Eva Afonso Alonso

Ha quedado claro que para toda empresa es esencial tener presencia en las Redes Sociales, y para ello debes contar con un Social Media Plan en el que se describa los puntos esenciales de tu estrategia en las redes, y que deberá estar incluido en el plan general de marketing de la empresa.

 

Definición

El Plan de Social Media es un documento que recoge de forma detallada el análisis de la presencia de tu empresa en las redes y las acciones que conformarán tu estrategia en las mismas con el fin de mejorar la imagen y la reputación de tu empresa en Internet.

 

¿Por qué necesitas un Social Media Plan?

Un Social Media Plan te ayudará a definir qué estrategias debes seguir y qué acciones tomar para poder alcanzar los objetivos que establezcas como meta para tu empresa, tales como aumentar las ventas, el número de visitas a tu página web, mejorar tu posicionamiento SEO… Con un plan de Social Media bien estructurado y realizado conseguirás obtener los resultados que te has propuesto y podrás controlar y comprobar la evolución de tus objetivos y realizar cambios de forma rápida si fuera necesario.

Además, la elaboración de este documento otorgará otras ventajas a tu negocio, destacando entre las mismas el que te ayudará a crear, definir y comunicar de forma clara tu identidad de marca. Es importante destacar que si estás publicando y trabajando con tus Redes Sociales sin contar con un plan de Social Media, estás cometiendo un tremendo error. Publicar por publicar sin un objetivo no tiene ningún sentido, ya que si no has definido tus objetivos y establecido una estrategia para lograrlos, muy difícilmente los alcanzarás y te resultará mucho más difícil de analizar lo que está sucediendo en tus redes y como consecuencia en tu web.

 

Pasos a seguir para crear un Social Media Plan

Vamos a ver aquí todos los pasos que hay que seguir para realizar un Social Media Plan para tu empresa o negocio desde cero.

Briefing

Antes de empezar a redactar cualquier plan de Social Media, hay que realizar un briefing, es decir, recopilar en un documento toda la información imprescindible que necesitamos relacionada con la empresa para poder comenzar a planificar y ejecutar el proyecto, y en el que también se recoja las necesidades y deseos del cliente.

Esta toma de contacto servirá para conocer mejor a nuestro cliente y sus expectativas y nos permitirá hacernos una idea general sobre el trabajo que nos espera. El contenido de este documento tendrá:

• Objetivo

Debe quedar claramente definido el objetivo de la campaña ya que condiciona todos los planteamientos y estrategias a seguir.

• Clientes

Es importante que quede definido ya que influye en el estilo, diseño y características del proyecto.

• Descripción de la empresa

Es necesario conocer las características de la empresa y conocer los valores de la misma.

• Necesidades

Es bueno conocer las necesidades que la empresa cree tener para tenerlo en cuenta a la hora de plantear el proyecto.

• Condiciones

En algunas ocasiones puede haber limitaciones o condiciones en el desarrollo del proyecto y es necesario conocerlas.  

• Presupuesto

En caso de que haya un presupuesto establecido para abarcar el proyecto es necesario reflejarlo.

• Timming

Es muy importante tener en cuenta cuáles son los plazos de ejecución del proyecto.

Análisis de la situación

Es necesario realizar tanto un análisis interno como externo de la situación, así como un análisis de la competencia. Por un lado se hace necesario analizar cuál es la propia situación actual de la empresa con el fin de conocer cuáles han sido las estrategias realizadas hasta el momento y conocer su situación. 


Con el fin de diseñar la estrategia en la que se basará la compañía para afrontar su futuro a corto, medio y largo plazo se suele realizar un análisis DAFO de la empresa para establecer las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de la organización. Esto permitirá establecer acciones centradas en mejorar los aspectos negativos y, por supuesto, potenciar los positivos.

  •  Las Debilidades y las Fortalezas a nivel interno.
  • Las Amenazas y Oportunidades a nivel externo.

