Con el paso del tiempo, muchas personas cuando alcanzan una edad avanzada, suelen manifestar que su agilidad ha disminuido al igual que su fuerza. Cabe destacar que esto es común cuando una persona ya es mayor. Sin embargo, esto se puede mejorar a través de una actividad física y cognitiva para personas mayores. Actividades y ejercicios que los ayudarán a mantener sus destrezas o incentivar el movimiento en los mismos. Una práctica de valor para mejorar la salud física y mental de las personas mayores. Por esta razón en este post te comentaremos más sobre la planeación de actividad física para adultos mayores.

 

¿Para qué sirve la actividad física y cognitiva para personas mayores?

Se podría decir que estas actividades son una forma de manejar el envejecimiento. Puesto que esta afección produce un desgaste físico, como en la musculatura y los huesos, disminuyendo las capacidades motoras. Asimismo, también genera este efecto en las capacidades cognitivas de los adultos mayores. Ahora bien, una forma sencilla de combatir esto es a través de la actividad física y cognitiva para personas mayores. Porque se utilizan ejercicios físicos, actividades de ocio y recreación que contribuyen a la mejora de sus capacidades y la ralentización de estas consecuencias.

Cabe destacar que existen diversas actividades cognitivas para adultos mayores con diferentes tipos de propósitos, según las necesidades de cada persona. Aún así es importante resaltar que una persona no necesariamente necesita padecer de alguna enfermedad o atravesar una situación para hacer estas actividades. Estos ejercicios y tareas son labores recomendadas para combatir o mejorar el deterioro físico y psicológico que son causados por la vejez.

Siendo un beneficio para que ellos puedan mejorar su condición actual y mantener un estilo de vida similar al que tenía unos años atrás. O al menos contribuir a que los mismos se sientan más a gusto. Y se adapten fácilmente a cambios para que esta situación sea más fácil de sobrellevar.

¿Te interesa trabajar y ayudar a las personas mayores haciendo actividades lúdicas y recreativas?. En nuestro curso de Actividad Física con Personas Mayores aprenderás a hacerlo mientras contribuyes a la conservación de su salud y bienestar.

 

¿Cuáles son los tipos de envejecimiento que existen?

Para comprender mejor cuál es el objetivo de la actividad física y cognitiva para personas mayores. A continuación te mencionaremos los cambios ocasionados por el envejecimiento que se pueden mejorar con estos ejercicios:

#1. Envejecimiento normal o primario:

Se refiere a los cambios producidos en las personas de edad avanzada, los cuales afectan a todas las personas y son progresivos. Estos afectan tanto en el estado físico y mental de la persona. Entre los más comunes destacan:

    • El encanecimiento del cabello y vellos.
    • Disminución de la fuerza muscular y resistencia.
    • Baja respuesta sexual.
    • La menopausia.
    • Pérdida de memoria a corto, mediano y largo plazo.
    • Disminución en las capacidades sensoriales.

#2. Envejecimiento secundario:

Son aquellos producidos por factores externos, el ambiente, enfermedades o consecuencias de un mal cuidado personal. El envejecimiento secundarios en algunos casos se considera que se puede prevenir. Sin embargo, cada situación es diferente al igual que las condiciones y motivaciones que llevaron a las situaciones que ocasionaron estas consecuencias. Este tipo de envejecimiento se asocia a:

    • Mala alimentación.
    • Poca actividad física.
    • Enfermedades (como el cáncer).
    • Factores ambientales.

#3. Envejecimiento terciario:

En este caso los cambios ocurren cuando la persona ya está cerca de fallecer. En su mayoría esto abarca la pérdida de las capacidades cognitivas y psicológicas.

Es de importancia destacar que se considera que estos tres tipos de envejecimientos están conectados. Puesto que el envejecimiento primario y secundario por lo general es lo que antecede al terciario, aunque este último es mucho más rápido y abrupto en algunos casos. Aunque en el caso del secundario debido a que sus consecuencias son aún más negativas, suele acelerar la llegada del envejecimiento terciario.

Actividad física y cognitiva para personas mayores

¿Qué tipos de ejercicios de estimulación física (adultos) son los más recomendados?

En el caso de que el objetivo de mejorar la condición física, te presentamos los tipos de ejercicios para adultos mayores más recomendados:

  • Realizar actividades aeróbicas por varios minutos, combinado con sesiones cortas. Aún así dependiendo de la edad de la persona y su condición física debe consultar a un especialista en el área, la duración y los tipos de ejercicios, para conseguir buenos resultados.
  • Ejercitar las destrezas motoras haciendo las actividades del hogar, tomando en cuenta sus posibilidades y limitaciones.
  • Prácticas juegos en los cuales las personas deban movilizarse y utilizar diferentes partes del cuerpo.

¿Cuáles son los ejercicios que promueven la estimulación cognitiva para adultos mayores?

Por otra parte, en el caso de que el objetivo sea mejorar las capacidades cognitivas y psicológicas, estas tareas son las ideales:

  • La lectura y escritura estimulan el razonamiento y la memoria.
  • La caligrafía, el tejer y bordar contribuyen a la motricidad fina.
  • Hacer juegos como crucigramas y sopas de letras para poner en práctica el lenguaje.
  • Realizar sudokus para poner en práctica el razonamiento lógico-matemático.
  • Practicar juegos de mesa de diversas índoles para estimular el razonamiento.
  • Hacer actividades o juegos donde se deba interactuar con otras personas. Porque el socializar motivará a la persona a expresarse y conversar, lo cual es convenientes para mantener una buena autoestima.

¿Cuáles son los beneficios de la actividad física y cognitiva para personas mayores?

Para determinar de una forma más sencilla los beneficios de la actividad física y cognitiva para personas mayores, te mencionaremos los logros que estas labores conseguirán en la persona:

  • Incrementa el autoestima.
  • Ralentiza el deterioro cognitivo y físico.
  • Aumenta las capacidades cognitivas, como la atención, la memoria y el lenguaje.
  • Motiva a la persona a socializar, comunicarse y practicar la escucha activa.
  • Disminuye el nivel de estrés. Puesto que la persona suele tener esta sensación cuando no se siente útil o deben hacer las cosas por el/ella.

Como verás, estas actividades pese a ser comunes o sencillas de hacer, muchas veces son un reto para las personas mayores. En consecuencia, esta labor será un reto que los llenará de motivación y alegría si logran superarla y hacerla un hábito. Siendo este un gran beneficio porque la iniciativa es altamente importante para realizar estas actividades que dependiendo de cada persona tendrá una dificultad diferente.