión nunca antes vista.

Esto ha creado para las compañías, especialmente para las de comercio electrónico internacional, una imperiosa necesidad de desarrollar y aplicar estrategias y tecnología que sea capaz de gestionar esta inmensa cantidad de información, en un tiempo limitado que haga práctica y factible su utilización, y en definitiva, pueda ocupar un lugar clave en la toma de decisiones.

Big data,  transformando el comercio electrónico internacional

El e-commerce es un campo que apenas ha comenzado su expansión y ya está presente en muchos aspectos de nuestras vidas. Cada vez más transacciones comerciales se hacen a través de esta clase de plataformas, por lo que se puede asegurar que sin duda es un sector al que no se la avizoran límites, y por ende, tampoco a la cantidad de datos e información que pudiera generar en el futuro.  Cada vez la necesidad de almacenamiento y análisis crecerá al mismo tiempo que los volúmenes de la misma.

Otra implicación, es que el  número de tiendas y platafarmas de E-commerce también crecerá, por lo que en muy poco tiempo tendremos necesidades claras de recortar gastos y aligerar costes operativos. Trabajar eficientemente con Big Data nos permitiría ahorrar esfuerzos y dinero.

El comercio electrónico internacional, está dominado por plataformas como Amazon, AliBaba y Ebay que hacen un uso integral del Big Data para personalizar las experiencias de compras de todos sus clientes. La cantidad de información que manejan todos los días es abrumadora, pero al mismo tiempo es la que les permite destacarse sobre sus competidores. Quizás no aspiremos a crear una compañía de semejante tamaño, pero negocios Ecommerce  de tidis kis tamaños pueden beneficiarse del Big Data alcanzando:

  • Dinamizar precios: como en cualquier mercado, el ecommerce posee mucha competencia interna, por lo que saber ofrecer precios competitivos es vital para el éxito de un negocio de comercio electrónico internacional. Los usuarios hacen un balance entre calidad del producto y precio de compra, y los que les resultan más equilibrados son los productos que terminan siendo adquiridos. Gracias al Big Data, pudieras analizar el proceso de selección de precios de tu competencia, y las costumbres de compra de tu target, y de esta forma crear una estrategia de precios dinámica, que le ofrezca a los consumidores el mejor precio en el momento indicado, permitiéndote al mismo tiempo potenciar tus ganancias.
  • Atención al cliente: un negocio de comercio electrónico internacional puede también recopilar Big Data referente a la opinión que tienen los consumidores sobre sus productos y servicios. Usando esta estrategia, puedes desde recopilar toda la información generada sobre tu compañía en muchas páginas de reviews y opiniones, hasta identificar un comprador en diferentes plataformas, y verificar cuáles patrones de quejas se repiten para así darles una solución oportuna. De igual forma, conociendo sus costumbres de compra, pudieras ofrecerles productos que son más propensos a comprar cuando regresen a tu página.
  • Ofertas: la personalización en la experiencia de compra es una de las grandes virtudes de las plataformas más grandes de comercio electrónico internacional. Y se basan en el Big Data. El Big Data permite determinar las preferencias de las personas que se inscriben en nuestra página, para ofrecerles artículos en los que ya se han interesado en el pasado, ofrecerles descuentos personalizados o anuncios adaptados a ellos.
  • Tomas de decisiones sustentadas en Big Data: la dirección de una compañía, sea del tipo que sea, es un proceso peliagudo, por lo que necesitamos toda la ayuda que podamos alcanzar. El Big Data es un sustento poderoso para que tomemos decisiones certeras, sustentadas en las últimas tecnologías de análisis de datos, tendencias y patrones: en definitiva, información de calidad y no meras corazonadas y presentimientos.

Si estás interesado en potenciar las ganancias y relevancia de tu negocio de comercio electrónico internacional, es necesario que desde ya comiences a implementar estrategias basadas en Big Data. Es una importante ventaja competitiva que no debes subestimar.

 

Máster en Marketing y Compra venta Internacional