Es importante también realizar un análisis de la competencia, puesto que esto es esencial dentro de tus estrategias para Redes Sociales. Analizar a tus competidores no solo servirá para conocerlos mejor y saber qué están haciendo y cómo les va , sino que también te ayudará a saber en qué punto te encuentras respecto a ellos, y poder tomar decisiones que te ayudarán a mejorar el potencial de tu estrategia en Social Media.

Tu público objetivo

Es importante analizar y profundizar en el target de la empresa,  si conoces a la perfección a tu cliente o clientes ideales podrás darles contenido de valor y crear productos y servicios a su medida.

Hay que crear tu buyer-persona, es decir la representación ficticia del cliente o clientes ideales para tu empresa y servicio o producto basada en datos reales sobre el comportamiento y las características demográficas de tus clientes, así como en una creación de sus historias personales, motivaciones, objetivos, retos y preocupaciones.

Objetivos

Evidentemente antes de empezar cualquier tipo de estrategia es muy importante tener claros cuáles son los objetivos a conseguir. Sin saber qué queremos conseguir con nuestras acciones, no llegaremos muy lejos.

Los objetivos que puede tener cada empresa a la hora de trabajar sus Redes Sociales pueden ser muy diversos, algunos de los más comunes son:

• Presencia en Redes Sociales.

• Conectar con el consumidor.

• Captación de nuevos clientes.

• Ampliar su cuota de mercado.

• Conocer a sus clientes.

• Mejorar la atención al cliente.

• Dar a conocer sus productos.

• Fomentar la idea de calidad a precios asequibles.

• Potenciar su marca.

• Engagement.

• Fomentar el concepto de cercanía.

• Mejorar su posicionamiento en la red. • Etc…


Recordar que estos objetivos deben estar siempre alineados con los objetivos generales de tu empresa y deben responder al acrónimo SMART, es decir deben ser específicos, medibles, alcanzables, realistas y temporales:

• Specific-Específicos: Los objetivos deben ser claros, simples y definidos.

• Measureable-Medibles: Los objetivos deben de poderse medir, por lo que te  interesan objetivos que tengan una métricas que puedas seguir.

• Achievable-Alcanzables: Los objetivos que te marques deben ser posibles de alcanzar de acuerdo con tu situación  y tus recursos.

• Realistic-realista: No servirá proponerse vender o prestar servicios a los que no tienes capacidad de atender.

• Time Bound-a tiempo: Cada objetivo necesita un marco de tiempo, y es fundamental que te marques un pequeño calendario.

Importante recordar aquí que los objetivos deben ser medibles y que los ‘Key Performance Indicators’ serán los que nos ayuden a realizar esas mediciones. Los KPIs son importantes de establecer cuando se desarrollan proyectos con objetivos específicos, ya que permitirán medir y cuantificar los resultados.

Define tus Redes Sociales

En un plan de Social Media es básico definir qué canales vas a utilizar, elegir las redes que te servirán para conseguir los objetivos que te has marcado como meta y que mejor se adaptan a las características de tu negocio. A la hora de seleccionar qué redes son las más apropiadas debes elegir la cantidad más ajustada posible de canales acorde al dimensionamiento de la labor a realizar y siempre teniendo en cuenta cuales son tus objetivos, la naturaleza de tus productos o servicios y tu target o público objetivo. 

Diseño de la estrategia

Después de haber establecido los objetivos el siguiente paso será establecer qué estrategias nos ayudarán a alcanzarlos. Las estrategias definirán la forma en que vamos a conseguir alcanzar cada uno de los objetivos definidos, pudiendo darse a la vez estrategias diferentes para la consecución de un único objetivo.

Se debe planificar la actuación en cada uno de los canales que elijas:

• Define el lenguaje a utilizar y el tono y el estilo que vas a emplear en tu comunicaciones.

• Define la periodicidad de las publicaciones.

• La estrategia de contenidos de las publicaciones.

• Las posibles promociones, concursos o eventos para acercar el cliente a la marca.

• Fechas importantes de las que te puedes valer para preparar acciones o adecuar tus contenidos.

• Presupuesto dedicado a cada partida.

• El nivel y frecuencia de comunicación entre los usuarios y la marca.

• El uso de campañas sociales.


Es aquí es donde entran en juego los KPI’s, las métricas que te ayudarán a identificar el rendimiento de una determinada acción o estrategia, y te indicarán el nivel de desempeño en base a los objetivos que se han fijado. Hay que definir bien los KPI’s que vas a utilizar con el fin de poder analizar las acciones que realices y el comportamiento de tus seguidores. 

Plan de Crisis

Para poder gestionar de manera eficiente y rápida los posibles momentos de crisis se hace necesario preparar unas líneas de actuación. Elaborar un plan para el control de la reputación online es la mejor manera de controlar y prevenir una posible crisis. Este plan debe estar hecho antes de iniciar el camino en las Redes Sociales, y hay que tener en cuenta que una crítica puede derivar en un usuario satisfecho y, en definitiva, en un beneficio para tu empresa. Se seguirán los siguientes pasos para evitarlas y gestionarlas:

• Anticipación:

Monitorizar qué se dice sobre tu empresa y tus productos o servicios y dónde ocurre, para advertir cualquier problema y poder reaccionar a tiempo.

•  Prever escenarios:

Establecer las diferentes situaciones de crisis a las que tu empresa es posible que se enfrente y desarrollar los parámetros de respuesta.

• Capacidades y recursos:

Establecer la persona responsable Social Media y/o de atención al cliente.

• Equipo de gestión:

Definir el equipo para la gestión de las crisis y un portavoz: Propietario, director general, director de marketing, SMM, CM, atención al cliente…

• Mensajes:

Elaborar los mensajes a transmitir en caso de cualquier situación o hecho que pueda ser perjudicial para la marca.

• Tiempo de respuesta:

Establecer el tiempo de respuestas, retrasarse en la respuesta u ocultar información puede causar incluso más daño que la crisis inicial.

Pon en marcha el plan

Después de tener el análisis previo de tu marca y de tu competencia, de haber escogido que redes serán las más efectivas para tu estrategia y tener bien definidos tus objetivos y la estrategia a seguir, es el momento de crear tus perfiles sociales, si aún no los tienes, y comenzar a realizar las acciones previstas.

• Perfil:

Se debe crear un perfil de empresa con el que administrar la página de seguidores. Este será el último paso antes de empezar a alimentar las redes. Debe tener el logo de la empresa, una buena imagen de perfil, una breve descripción teniendo en cuenta palabras claves y servicios y datos necesarios como direcciones, teléfonos, horario, página web y activación de la Geolocalización. 

• Publicación de los primeros artículos y posts.

Presentación y bienvenida.

• Botón de seguimiento en la web

Poner el botón de seguimiento de la empresa para las diferentes redes en la página web o blog. Posibilita hacerse fan de la página de Facebook de la e-commerce sin necesidad de salir de la web.

• Conecta el blog con las redes

El blog atrae visitas y como los clientes ya conocen la empresa están más predispuestos a seguirla en las diferentes redes.

• Enlace en la Firma del Email

Muy útil, considerando las amplias posibilidades  de que los correos se reenvíen de una persona a otra.

• Invitación

Establecer un plan para el envío de una invitación. Debe aprovechar la comunidad a tu alcance.

• Actualización

Mantener siempre las redes actualizadas con contenidos nuevos.

• KPIS’s

Usuarios nuevos, usuarios, duración media de la sección y páginas, sesiones, tiempo en la página, número de visitas a páginas, porcentaje de rebote… 

Sigue y mide el éxito

Después de haber puesto en marcha las estrategias de interacción en tus Redes Sociales y haber atraído tráfico hacia tu sitio web, debes de comenzar a medir y así poder crear informes detallados de tu Ecommerce. Esto es muy importante porque puedes medir el éxito de tus estrategias, o también comprobar que no se están alcanzando los objetivos deseados y poder entonces establecer acciones alternativas que reconduzcan la situación.

Desde Social Media Eva "SME" te puedo ayudar, a través de la correcta utilización de las Redes Sociales, en el crecimiento de tu empresa y tu marca. Para más información no dudes en preguntarme.